X-Men: Primera Generación – X-Men: First Class

X-Men: Primera Generación - X-Men: First ClassGracias a mis enormes carencias intelectuales y a que no toco un libro ni borracho para que no me de la alergia al polvo, además del mal yuyu de saber que para hacerlo asesinaron cruelmente e un árbol, yo vivo feliz como una lombriz en mi universo de películas destinadas a convertirse en el taquillazo del verano que al final no logran. Este año, además de muy buenas películas, estamos teniendo más segundas, terceras, cuartas o quintas partes que nunca y en este caso, se trata de una de esas series que por culpa de la extrema longevidad de mi bitácora ya ha recalado por estas tierras en dos ocasiones. En el año 2006 teníamos X-Men: The Last Stand ? X-Men: La decisión final, la tercera parte de la saga original y una película que vi hace tantos años que ni Genín comentó en la misma y mira que el no se pierde una anotación. Después decidieron hacer una especie de spin-off y vino X-Men Origins: Wolverine ? Lobezno y ahora parece que retrocedemos a lo George Lucas y tenemos una precuela de antes que si dijéramos y que se llama X-Men: First Class y en España se estrenó como X-Men: Primera Generación.

Un montón de julays frikis llegan a la semifinal del Supervivientes del más acá de Vecindario

Como ya sabíamos casi todo, ahora reculamos en el tiempo hasta la época de la Guerra Fría y la crisis de los misiles con Cuba. En esa época, el gobierno americano comienza a entrenar a un grupo de jóvenes mutantes que tienen un montón de ilusión y fantasía y que van de buen rollo como los de la ceja hasta que se les tuerce la cosa (que no la ceja) y acaban poco menos que a hostias unos con otros.

Reconozco que con el trailer yo ya me temía lo peor y la fui a ver después de regresar de vacaciones y en el último día que la daban en Utrecht. Nada más comenzar la película me atrapó con una historia que se centra más en la amistad, en las relaciones entre los jóvenes y aunque hay efectos especiales y todos tienen sus poderes, no están ahí para alienar a los actores sino para mostrar una de las muchas facetas de su vida. Al frente del equipo están James McAvoy que hace de Profesor X y un soberbio Michael Fassbender que acabará como Magneto. Este último actor consigue robarle el protagonismo a todos los demás, brilla como una supernova y es lo mejor de la película. La trama está bien lograda, no se hace pesada, para los sub-intelectuales como yo que usaríamos los cómics para ahorrar en papel higiénico y no te vas con la sensación de haberte perdido la mitad de la misa por no conocer este universo muy bien. Merece la pena nombrar también a Kevin Bacon, que hace de malo malísimo y que se debe conservar en formol porque no aparenta los cincuenta y pico tacos que tiene, que hay que recordar que este era el tío de Footloose

Obviamente esta es una película veraniega y se ajusta perfectamente a ese papel. No encontrarás obscuras referencias intelectuales ni la música puede provocar somnolencia. Es entretenimiento, con altas dosis de acción, con efectos especiales a mandoble y con un equipo que logró un producto bastante bueno.

Si has visto las anteriores esta no la deberías dejar de pasar ya que es mucho mejor que las dos anteriores. Asómate a la ventana y aúlla para convocar al clan de los Orcos y así vas a verla con todos ellos e incluso las lobas a las que les ponéis la pierna encima.

08/10

2 respuesta a “X-Men: Primera Generación – X-Men: First Class”

  1. Pues yo reconozco ser X-Men-fan….. hoy toca el Resacón II, otro día esta, que ha sacado menos nota.

Comentarios cerrados.