Wo-Tu-Sí

Wo-Tu-Sí, Wo-Tu-Sí … como diría uno de los colegas del país de los amarillos que trabajó en Holanda conmigo hace unos años, hoy he cerrado uno de los capítulos más inciertos en mi vida y miserias. Tras dudar, re-dudar, no estar seguro, pensármelo, repensármelo y Dios sabe qué más, hoy he tirado los dados y ha salido que este año vuelvo a las FILIPINAS por segunda vez. He estado entre ir y no ir, cambiar de país o no y al final elijo el país del sureste de Asia que más me ha gustado con diferencia. Por supuestísimo, llevaba controlando los precios de los billetes desde noviembre y aunque no he pillado la mejor oferta, tampoco me puedo quejar. Hay un cambio significativo con otros viajes. Esta vez no paso por Kuala Lumpur, voy indirectamente a Manila y regreso desde allí y entre pitos y flautas, apuro al máximo la cantidad de días que pasaré en ese país y combinándolo con días festivos en Holanda y demás estaré veintitrés noches por allí con lo que podré ir a un montón de islas y cosas que no hice en mi primera visita. Otra cosa nueva es que volaré a través de China, en un viaje rarísimo que me lleva desde Amsterdam a Chengdú, desde esta ciudad a Cantón y desde allí a Manila y regreso yendo de nuevo a Cantón y de allí a Frankfurt para completar el circuito en Amsterdam.

Volviendo al inicio del texto, ahora viene el Wo-Tu-Sí, Wo-Tu-Sí, o ¿Qué ver?¿Qué ver? Tengo que comprarme otra vez la guía del país y empezar a mirar zonas aunque la señora del lugar en el que me quedé en Boracay me dio unas cuantas ideas muy pero que muy interesantes. Después de las fotos de Vietnam, creo que comenzaremos la de las Filipinas y será la más espectacular de todas las habidas y probablemente por haber.

En fin, que al menos hasta finales de mayo, mi vida está más o menos organizada.

Una respuesta a “Wo-Tu-Sí”

Comentarios cerrados.