Y allá al frente, Malasia y Estambul ??

La semana pasada me planteaba lo que quería hacer este año mientras tomaba el sol en la playa. Era una de esas tareas que se maceran en algún recóndito lugar de tu cabeza sin que les prestes demasiada atención. El viernes volaba de vuelta a casa y las cosas comenzaban a encajar, las manecillas de mi brújula interna se decantaban por un destino. Durante el fin de semana compré un par de guías de viaje en Amazon y hoy he adquirido mi billete de avión. Durante dieciocho días de mayo estaré en Malasia, ese país que en los anuncios de la CNN y Discovery Channel siempre decían que es Truly Asia, el lugar en donde se funden las culturas malayas, china, india y la de varios grupos indígenas de la isla de Borneo. Aún no sé ni lo que veré ni en donde me quedo pero tampoco me preocupa, seguro que mi ángel de la Guarda se encargará de hacer que las cosas salgan bien.

Buscando lugares exóticos y otras culturas para descubrirlas y disfrutar de ellas iré también a Estambul aunque aún no sé cuando. Mi amigo el Turco me jura por las bragas de la Rosaura que ya me ha perdonado por no ir a su boda y que no tratará de asesinarme o enviarme a algún campamento de kurdos mientras visite el país. Por si las moscas lo haré después de las vacaciones malayas. Con esto mi agenda primaveral toma forma y se presenta como una montaña rusa llena de rincones variados. Por primera vez en todos los años que llevo en los Países Bajos, creo que me saltaré una de mis visitas a España y en su lugar les diré a mis padres que se vengan y quizás nos plantemos en Roma, ciudad a la que me gustaría volver o en Londres, poblacho que aún tengo que descubrir.

Mi limitada visión del mundo no me permite ver lo que pasará más allá del próximo verano y por suerte esa ceguera no me desvela. Después de mis vacaciones me la trae al fresco si se hunde el mundo y la crisis nos devora a todos. A ver quien es el bonito que me quita lo bailado. Lo único que podemos hacer con el dinero es disfrutarlo, vivir todas esas cosas que nos harán más felices y aprovechar ese lugar privilegiado en lo alto de la ola para llegar lo más lejos posible. Los relatos de grandes viajes que podremos leer por aquí este año sucederán en el otro lado del mundo, a más de diez mil kilómetros de distancia de donde vivo.

Actualización: Ya tengo mi billete para Estambul, será un par de semanas después de volver de Malasia.

6 opiniones en “Y allá al frente, Malasia y Estambul ??”

  1. Eso es..¡ Que te quiten lo bailao!
    Toda mi vida he pensado así, y mira, no me ha ido tan mal, al menos he restregado el culo por medio mundo…
    Salud

  2. Qué guay, Asia! Pues claro disfruta, eso que te llevas, nunca se sabe lo que puede pasar. A mí me ha salido algo inesperado de un par de días solamente, me lo estaba pensando, pero creo que definitivamente lo voy a hacer.

  3. ale, las cosas hay que pillarlas según llegan que siempre queda tiempo para curarse las heridas si sale mal, pero al menos es mejor que lamentarse toda una vida por las oportunidades perdidas.

    Waiting, te lo vas a perder. De este viaje podías haber sacado por lo menos cuatro anotaciones cursis o quizás hasta cinco.

  4. Enhorabuena, quizás esté por aquí y todo cuando vengas, te envío tips en cuanto pueda, ya estoy haciendo amiguitos otra vez, seguro que me comentan cosas.

Comentarios cerrados.