Zodiac

ZodiacEsta es una de esas películas que posiblemente hubiera dejado pasar sin prestarle atención de no ser porque un amigo me dio el toque. No recuerdo haber visto nunca el trailer, no tiene un cartel llamativo y definitivamente le hicieron poca o ninguna promoción en el momento de su estreno. Cuando vi la duración de la película, más de dos horas y media, comprendí que para verla uno se ha de sacrificar porque entre trailers, publicidad y similares las tres horas no te las quita nadie. A propósito, la película se llama Zodiac.

Un julay encabronado mata y se ríe de la poli

Hoy en día con tantos ordenadores, Internet y toda esa mierda no creo que un hijoputa como el que protagoniza esta película pueda hacer las cosas que hace pero en los setenta el mundo era distinto y para poder tracear una llamada uno tenía que hablar durante media hora y no había coordinación ninguna entre las distintas oficinas de policía. Eso es lo que más llama la atención, como un hombre puede dedicarse a matar gente amparado por las jurisdicciones policiales y hasta siendo ayudado por las mismas, porque los polis prefieren que les corten las manos antes que compartir datos con sus colegas. A lo largo de esas dos horas y pico veremos la obsesión de una serie de hombres por tratar de resolver el caso, en particular de un dibujante de comics de uno de los periódicos de San Francisco que se embarcará en una cruzada por llegar a saber quien es el asesino y luchará contra todos los obstáculos que se le ponen por delante para conseguirlo. Hay momentos de la película en los que aquellos que están intentado resolver el dilema parecen ser las víctimas del asesino ya que han renunciado a sus vidas por conseguirlo y son esclavos de este misterio.

La actuación de todos los protagonistas es impecable. Todo el mundo realiza un trabajo soberbio y la ambientación está muy conseguida. El director nos permite conocer a estos hombres, a sus familias, ver sus problemas, sus dudas y sus miedos y esto ayuda a cimentar la relación que nos une con ellos. Nos vamos adentrando en la historia y también el espectador ansía saber quien de los posibles candidatos es el asesino, tenemos esa misma necesidad por resolver el misterio de una vez y poder pasar página. Ese es quizás uno de los grandes méritos de la película, el habernos transmitido la determinación de los investigadores. En el otro lado de la balanza tenemos la duración, en mi opinión algo excesiva. Se podrían haber cortado varias escenas y haberla hecho más dinámica porque hay partes en las que uno se difumina y tiende a perder la concentración aunque por suerte nos recuperamos de ellos. Yo la habría dejado en dos horas y sería una obra maestra porque esos cuarenta minutos que le sobran le roban algunos puntos y terminan por pasar factura.

Así que tenemos una buena historia criminal, un drama de cuidado, unos buenos actores, una música excelente y una historia que pese a lo larga que es merece la pena ver.
gallifantegallifantegallifantemedio gallifante

Technorati Tags: ,