Categorías
Reality sucks

Más largo que el parto de la burra

Desde el día antes del día de la Ascensión, que en los Países Bajos es festivo, todos sabíamos que había llegado El comienzo de la Ascensión con un mero trámite burocrático por parte de la empresa que consiste en enviar un acuso de recibo al comité de empresa dando las gracias por haber aceptado el expediente de reorganización de la compañía. El sistema laboral neerlandés es así de burocrático y todos creíamos que esa carta, que siempre es la misma, llegaría al comité de empresa el lunes y el martes se procedería a la matanza, pero la carta no llegó el lunes, no llegó el martes y finalmente llegó el miércoles por la tarde, con lo que el jueves, todos contábamos conque nos llegaría un correo de los recursos inhumanos indicándonos una franja horaria en la que teníamos que estar disponibles y en la misma, los que estaban en el corredor del despido serían ejecutados de uno en uno, solo que en este caso, todo muy digital y tal y tal porque por la oficina pasan cuatro gatos de los que sospecho que son mongólicos profundos.

Llegó el final del jueves y nada, ningún correo y ninguna actividad con la matanza, aunque muchos de los nombres se saben porque el documento apunta a puestos en los que solo hay una persona, con lo que tiene que ser la susodicha. Hoy viernes, en la reunión con mi jefe y compañeros a las ocho y media, la comenzamos directamente con mi pregunta a él de si sabía a qué hora sería la matanza y él respondió que no tenía ni puta idea pero que ya mismo le mandaba un mensaje al vicepresidente ese que me odia tanto. Como era el último día laborable de mayo y todos asumimos que nos ha tocado, nos pasamos el día chateando, hablando por teléfono, pajariando pero prácticamente sin dar un palo al agua, en mi caso, el palo fue publicar una información sobre uno de nuestros productos que preparé el día anterior y que programé para la una de la tarde, así, me echaran o no me echaran, la cosa saldría al mundo exterior. A la una, las redes de comunicación de la empresa echaban humo, todo el mundo se preguntaba a qué estaban esperando, nadie sabía nada y así llegó las dos de la tarde, las tres y asumimos que finalmente, no van a hacer la matanza en mayo con lo que ganamos un mes de sueldo, ya que incluso si te informan el martes, que es nuestro primer día laborable de la semana que viene porque el lunes es festivo nacional, en realidad te empieza a contar el uno de julio y el preaviso cubre hasta el treinta y uno de agosto, con lo que en el paro, paro, lo que se dice paro, uno no estaría hasta el uno de septiembre y yo y muchos tenemos claro que a mí me dicen el martes que me echan y yo en cuestión de segundos, me subo a una silla, dejo caer desde la misma el portátil al suelo, salto sobre el mismo y sigo saltando hasta que esté tan fino como un folio, para poder devolverlo así, que me hace un montón de ilusión que mis compañeros me cuenten lo bien que le queda la cara de disgusto al gilipollas que lo tiene que recibir. Alguno puede pensar que es una medida drástica pero en diecinueve años con una cantidad dantesca de reorganizaciones, las excepciones han sido los que devuelven los portátiles, la mayoría suelen ser robados y comunican que no los pueden devolver y que no hicieron denuncia porque chacho, ir a la pasma es una pesadez terrible. Hubo un tiempo en el que ya incluyeron el portátil como parte del paquete de despido pero eso lo quitaron hace un par de años o tres reorganizaciones, según la unidad de medida del paso del tiempo.

Así que toca seguir esperando, lo cual es una lata para los que echan pero también para los que se quedan, ya que hay una nueva organización ya terminada esperando a ese suceso para echarse a andar y ahora tendrán que seguir haciendo lo mismo que antes sin ni siquiera saber si eso valdrá para algo o tendrán que desecharlo un par de semanas más tarde y comenzar a trabajar siguiendo los nuevos modelos. En fin, que tenemos por delante tres días de sol y calor que pienso aprovechar con ganas.

Categorías
Chiang Mai Tailandia

Budas en el Wat Suan Dok

En el templo Wat Suan Dok, en el edificio principal, tenemos una aglomeración de Budas con los dos más grandes que son el que está sentado mirando hacia nosotros y por detrás uno de pie que veremos mejor en otra foto. Se puede apreciar mejor el mega-tamaño de las estatuas y del templo si os fijáis en los monjes a la derecha.

Categorías
Chiang Mai Reality sucks

La pirámide Chang

Yo soy el primero en reconocer que lo mío no es el artisteo, que de siempre fui brutito como pocos y la originalidad nunca me rozó ni pasó cerca. Cuando estuve en Chiang Mai hice una escapada a la jungla, pasando una noche en la misma, como conté en su día en Caminando en la jungla durante dos días por si alguno tiene dudas y en aquella caminata entre animales dañinos, los seis que la hicimos y un alemán que nos trajeron, por la noche, sentados a la intemperie, con millones de animales gritando con saña y unos mosquitos que eran como golondrinas de grandes y que no picaban, te vacunaban directamente, nos tomamos toda la cerveza disponible en varios kilómetros a la redonda, sobre todo porque un inglés y tres canadienses le daban un empujón al significado de la expresión alcohólicos conocidos. Por la mañana del día siguiente, el de la resaca, yo me levanté temprano y tras ver una serpiente de dos metros venenosa a la que nuestro guía provocaba para que yo le hiciera fotos y pretender ponerme en la mano una tarántula enorme que le dije que se podía meter por el agujero que más gustito le diera, me bajó del cielo un ramalazo de artisteo e hice una pirámide de cervezas Chang con cuarenta y cinco de las latas, que no eran todas pero es que los intentos de seguir haciendo crecer la pirámide fracasaban.

Por descontado, el primero de los borrachuzos que se despertó la destruyó con gran estruendo para despertar a los otros, que el arte es mejor efímero. Por suerte tenemos el documento gráfico ya que mi cámara estaba a mano.

Categorías
Chiang Mai Tailandia

La estupa del Wat Suan Dok

Stitched Panorama

El templo Wat Suan Dok del que ya conocimos ayer su curiosa historia sobre su reliquia, la tiene guardadita, guardadita en la mega-estupa dorada que vemos en la foto, construida al estilo de las que hay en Sri Lanka con forma de campana dorada. Mide cuarenta y ocho metros de alto. La estupa es un punto de referencia que se puede usar cuando estás por allí porque no hay manera de no verla y con el colorcito, aún más fácil.