Mirando hacia la bahía del mon desde la playa de Ton Sai

Otra foto desde la playa de Ton Sai, en este caso mirando hacia la zona que llaman Monkey Bay, la bahía del mono y en la que hay una calita llena de monos que cuando te acercas con objetos, buscan la forma de robártelos y por más que la gente lo vea como algo idílico y fascinante y propio de unas vacaciones de ensueño, yo como que prefiero guardar la distancia. Nuestro barco se acercó a la zona y los vimos de lejos pero ni me molesté en hacer fotos, eran solo un puñado de monos en las rocas evaluando lo que nos podían quitar. Los monos no dudan en meterse en el agua si ven una oportunidad clara de provecho.

Publicada el
Categorizado como Phuket

Bakfiets tuneada con grifo de cerveza

Para descansar un poco de tanta bicicleta de precio escandaloso hoy tiramos de algo ligero e insubstancial. Cerca de Leidseplein, en Amsterdam, me crucé con la bakfiets de la foto, de la que desconozco la marca o el precio y es irrelevante y es hasta posible que ni siquiera se pueda usar hoy en día, ya que si alguno tiene el dedo de inteligencia necesario, notará que la rueda delantera de la parte izquierda, la que vemos en la foto, está desinflada. La bici la tienen a la entrada de un café, así que supongo que la usan para publicidad. Lo interesante está en la cesta de carga, en este caso hecha de madera y que tiene un grifo de cerveza, con lo que técnicamente, esto te la llevas con los colegas a un parque y os podéis poner tibios a tomar chelas con vuestro propio grifo. Creo recordar que una vez vi una parecida en las calles de Utrecht e incluso estoy casi seguro de haber visto una bici tuneada para ser usada como puesto de venta de helados, con la limitación de tres sabores.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

La semana pasada en Distorsiones

Esta semana celebramos que ya soy Dos veces legendario y también celebramos a La beba de rojo y por supuesto, vimos el vídeo de la Primera inmersión en Tufia, segunda parte.

En los alrededores de Phuket, vimos La erosión kárstica y de allí nos pasamos por La bahía Pi Leh antes de vernos Lllegando a la playa de Ton Sai y terminar con El otro lado de la playa de Ton Sai.

Tuvimos una nueva Bicicleta, una fastuosa UNI MK Urban Edition que ya he añadido al Álbum de fotos de bicicletas.

Comenté una nueva Series TV, la excelente Abbott Elementary y en lo relativo al Cine, fui a ver tres películas, aunque dos de esas visitas fueron para ver más veces Top Gun: Maverick, que ahora mismo está como la película que más veces he visto en un cine, con dieciséis y aunque parezcan muchas, hay gente que la ha visto más veces. Por aquí comenté cinco, comenzando con la basura de Marokkaanse Bruiloft, seguimos con la flojita La memoria de un asesino – Memory, nos cagamos en todos los que tomaron parte en Men y por suerte la cosa acabó mejor con A Olivia – To Olivia y Lightyear. Ahora mismo tengo seis pelis en la despensa, así que según se desarrolle la semana, ajustaré las que comento e intentaré no volver a acumular un montón.

La comida que salió de la cocina de mi keli fue:

Y así transcurrió la semana.

Lightyear

Todos sabemos que la Disney se propuso destruir Pixar y durante los últimos tres años se lo curraron estrenando sus películas directamente en su plataforma digital y tal y tal y evitando los cines. Seguramente les daba envidia que como estudio de animación siempre hayan sido mejores. Con la película que voy a comentar, Pixar regresa a las salas de cine y esto viene a ser una precuela inspirada ligeramente en otras pelis de Pixar legendarias. Se titula Lightyear y con ese mismito título llegó a España. Para aquellos con curiosidad, la traducción sería truscoluña no es nación.

Un julay tripulante de cabina la caga pero bien cagada y por su culpa, hay mucho chimpún.

Un pavo que es un astronauta o algo así la caga y le produce un estropicio a su nave en un planeta hostil y mientras los otros mil y pico rehacen sus vidas allí, él está obsesionado con acabar la misión y mientras tanto, los demás envejecen y mueren y él a lo suyo, hasta que finalmente tiene una oportunidad de enmendar la coña marinera esa.

Decir que he visto la peli dos veces y que en la primera ni me enteré de lo de la famosa escena tortillera esa que ha hecho que la peli esté prohibida en un montón de países. En la segunda sí que me di cuenta que en una escena, la pava llega a su keli, entra, se encuentra con su hembra y le da un piquito minúsculo, que he visto pájaros meter el pico en el gaznate de otros con muchísimo más empeño. Aparte de esa escena, que no es nada, la peli es un ejercicio muy interesante para explicar uno de los juguetes de la saga de Toy Story, ya que esta es la historia de la película que provocó que se hiciera aquel juguete. La peli es muy pero que muy entretenida, con un montón de connotaciones filosóficas sobre el viaje a velocidad de la luz y lo que puede suceder. Aunque tiene bastante para entretener a los chiquillos, nunca se olvidan de los adultos y juraría que hay una broma de carácter sexual bastante fuerte que está pasando desapercibida pero con la que yo me descojoné. La historia tiene un bache en el medio, cuando se repiten demasiado, pero retoma el ritmo en la traca final con una aventura fabulosa y con un grupo de personajes secundarios nuevos que son fascinantes.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos o un sub-intelectual con GafaPasta, esta es una buena excusa para ir al cine con las bestezuelas. No va a ser un clásico de Pixar pero es mucho mejor que la media.

Publicada el
Categorizado como Cine