Categorías
Resumen semanal

La semana pasada en Distorsiones

Seguimos perdiendo luz y dejando atrás los calores y ya estoy a dos semanas de convertirme en parao, que aunque parezca increíble, desde junio estoy entre tinieblas, cobrando salario sin trabajar. La semana pasada confirmaba que Estoy aquí debajo y al salir a la superficie Llegó el peligro. Conseguí añadir una nueva receta en la sección de Pollo a la marroquí en cocción lenta y ya le he añadido a Mi pequeño libro de recetas de cocina, que ya no es tan pequeño. Comentar que esta semana, el miércoles, me bajo a Gran Canaria durante una semana, lo que quiere decir que el resumen de la semana que viene lo haré desde allí, mucho más simple que este y sin comida y que cierto Ancestral, cuando regrese, tendrá vídeos de despegues y aterrizajes de los mismos aeropuertos de siempre porque tengo asiento de ventana al final del avión en ambos vuelos.

En Ayutthaya, vimos el Wat Chum Saeng, de allí fuimos al Wat Thammikarat y tras este fui al Wat Suwannawat y nos quedamos con un Templo en el río Pa Sak

Tenemos una nueva bicicleta que ya he añadido al Álbum de fotos de bicicletas, se trata de una eBullitt, muy chula pero escandalosamente cara.

Fui a ver nueve películas al Cine y cuatro de ellas fueron repeticiones pero de esas cuatro, solo puedo mencionar Tenet ya que de las otras aún no he hablado, pero digamos que casi todo lo que veo últimamente, lo veo dos veces a menos que sea terrible, como la primera que voy a comentar, que fue la bazofia holandesa Paradise Drifters, seguimos con la interesante El vendedor de tabaco – Der Trafikant, la tercera fue el drama romantico para adolescentes que se pirran de gusto con sus tampones llamado Endless y la última fue otro romance, llamado Una pastelería en Notting Hill – Love Sarah.

La comida que salió de mi cocina o de mi congelador, fue:

Y así transcurrió la semana.

Categorías
Cine

Una pastelería en Notting Hill – Love Sarah

Parece que los británicos son los únicos que no le han dado de lado a las comedias románticas corales y siguen haciéndolas, aunque no siempre con suerte. La que voy a comentar hoy está además endulzada con una pastelería, con lo que es un ejercicio de pornografía culinaria que te tiene con la barriga dando unos berridos que no veas en el cine y pidiéndote comida a cualquier precio. Se trata de Love Sarah y en España se estrenó el mes pasado como Una pastelería en Notting Hill, claramente una traducción literal tratando de enlazarla con alguna otra película para ver si la gente pica y va al cine. Yo creo que habrían tenido más éxito llamándola truscoluña no es nación.

Una julay adolescente convence a una vieja, a una frustrada y a un capullo para poner un negocio de queques.

Dos amigas de toda la vida van a abrir una pastelería cuando la que es la fuerza motriz del negocio, muere en un accidente de bicicleta con tráfico. La hija, traumatizada, se empeña en que la otra chama y su abuela sigan adelante y monten la dulcería y contratan a un pavo chulanga que era un viejo conocido de las hembras y que posiblemente sea el padre de la niña. O algo así.

Que nadie se piense que esto es cine de autor. Esto va directo a los lacrimales de las hembras y al tripote de todos, con una orgía de tartas y pasteles que te puede dañar las retinas. La historia en sí es tonta y simplona pero creíble y entretenida, con personajes extremos como la vieja que es la madre de la que murió y la abuela de la chica y que obviamente está muy necesitada de un zambombazo, la otra pava, que se ve a la legua que se va a encoñar del chef que contratan y al que conoce y se siente culpable porque el chamo anteriormente folló con la difunta, aunque a él eso se la trae al fresco y para él, simple como es, chocho fresco es chocho fresco y la muerta al hoyo del que todos esperamos que no salga a menos que sea una zombi. Pese a sus limitaciones, la historia entretiene y es ligera y fácil de digerir y se agradece entre tanto cine complicado y obscuro.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, olvídate que esto existe y hasta para los sub-intelectuales con GafaPasta, esto no es lo tuyo.

Categorías
Cine

Endless

Viendo el trailer de la película que voy a comentar me recordaba un montón a alguna que ya había visto anteriormente pero no terminaba de ubicar. Cuando finalmente la fui a ver, me di cuenta que esto, en su versión más básica, es una especie de remake de Ghost (Más allá del amor) – Ghost pero con adolescentes y tal y tal. La película se titula Endless y al parecer no está previsto su estreno en España, aunque imagino que aparecerá en alguna de las plataformas con el fastuoso título que además es una traducción literal del inglés de truscoluña no es nación.

Un julay macarra se chinga a una julay pija y cuando la palma, vuelve para tocarle los mondongos.

En el instituto, una pava ricachona y digámoslo claro, medio-negra, está enrollada con un macarra blanco con moto que no es simple sino simplón. Ella o le ha dicho que la han admitido en una universidad porque tiene miedo de decirle una palabra con tantas letras y cuando él se entera, se emborracha para recuperarse del susto y al conducirlo a casa en el coche de un amigo, tienen un accidente por culpa de ella y él la palma. El chamo regresa como fantasma que ella puede ver y se dedica a intentar montarla en espíritu o algo así, mientras un fantasma negro le explica los detalles de su nuevo estado y la pava se desquicia pa’l coño con tanta movida mística que nadie le puede creer. O algo así.

Obviamente cogieron la idea de esa película que era tan buena y la revolcaron por los lodos de la juventud y trataron de ponerla entre adolescentes, que son más simples, pero tenemos más o menos lo mismo solo que sin el carisma de la original porque aquí ningún actor muestra los niveles de carisma que atraigan nuestros ojos a la pantalla y los dejen pegados a la misma. Eso sí, hay mucha música, hay mucha gente joven, la keli de la pava es una casa de esa hecha por arquitectos que se ve fastuosa pero que seguramente es una puta mierda para vivir y sus padres son despreciables en múltiples sentidos, incluyendo como tratan de tapar que su hija, en realidad, fue la que iba usando el teléfono mientras conducía. Toda la movida del espíritu apareciéndose es un poco chorra y cuando ya se empiezan a abrazar y besar como si fuera de carne y hueso, ahí se les va el santo al cielo pero se ve tan chorra que hasta te entretiene y te diviertes con las polladas tan profundas que dice la pava. Todos sabemos como acaban estas historias, con la luz esa tan grande que desaparece. Esto está pensado para que pavas de catorce años se mojen las bragas de puro gusto sin más.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, aléjate de cualquier lugar en el que la veas pero tu hembra lo va a flipar y seguro que después de verla se te restriega en tu pata como perra en celo. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, ten un poquito de porfavor y no tropieces en este pedrolo.

Categorías
Cine

El vendedor de tabaco – Der Trafikant

Incluso con la escasez de nuevas películas, en la cadena de multicines a la que estoy abonado siguen poniendo muchas películas solo en los multicine-filmoteca que tienen y en los demás nos dejan con repeticiones eternas de más de lo mismo. Por eso, una o dos veces por mes me escapo a Amsterdam para hacerme una sesión doble o triple con cosas que no puedo ver en Utrecht, como la película de hoy, titulada Der Trafikant y que al parecer se vio en España en junio del año pasado con el título de El vendedor de tabaco.

Un julay asimplonado acaba trabajando en una tabaquería y cogiéndole cariño a un viejo y una zurriaga.

Un pavo que vive en la periferia es enviado por su madre a trabajar en una tabaquería en Viena justo antes de la ocupación nazi del país. Allí, mientras aprende el complicado trabajo de vendedor de tabaco, conoce a Sigmund Freud, que es su cliente y este le da consejos para que consiga chingar y deje de cascársela. Conoce a una pava pero resulta que es más puta que la gallina turuleta y la cosa no termina de salirle bien, aunque logra chingar. Las cosas se van complicando con los nazis controlándolo todo y al final aquello acabará muy malamente.

La película comienza como la historia de un tonto de pueblo al que llevan a la ciudad pero con los nazis y las apariciones de Sigmund Freud se vuelve muy interesante, ya que podemos ver los intentos del pavo para conseguir chingarse a una que le mola un montón y que tiene super-hiper-mega idealizada sin ver que en realidad es un putón verbenero. La relación entre el chaval y el genio y también con el dueño de la tabaquería es lo que mueve la historia. Tiene momentos muy duros con los nazis y con la forma en la que la sociedad los aceptaba y miraba hacia otro lado, algo que en España se ve todos los días en truscoluña con esa chusma y gentuza que son de lo peor. La película es en cierta manera triste porque según avanza, está más y más claro que aquello va a tener un final muy pero que muy dramático.

No hace falta ni que lo mencione pero los miembros del Clan de los Orcos harán bien en mantenerse bien lejos de los cines en los que la estén dando. Yo diría que puede gustar a algunos de los sub-intelectuales con GafaPasta.