Wiener Rathaus

El edificio del ayuntamiento de Viena es sencillamente espectacular y la única pega que se le puede poner es el de la palabra ayuntamiento en alemán, Rathaus, que suena más bien a concentración de truscolanes que hay que exterminar con armamento químico pero-que-ya. El edificio se construyó en 1872 en estilo neogótico. La torre central tiene noventa y ocho metros de altura y los últimos tres metros y medio son de la estatua Rathausmann, hecha de hierro y que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad. El edificio se restauró en el 2012 y seguramente por eso luce tan fabuloso y fantástico.

Una respuesta a “Wiener Rathaus”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.