Yo lo conozco

Cualquiera que siga casualmente esta bitácora sabe que la fotografía está en el corazón de la misma. Viajo, hago cosas, visito lugares y siempre capturo esos instantes para disfrutarlos durante muchos años. No suelo prestar demasiada atención al aspecto técnico y aunque me gusta tener un buen equipo y me gasto dinero en mi cámara y en mis objetivos lo hago únicamente porque la tecnología, te digan lo que te digan, cuanto mejor es mejor captura aquello que quieres. Con mi naturaleza caótica no he terminado de encontrar aquello en lo que especializarme a la hora de hacer fotos. Hoy puedo estar en Estambul maravillado en una iglesia y mañana tirado en el suelo flipando con unas setas, al otro fotografiando un plato de comida y en unos meses eligiendo tulipanes o haciendo cientos de fotos para crear una cutre-película. No hay un campo en el que me gustaría especializarme o al menos no lo he descubierto aún.

Uno de mis amigos, el Moreno, siente una auténtica pasión por las aves y particularmente por los búhos y lechuzas. El año pasado fue el que me embarcó en la aventura de las águilas marinas de cola blanca en Polonia y este año quería que lo acompañara a otro lugar pero las fechas coincidieron con mis vacaciones en Gran Canaria de junio y no pudo ser. A él le gusta mandar algunas de sus fotos a concursos y ya ha ganado en alguna ocasión.

Este año envió una selección a una revista de naturaleza holandesa en la que el premio, además de algo de dinero, era que tus fotos fueran seleccionadas para la agenda anual que confeccionan y que mucha gente compra. Ya sé que lo de la agenda es un concepto desconocido para los españoles pero en el resto del mundo la gente planifica su vida y usa esa herramienta continuamente. En mi caso, yo prefiero la agenda digital y mis tres calendarios están compartidos con diferentes personas que pueden añadir o editar eventos y que me ayudan a saber que mañana una amiga mía viene a cenar a mi casa, que el miércoles he quedado con otros colegas, el jueves iré a cenar con un tercer grupo y también me soplan las fechas de los cumpleaños de los conocidos o los días que he de pagar a la señora de la limpieza. La portada de la agenda de grasduinen de este año es la siguiente:

Grasduinen natuuragenda

Grasduinen natuuragenda, originally uploaded by sulaco_rm.

La foto que seleccionaron es de mi amigo el Moreno, una preciosa imagen de un martín pescador que se sacude la cabeza cuando le caen las gotas de la lluvia. Curiosamente, el día que hizo esta foto yo estaba con él. Habíamos ido a Oostvaardersplassen y aunque llovía cuando fuimos al refugio para fotografiar aves tuvimos suerte y el pájaro se acercó al lugar. Los que tienen memoria elefantiásica hasta recordarán que en octubre del año 2008 ya vimos al martín pescador que aparece en esa agenda en la anotación Cuando llueve no es tan fácil cazar.

Huelga decir que mi amigo el Moreno está como un pavo por el hecho de que su foto fue seleccionada para la portada de la agenda y además la pusieron en su interior a página completa y para colmo eligieron una segunda foto suya con un búho. La foto del martín pescador la podéis ver aquí y la del búho es esta. Además, os sugiero que paséis por su página para maravillaos con algunas de las fotos que tiene allí y que explican claramente la diferencia entre alguien que se especializa y se toma la fotografía en serio y alguien como yo que cuando pilla una buena imagen, es por pura chiripa.

15 opiniones en “Yo lo conozco”

  1. Yo también soy de los que abarcan mucho y aprietan poco. Pero es que es tan difícil cerrarse a un solo tema… Esa es la forma en que disfruto la fotografía como hobby y no como profesión.

  2. Para algunos lo bueno de la fotografía es ir a sacar fotos con los colegas y pasar un buen rato.

    En el caso de los viajes, pues documentarlos de la mejor manera posible.

    Después si salen fotos cojonudas pues mejor. Aunque como bien dices, el equipo ayuda, aunque lo importante es el ojo del que dispara.

  3. Es una foto realmente preciosa, no me extraña que la escogieran. Y sulaco, será de chiripa, pero tú tienes fotos que no tienen nada que envidiarle a esta.

  4. “Ya sé que lo de la agenda es un concepto desconocido para los españoles pero en el resto del mundo la gente planifica su vida y usa esa herramienta continuamente.”
    Chaval, el concepto de egenda, incluso en este arcaico país llamado España, es mas viejo que cagar a pulso, yo ya se la conocí a mi abuela, no la tenia bonita, con pajaritos en la portada, era una pequeña libreta en donde anotaba a lápiz con sus correspondientes fechas, desde los cumpleaños familiares y de amigos, cuando tenia que hacer las conservas, o iba a viajar a visitar a alguno de sus hijos.
    Eso en el orden familiar mas sencillo y antiguo como era el de mi abuelita.
    En el de empresa, todo cristo desde tiempos inmemoriales usa y regalan las puñeteras agendas en Diciembre, que uno regala a su vez por no saber que hacer con tantas que junto al calendario lo inundan a uno con.
    Lo dicho, eso, en España, es mas viejo que cagar a pulso, creo que has tenido un lapsus o…¿Seré yo el que lo tenga y es que mi abuela y mi empresa eramos unos adelantados? No lo creo, sinceramente.
    Que no somos tan antiguos y retrasados en España, hombre…
    Salud

  5. Ya sabía yo que levantaría escamas. Genín, en mi agenda para hoy hay una cita con una amiga a las 17.50 y aunque parezca asombroso, tocará el timbre de mi casa entre las 17.49 y las 17.51 (y yo llegaré a mi casa a las 17.36). Con la mayor parte de mis conocidos (anteriormente amigos) españoles, quedo un día a una hora y si hago la cita con 24 horas de antelación es probable que aparezcan dos horas más tarde y si la hice con más de 48 horas no vienen seguro lo cual me hace dudar mucho que la gente conozca y use las agendas.

    Por ejemplo, desde junio tengo mi billete para ir en Navidades a Gran Canaria y conozco las fechas. Sé que si intento quedar con algunos y lo planeo ahora, no funcionará, así que les mandaré un correo el mismo día que aterrizo allí y probablemente no veré al 80% de los mismos y esos se quejarán a los otros (y a mí) por mi poca flexibilidad y bla bla bla.

    Me ha costado una década pero he logrado superar el tema. Ahora no aviso a nadie y la mayoría ni se entera ni se preocupa de si estoy por allí y sus agendas están disponibles para que garabateen en ellas o se las pasen por el forro. En la mía hay una cita para el 26 de diciembre con dos lectores de esta bitácora y seguro que todos estaremos en el lugar esperado a la hora adecuada.

  6. Iván, tarjeta amarilla por uso inadecuado de enlace. En la barra de herramientas que está justo encima de la ventana para poner comentarios tienes una herramienta azul preciosa llamada link que te genera el código html. ¡A ver si la usamos!

  7. Eso no es error de España, sulaco, es que no sabes escoger a tus conocidos, y lo de la puntualidad esa al minuto a mi, siendo puntual, me da un poco de grima, sinceramente “no, no tengo tiempo para cagar un pedo a ver si voy a llegar 23 seg. tarde a mi cita de las 14:52 del miércoles, que me retrasa la agenda!”
    Genín, me ha encantado lo de que es más viejo que cagar a pulso, frase de la semana para ti.

  8. Sulaco, entiendo que son dos temas distintos, uno es la falta de puntualidad, que yo odio (Tampoco conviene generalizar con los españoles, yo soy mas puntual que mi británico yerno Paul)y la otra es el desconocimiento de la utilidad de la agenda o de que existe siquiera ¿No te parece?
    Por lo demás, estoy de acuerdo contigo, odio con pasión la impuntualidad!
    Salud

  9. Virtuditas: Lo de “Mas viejo que cagar a pulso” es mas viejo que cagar a pulso…jajajaja
    ¿No conocías esa expresión?
    Salud

  10. Virtuditas y Genín, a mí me gusta la gente que calcula llegar quince minutos antes para no llegar tarde y así entran en mi casa y cocinamos juntos. Odio a los que se retrasan más de los dieciocho segundos reglamentarios de gracia.

  11. Las fotos de tu amigo son alucinantes de verdad.
    Lo de la agenda, efectivamente en España se conoce, hasta te la fdan como regalo de empresa, pero luego se usa bien poco (yo no puedo vivir sin mi agenda electrónica pero no conozco a mucha más gente que la use, ni esa ni la de papel). ¿A que a todos nos suena la expresión “quedamos a las cinco, cinco y media”? La odio profundamente, y sin embargo no hay un solo día que no la oiga, o a una de sus variantes. O quedamos a las 5 o quedamos a las 5 y media, co*o.
    También es cierto lo que dice Genín, hay españoles hiperpuntuales entre los cuales me cuento, pero por mi experiencia hay más de los de 5-5:30.
    Saludos

  12. Sulaco, bueno pues yo soy otro mas de esos,no tanto a nivel segundos, odio las esperas, me parece una falta de consideración hacia uno, a veces yo creo que hasta me paso, no hace mucho le mandé a la mierda a un tío que se retrasó media hora sin decir ni pío en venir a mi casa, otra cosa es que me llamen por teléfono y me alerten de que les va a ser imposible en llegar a la hora convenida.
    Salud

  13. Pues yo estoy contigo Sulaco. Será que tampoco sé elegir a mis amigos jajaja

    Pero como tú bien dices si quedas con antelación se olvidan y se quedas de un día para otro me llegan con entre media hora y una hora tarde.

    Es más, tengo uno que es el rey de la impuntualidad y que llega siempre más de una hora tarde :-/

Comentarios cerrados.