Zeskamp – Cuarta parte

Después de acabar las tres horas y media de competición nos perdimos en el bar de la asociación deportiva y comimos y bebimos. Aún quedaba media hora de competición y media hora más de descanso y comprobación de resultados. Tras esa hora nos juntamos todos en el campo y anunciaron los resultados. Lo hicimos de reputísima madre, tan bien que quedamos en PEN?LTIMA POSICI?N. Definitivamente hubo tongo porque es imposible que lo hiciéramos tan rematadamente mal. Si tenemos en cuenta que uno de los dos miembros de la organización que se encargaba de meter los datos en el sistema y controlarlo todo es el novio de nuestra capitana y fue el mismo hijoputa que nos colocó los juegos de forma que no tuviéramos descanso, yo diría que el mensaje está muy claro y que la chica debería empezar a buscar nuevo macho pero que ya. Y espero no tropezarme a ese cabrón en ningún otro de los eventos que tengo previstos este verano, porque os juro por los tampones de Leticia que le arranco los huevos.

Después de la humillación de ser los penúltimos el gordo que nos había arbitrado en el primer partido de fútbol agarró un micrófono y comenzó a cantar. Imagino que lo hizo para amargarnos a todos. Tras una canción procedió a explicarnos la prueba final. Primero tendríamos que empujar la pelota gigante con persona a gatas, después uno de nosotros tenía que caminar con gorro llevando pelota de tenis, ese le pasaría el testigo a una chica que tendría que tirar dos balones por agujero y ella daría el testigo a otra persona que debía completar un puzzle lo más rápido posible para pasar el testigo al rescatador de florines quien finalmente daría el testigo a los dos últimos jugadores que deberían correr por un pequeño circuito y finalmente hacer el circuito de supervivencia que ya conocíamos de las pruebas anteriores.

Nos repartimos las tareas y a mi me tocó hacer la de caminar con gorro llevando pelota de tenis. Desde el comienzo de esta prueba teníamos que ir pasándonos un testigo de madera, como ya he dicho y lo que cuenta es el tiempo total en que se hacen todas las cosas. Se compite de dos en dos según los resultados anteriores así que a nosotros nos tocó con los últimos.

Nuestra capitana se subió a la pelota y la teníamos que mover hasta la meta y ella debía gatear sobre la misma sin caerse. Era la pelota gigante con persona a gatasy no nos salió tan mal como yo pensaba:

Pelota gigante con persona a gatas

Cuando terminamos me pasó el testigo y corrí como una cabra a coger mi sombrero, poner la pelota de tenis sobre el mismo y avanzar en línea recta sin que se me cayera la pelota hasta la meta:

Caminar con gorro llevando pelota de tenis

Volví corriendo al círculo en donde me esperaban mis compañeros de equipo y le pasé el testigo a la siguiente, una chica que tenía que tirar dos balones por agujero:

tirar balones por los agujeros.

Tuvimos suerte y los balones entraron rápidamente y así le pudo pasar el testigo a la siguiente que tenía que completar un puzzle:

Completar el puzzle

Cuando lo terminó corrió y le dio el testigo al colega que tenía que correr hasta donde se encontraba la piscina y una vez allí, saltar dentro de ella y buscar una moneda de dos florines y medio y una vez la encontrara tenía que volver al círculo para dar el testigo a los dos últimos.

Rescatando florines

Tuvimos suerte y encontró pronto la moneda, corrió cual galgo y una vez cedió el testigo los dos últimos participantes salieron corriendo para completar el circuito de supervivencia:

Circuito de supervivencia

Os puedo asegurar que aunque cada uno hace una parte de la tarea la tensión y el agobio hace que termines cansado. Como participamos los primeros pudimos ver tranquilamente las siguientes eliminatorias (fueron en total nueve). También optimizamos el tiempo privando cerveza a destajo. El tipo que tenía el micrófono conocía a todos los locales que participaban y radiaba el evento contando todo tipo de anécdotas sobre los mismos. Cuando acabaron las pruebas comenzó un asadero. Esto es Holanda, esta gente es bastante organizada y las cosas se hacen bien así que para que la gente no abuse te dan un talonario con las cosas que puedes comer. en concreto cada persona tenía derecho a una chuleta, dos pinchitos de pollo con salsa de cacahuetes, dos pinchos de cerdo con salsa barbacoa, una pechuga y una hamburguesa. Ibas entregando los cupones y te daban la comida. Al mismo tiempo un folclórico encendió un órgano de estos Casio eléctricos, pulsó una tecla y aquel cacharro empezó a tocar una canción entera y él a cantar. TENÍAMOS HASTA ORQUESTA. La verdad que el momento verbena de barrio era cutrísimo. Si llego a tener la cámara pequeña grabo un vídeo. Nos inflamos a comer y a beber entre música folclórica y gente pasándose totalmente. Nos fuimos sin saber los resultados porque cuando los anunciaron estábamos comiendo y bebiendo tirados en el césped y no nos molestamos en ir al lugar en donde sucedía la ceremonia. Me fui de allí convencido que habíamos terminado entre los cinco mejores equipos, ya que se puntuaba en base a tiempo y lo habíamos hecho muy bien. Al día siguiente le pregunté al Moreno y este después de consultar con su Cuñaá me dijo que de nuevo estábamos PEN?LTIMOS. Lo tengo clarísimo, el cabrón del novio de la Cuñaá está provocándola para romper y nosotros hemos sufrido los Daños Colaterales. A pesar de lo que nos hizo ese mamón, decir que me lo pasé bomba y que pienso repetir siempre que pueda.

Technorati Tags: ,

8 opiniones en “Zeskamp – Cuarta parte”

  1. Que te lo pasaste bomba, no existe la menor duda.
    Que me llevé una decepción al ver que en la foto del sombrero con la pelota de tenis no aparecías tú, tampoco existe duda.
    Que no reconozco a la/el titular de la foto del buscador de florines, no cabe la menor duda.
    Que insisto en que tendríamos que montar un tinglado de estos por estos lares, sustituyendo a los actualmente cuasi populares circuitos de pegar tiros de pintura, me lo estoy pensando.

  2. Salgo en bastantes fotos. Solo en esta anotación me puedo ver en dos de ellas. He elegido cuidadosamente las fotos y alguna hasta la he recortado (como la de la petanca en el laberinto en donde hay un primer plano brutal).
    No creo que este tipo de fiestas tan íntimas pueda funcionar en España, el país de la pandereta y el baño de multitudes (y esta semana se está viendo claramente) y esto está pensado para confraternizar con los vecinos y pasar un buen día con los amigos haciendo el payaso.

  3. Te veo en la pelota gigante, de espaldas.
    La segunda tengo la duda, ¿eres el rescatador de florines o el espectador del circuito de supervivencia?

  4. Eso te iba a decir yo, menudo culo que tiene la rescatadora de florines, yo no sé la cara que tendrá, pero lo que es ese culo, está a punto para tirarle un buen viaje…

  5. Quería mostrar el espíritu intelectual y altruista que envuelve estas cosas y la foto del intelecto de la jovencita lo resume todo. La tengo también en foto de frente y da la impresión de ser un poco escasa de leches o quizás es que sea de las de la condensada.

Comentarios cerrados.