Categorías
Eslovenia

La salida de las Grutas de Skocjan

Finalmente nos centramos en la salida de las Grutas de Skocjan y por debajo también se puede ver la salida del río Reka. En la parte final del paseo por las grutas, que son absolutamente espectaculares, hay un puente sobre el río increíble. Una pena que no dejen hacer fotos, según ellos porque los flashes podrían afectar a los animales dentro de las grutas, pero tampoco te dejan hacer fotos sin flash.

Categorías
Folclore Nórdico Reality sucks

Apechugando con esta mierda de clima

Según el Instituto de Meteorología Neerlandés, o eso que aquí conocen como el KNMI en su versión hablada y escrita porque no hay quien diga Koninklijk Nederlands Meteorologisch Instittut, frasesita que solo se puede traducir al español como truscoluña no es nación, nos hemos mamado ya cinco temporales seguidos de lluvia por un tubo y viento y el aeropuerto de Amsterdam se pasa más tiempo cerrado que abierto y hasta se están pensando en poner gradas a la entrada de las pistas de aterrizajes y vender entradas porque ver esos aviones dando bandazos y escorados completamente contra el lado del que viene el viento para aterrizar es casi mejor que una película de terror. Ayer mismamente, cuando me desperté pensé que alguien se había subido al tejado de mi casa por la parte de atrás y le estaba dando baldazos a la ventana para limpiarla y cuando escuché un ruido enorme en el jardín, pensé que algún joputa-truscolán-de-mielda, quizás el fugado que vive en Bélgica y folla putas rumanas porque le dan tanto asco como a nosotros las truscolanes, pues que se me había metido en el jardín para entrar a robar, algo que él sabe hacer y hace muy bien, pero resultó que el viento había cogido dos de los tres contenedores de basura, el de papel y el de plástico y los estaba haciendo correr por los veinte metros de jardín y de ahí el escándalo. El drama no paró hasta las cinco de la tarde, momento en el que conseguí la ventana que buscaba para ir en bici a todo meter al super, comprar algo y volver a prepararme la cena.

En el tercero de esos temporales, con vientos huracanados, uno de los árboles que están en el campus en el que está el edificio de mi empresa estaba tan feliz cuando yo llegué a la oficina el lunes por la mañana y cuando salí a que me diera el airote al mediodía, me lo encontré así:

El viento lo había tumbado, uno de esos que en las Canarias, que somos brutos como arados, los llamamos pinos y aquí que son finos los llaman coníferas. Con uno u otro nombre, el árbol se escoñó y eso que lo habían reforzado para que aguantara, que en los Países Bajos la hierba en la tierra engaña mucho y lo que casi ningún turista sabe o quiere saber es que a menos de cincuenta centímetros bajo tierra, si escarbas, te topas con la arena de playa que conforma el país, que se ganó el terreno al mar a base de arena. El problema es que las raíces de los árboles no tienen donde agarrarse y en el caso de los pinos, lo pasan aún peor, aunque en el lado positivo, se pueden transplantar con facilidad y si no que se lo digan al que hay en mi jardín y cambié cuatro veces en varios años de lugar y que está vivito, contento y coleando. Al día siguiente del drama y una vez acabó el temporal de viento, el ayuntamiento mandó a sus operarios y lo volvieron a poner en su sitio, que aquí un árbol caído, si no se parte, es un árbol que se puede volver a enderezar:

Mira que feliz que está de nuevo mirando hacia arriba, aunque el pobre cada vez que viene un temporal lo pasa fatal y sabe que va a tener qeu estar con esa ayuda probablemente un año entero, hasta que las raíces vuelvan a extenderse. Aquí los julays ayudan a las plantas a sobrellevar lo mejor que podemos todos esta mierda de invierno, el peor de los peores, un otoño lluvioso que se ha alargado seis meses y que ahora, cada semana, en un ciclo que parece que no se detiene, culmina con dos días de vientos huracanados y baldes de agua. Igual que en las Canarias se les ha estancado la calima, a nosotros nos ha pillado este ciclo y cada semana le ponen un nombre nuevo a la siguiente andanada. Mi jardín está como un arrozal, con una cantidad de agua ingente que el suelo ya no puede ni quiere absorber.

Categorías
Resumen semanal

La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada llegamos al final de una saga que se ha alargado durante meses y la traca final comenzó en Regresando a Barracuda Point y el último de los vídeos de buceo del viaje a Indonesia y Malasia del 2019 fue Buceando en los jardines colgantes de Sipadan con una abundancia increíble de tortugas. Le siguieron dos anotaciones con los vídeos de los vuelos de regreso, siendo la primera Desde Kuala Lumpur a Doha y el segundo segmento fue Desde Doha a Amsterdam y redondeé esta exclusiva semana de contenido relativo al viaje con un épico vídeo que muestra Tres semanas de comida en Asia.

En Liubliana vimos El dragón del puente y el castillo al fondo y La fuente de Robba. Después de esto salimos de excursión y fuimos a ver Las grutas de Škocjan y nos quedamos en las Grutas de Skocjan y río Reka en vista general.

Para hacernos una idea de la racha brutal que llevamos, planeé ir a ver siete películas al Cine y finalmente solo vi cuatro repartidas en dos días. Los otros tres intentos los tuve que cancelar por temporales de viento, de lluvia, de lluvia y viento y de viento y lluvia. Mi jardín parece un arrozal. Por aquí hablé de tres, comenzando con True History of the Kelly Gang, que resultó bastante interesante, seguimos con la amena Sonic: La película – Sonic the Hedgehog y acabamos con un viejo clásico, Ghost (Más allá del amor) – Ghost. De entre las cuatro pelis que fui a ver, repetí con Parásitos – Gisaengchung y cuatripití con Star Wars: El ascenso de Skywalker – Star Wars: The Rise of Skywalker.

De mi cocina salieron algunas cosillas interesantes:

Y así transcurrió la semana

Categorías
Cine

Ghost (Más allá del amor) – Ghost

En el día de San Valentín, la distribuidora, a falta de películas del 2020 decentes que poner en el cine, rebuscaron en el baúl de los recuerdos y además de encontrar un par de momias que seguro que salieron en su día con Genín, agarraron una película que recién cumplía sus primeros treinta años y que todos consideramos un clásico y una que yo hasta he visto en la tele y mira que hace décadas que no pago por televisión en mi casa o veo pelis en la susodicha. Se trata de Ghost y en España, allá en su día cuando se estrenó, le dio un ramalazo cursi al distribuidor y le pusieron Ghost (Más allá del amor)

Una julay con calenturas lo flipa cuando su marido vuelve desde Móstoles por lo menos para darle unos viajes.

Una pava está felizmente casada y tal y tal y un mal día cuando va por la calle con su macho, lo mata un chamo. Después resulta que el marido como que no se quiere ir al cielo porque es así de güevudo y tras mucho frustarse, encuentra a una medio médium que en realidad es una timadora pero que lo puede oír y le empieza a mandar mensajes a la pava, sobre todo porque un antiguo compañero de trabajo parece que se la quiere pisar y ponerle la pierna encima y el chamo es un malaje. Entre la médium y él, le acabarán de joder la vida por y para siempre a la pobre viuda que solo quería volver a fornicar con ilusión y fantasía o algo así.

Bueno, lo primero es que a estas alturas todos sabemos que en esta peli el protagonista masculino muere al rato de empezar pero el capullo siguió chupando cámara como una aparición o algo así. La historia es simple y directa y pese a las tres décadas, sigue funcionando, aunque es muy pero que muy cursi. Flipé porque aquí, Demi Moore parecía una chiquilla e iba sobrada de carisma, tanto que hasta la pones junto al mueble de Patrick Swayze que es un único músculo con ojos y que lo único que puede hacer es quitarse la camisa para exaltar a las pavas en el cine, que lo hizo varias veces y sigue funcionando, las pavas se ponen a cien, que sigo diciendo que el día que las hembras se enteren que en internet hay pornografía, lo van a flipar en colores, en TresDé y hasta en Dolby. Parece que nunca sucedió pero hace tres décadas, cuando hacían pelis, repetían la canción de la misma varias veces y en este caso sale creo que al menos en dos ocasiones y prácticamente al completo y como todos la conocemos, nos enternecemos en la sala. La película está muy bien pero diré que he sido muy generoso a la hora de ponerle puntos porque comparado con casi todo lo que se hace hoy en día, es mucho mejor, pero no es un peliculón.

Esto se lo ponen a un miembro del Clan de los Orcos y le da un telele. Tampoco creo que sea el tipo de cine que exhita a los sub-intelectuales con GafaPasta.