Welcome Home

La de hoy es una de esas películas que es un misterio difícil de comprender. Es decir, para hacer una película hace falta dinero y quien lo pone, debe hacerlo como una inversión y esperará a cambio algo, aunque con la película de hoy, parece que iban a tener cuantas más perdidas mejor para desgravar impuestos o algo así, porque es que no hay otra explicación. Se trata de algo titulado Welcome Home que al parecer los holandeses hemos tenido el dudoso privilegio del estreno universal y no creo que llegue a España en cines, como mucho la tarde de domingo en AntenaTriste como mucho y con el título de truscoluña no es nación.

Una pareja de julays se van a la Toscana a follá y salen bien jodidos

Una pareja fastuosa o algo así alquila un casoplón en la campiña italiana supuestamente para pasar tiempo juntos y arreglar su matrimonio, su relación o lo que fuera. Resulta que tienen un vecino como rarito, super-servicial pero más puñetero que una mosquito cojonero que incrementa las fricciones entre los dos y cuando todo va de puto culo y cuesta abajo, el chamo monta un pitote para destruir la relación y quedarse él con la pava o algo así.

Vamos, que si el guionista separa la boca del rabo que estaba mamando y presta atención a lo que escribía se hubiese dado cuenta de la cantidad ingente de gilipolleces que puso. Igual mérito tuvo encontrar a un director estúpido o retrasado profundo, que no supo apreciar que el guión era una mierda y después todo fue buena voluntad y encontrar un par de estómagos agradecidos que con un cheque se prestan a cualquier cosa y ahí aparece un tal Aaron Paul que parece haber sido famosillo en su día en una serie pero que lo de actuar le vino grande y ahora es como una calcomanía patética y renquea por la pantalla diciendo estupideces y sin conseguir aparentar creerse ni una sola de las líneas que dice. A su lado pusieron a una tal Emily Ratajkowski que seguramente se traga los rabos hasta los pelos de los güevos pero cuando le pones la cámara delante, es que los espectadores escuchábamos a Chiquito de la Calzada gritando en la sala No pueeeeeedo, no pueeeeeeeedo, pecaoooooooooooooooooor, que mira que la tía es mala, esa se mete en una embajada de Arabia Saudita y la trocean y la ponen en la barbacoa en los primeros veinte minutos. Las escenas en el pueblo son patéticas, la verbena es deleznable, el montaje sexual, que lo hay, es terrible y el final te dan ganas de pegarte un tiro o quizás hasta dos de gofio y acabar con tu propio sufrimiento. Esto es una puta mierda del copón, una bazofia creada para emponzoñar las pantallas de cine en las que la ponen.

De estrenarse en España, no me extrañaría nada si arden los cines a los que obligaron a ir a los miembros del Clan de los Orcos. Esto puede provocar un derrame cerebral severo a cualquier sub-intelectual con GafaPasta despistado al que se le ocurra ir a verla.

Una respuesta a “Welcome Home”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.