Otro bicifloripondio

Hace algo más de un año veíamos la Bicifloripondio, una máquina fastuosa y fabulosa decorada para aterrorizar y espantar a los ladrones, que saben que la bicicleta será reconocida incluso desde el espacio si la roban. En el mismo puente, el otro día, le hice una foto a esta bicifloripondio que yo diría que ha sustituido a la otra, ya que aunque comparten el tema floral, en esta no hay tantas rosas rojas, hay unos kilos más de rosado y el corazón ese que hace de falso parabrisas es inédito. Como muy cerca hay una tienda de alquiler de bicis muy popular, creo que ellos son los culpables y que colocan estas atrocidades en el lugar para que los turistas se hagan fotos, ya que ni la otra ni esta tienen pinta de ser bicicletas que estén actualmente dando un servicio. Por razones obvias, si quieres tener tu propio bicifloripondio, lo primero que tienes que hacer es irte a una tienda de baratijas y aprovisionar de falsos motivos florales, comprarte un bote de pintura rosa y una brocha, cometer el crimen de pintar de pé a pá toda la bici de rosa y una vez se seque la pintura, añadir unos cuantos kilos de flores para conseguir el efecto deseado.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Bakfiets con remolque

Con la de años que llevo poniendo por aquí fotos de bicis, en un montón de ocasiones he estado convencido que ya lo he visto todo y salgo a la calle y me vuelven a demostrar que estoy equivocado. Llevo una temporada centrándome en las bakfiets, que es el presente y el futuro del transporte de mercancias en el centro de las ciudades holandesas, sobre todo porque los autos tienen vetadas esas zonas y las bicis campan por allí libremente y hemos visto varias espectaculares. Hoy tenemos una que lleva el concepto un pelín más allá y es de una empresa de mensajería cuyo nombre se puede leer en el lateral de la bici. No tenían bastante con la mega-cesta que va delante del courier, le añadieron un remolque para que el chamo lleve el doble de carga y de paso, que el conjunto tenga al menos cuatro metros de largo. Lo flipé cuando vi al chamo y hasta esperé un poco por si salía para grabarlo en movimiento pero no hubo suerte y nos tenemos que conformar con esta foto estática de la bici y su remolque. No pude ver el modelo pero en los pedales se puede ver el motor central de una eléctrica y también en el manillar. La batería no aparece, así que o la tenemos integrada en el chasis o está oculta e iba por detrás de la cesta de carga delantera. Al ser de una empresa de transporte, desconozco el precio pero seguro que el conjunto ronda los cinco mil leuros o está por encima de esa cantidad.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Bicicleta plegable Hitway

Yendo al cine en Amsterdam, cuando camino por la ciudad, que muchas veces prefiero no ir en tranvía al cine para poder controlar las miles de bicicletas que hay en la ruta entre la estación de metro y el cine y que si la hago andando, son unos veinticinco minutos. En uno de esos aparcamientos de bici me encontré con la de hoy, que por suerte estaba en el extremo del grupo y le pude hacer una foto, aunque hay que fijarse bien para verla. Es una bici plegable, de las que puedes llevar en el tren, de la marca Hitway y es eléctrica. Tras buscarla en las internetes, creo que es el modelo Hitway 14F005 y es una bici plegable eléctrica que parece venderse por unos setecientos leuros. Eso sí, con el pedazo de caja horrorosa que le jincó el dueño de esta en la parte de atrás, no creo que haya manera de doblarla para meterla en el tren. Las bicis son pesadísimas, más de veintidós kilos y medio, con lo que te saldrán unos músculos en los brazos que no veas cuando la subas y la bajes de los trenes. No he visto ninguna otra por las calles con lo que dudo muchísimo que sea popular y el precio es sospechosamente barato.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Hase Trigo

Hace siete años vimos por aquí una Hase Kettwiesel, una bicicleta alemana, o más bien un triciclo. El otro día me crucé con otra y aproveché para hacerle la foto, que es la que vemos hoy. Esta empresa alemana ha continuado mejorando sus triciclos y ahora son incluso más espectaculares. Parece que han elevado al conductor y ahora es un pelín más visible, con lo que imagino que unos cuantos pasaron a mejor vida debajo de coches. Este parece ser el modelo trigo y configurando una en la página güé de la empresa, siendo eléctrica, que se puede ver el motor en los pedales y con la cesta de carga detrás y los guardabarros en las ruedas, calculo que su precio está por encima de los cinco mil quinientos leuros. Algún día le pediré a uno de estos ciclistas que me dejen sentarme en ella para ver si son tan cómodas como aparentan. La marca parece haber bajado la posición de los pedales y está más horizontal que otras que hemos visto, en las que llevas las pezuñas levantadas hacia arriba.

Publicada el
Categorizado como bicicletas