Z, la ciudad perdida – The Lost City Of Z

The Lost City Of ZEl fin de semana antes de salir de vacaciones fui a la filmoteca en Amsterdam para ver un par de películas que no estaban poniendo en Utrecht. Este es el tipo de cine que uno mira con recelo ya que si han decidido tener solo un puñado de cines con la película es que tiene que tener algo intrínsecamente malo en su interior que los lleva a hacernos a los espectadores bastante difícil el poder verla. No es mi caso, que yo muevo cielo y tierra para ver pelis y así fue como vi The Lost City of Z la cual asombrosamente se estrenará en España en julio de este año con el título de Z, la ciudad perdida.

Un julay está obsesionado con una ciudad fantasma

Un soldado británico que no parece funcionar muy bien en ese negocio se mete a hacer cartografía y así llega a Sudamérica. Allí descubre la arqueología y se convierte en su nueva pasión. El chamo entra por el Amazonas y descubre un montón de tribus, mayormente malajes que le quieren hacer pupita y se obsesiona con una ciudad perdida que lo hará famoso y hasta quizás consiga que lo inviten a los programas de gritos de Telajinco. Atrás en Inglaterra, su hembra cría al primer hijo y entre expediciones el chamo regresa al país, se la clava a la chama y la preña, una cosa como milagrosa, que otros se pasan la vida intentándolo y este va a chiquillo por lefada. Su obsesión se convertirá en su perdición.

Esta es una película con un aventurero británico que en principio se ve un poco rancia. Es como cine viejuno. La historia se hace algo pesada por el cambio constante entre la selva e Inglaterra, que el chamo regresaba para impregnar a su mujer y teníamos que sufrir las escenas en ese país, que son lo peor de la película. Me gustó mucho Robert Pattinson, que ya hace de adulto en el cine y ni siquiera tiene colmillos de vampiro. Creo que es la primera película en la que veo al cachas de Charlie Hunnam, que no tiene grandes dotes interpretativas pero si de lo que se trata es de arrimar el hombro, es perfecto. La historia tiene demasiados bajones, el ritmo cambia con frecuencia y eso afecta al resultado y hay momentos en los que se te hace larga. El final está muy poco conseguido, por supuesto lo han imaginado ya que no saben cómo mataron a los chamos pero en la película eligieron una especie de muerte poética que no pega mucho. Una gran parte de los secundarios sobran (en concreto todo lo que sucede en el Reino Unido) y en algunos momentos nos hace preguntarnos si los salvajes no serán los ingleses, ya que a los nativos hay ratos en los que se les ve más comedidos. Entretiene y se puede ver pero no es como para recordar.

Ni de coña es algo para los miembros del Clan de los Orcos. Le falta efectos especiales por un tubo y tías en tetas. Puede gustar a los más superficiales de los sub-intelectuales con GafaPasta.

07/10

2 opiniones en “Z, la ciudad perdida – The Lost City Of Z”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *