Más sobre la música del interludio

Desde que el pasado lunes salió la anotación la música de este interludio canario esto ha estado bastante alterado. Hacía tiempo que no borraba comentarios con tanto gusto y placer, aunque de esos, de los comentarios borrados, hablaré otro día. En lugar de seguir el camino del ataque frontal, como sucedió con los otros, Eduardo Marante me envió un correo dando su opinión. Vista su elegancia y lo sensato de las cosas que dice, creo que merece ser escuchado en estas mismas páginas y por dicho motivo tenéis en esta anotación su correo. En lo relativo a mi opinión ya lo dice él, sobre gustos no hay nada escrito y los míos son pésimos, como ya acreditan mis amigos. Es cierto que realizo un juicio sumarísimo en base a lo que Telejinco pone durante los intermedios y también es cierto que nunca son comentarios favorables, dada mi legendaria mala uva. Por razones que escapan a mi comprensión, en esta ocasión Google se ha vuelto loco y ha colocado a distorsiones como primer resultado (o uno de los primeros) en las búsquedas de muchos de esos grupos y cantantes. Desafortunadamente no puedo controlar ese buscador y de alguna manera, la audiencia objetivo de mi anotación, que son los colegas que habitualmente leen mis distorsiones se ve incrementada por personas ajenas a este universo paralelo y poco elegante.

Eduardo Marante envió la siguiente información:
Email: [email protected]
URL: www.marante.info y www.eduardomarante.com
Ubicación: Tenerife
Comentarios:

A quién corresponda.

Mi nombre es Eduardo Marante. Me dirijo a ustedes para comentar el análisis que sobre mi trabajo discográfico se ha realizado en vuestra página web.

Evidentemente parto de la idea de que cualquiera puede hacer un análisis de un trabajo musical, pero me parece cuando menos bastante superficial valorar todo un disco por 30 segundos en televisión (tiempo que por cierto es lo bastante caro como para al menos dar el beneficio de la duda a aquellos que como yo hemos luchado por sacar nuestro primer trabajo, costeándolo de nuestro bolsillo). En el disco, a parte de la balada «Camilo Sesto» como se denomina en vuestra página al single «Depende de ti», hay muchos otros estilos musicales e influencias, además de colaboraciones como las de Chiqui Pérez, Rogelio Botanz (Ex Taller Canario)o Piti García (Ex- Soul Sanet).

Sobre gustos no hay nada escrito, y me ofrezco a regalarles un disco, para que su valoración, análisis y crítica sea cuando menos basada en un producto completo y no marcado por la mala reputación que rodea los vídeos ofrecidos en Tele5, cosa que por otra parte comprendo, pero de igual modo creo que meter a todos los artistas y músicos en el mismo saco, es bastante injusto.

Creo que lo mínimo que nos merecemos como he dicho anteriormente, es la oportunidad de ser escuchados en las mismas condiciones, con las que se respalda otros lanzamientos musicales en otras comunidades autónomas o incluso a nivel nacional.

Atentamente y esperando que remitan una dirección a la que enviarles mi disco, se despide atentamente

Eduardo Marante.

La música de este interludio canario

Uno de los clásicos de esta bitácora es el repaso a las nuevas tendencias musicales con las que telejinco castiga a los televidentes canarios en esas pausas publicitarias que suelen durar más que los programas de los que supuestamente nos están relajando. Aunque no he tenido mucho tiempo para disfrutarlas, sacando un rato de aquí y otro de allá y a base de apuntarlas en unos cuantos papeles he conseguido realizar la siguiente recopilación:

  • El más popular parece ser un tal Pepe Benavente cantando algo llamado la Rielera. Son unas rancheras vomitivas que canta este pobre diablo que por alguna razón está consiguiendo minutos de promoción a porrillo. Yo no tengo nada contra la música mexicana, pero es que este hombre es malo de vicio y sus vídeos más rancios que las bragas centenarias de la reina holandesa.
  • Otra que pega fuerte es una tal Marlenn con su tema No se toca. La pobre tiene pinta de putorra chaflanera que se ha hartado a chuparse vídeos de Britney Spears y similares y ha decidido copiarlos cantando en cristiano. Como dicen en los anuncios que ponen en el cine, la piratería es un delito y lo que ella hace es copiar descaradamente sin aportar nada y además dando lástima con su patético vídeo.
  • Reconozco que cuando escuché por primera vez al grupo Kardomillo cantando Agüita con las gasolineras no me lo podía creer. Aún no tengo claro si el vídeo es un anuncio pagado por alguien o realmente van en serio. Por el título de la canción yo diría que son un grupo local, aunque ya no me atrevo a jurar nada. En realidad podrían tener su punto divertido, pero les falta el arte y el salero de los Toreros Muertos, en los que parecen haberse inspirado.
  • Y siguiendo con el producto local, casi se me caen los calzoncillos cuando vi por primera vez al grupo K-Narias cantando su Reggaetunning. Es oficial, nuestra tierra se ha contaminado y después de miles de horas reventando los oídos de la gente, han conseguido que esa bazofia que jamás debió haber nacido que es el reggaeton tenga representantes locales. Se trata de dos pelanduscas con pinta de ser más putas que las gallinas cuya incapacidad de vocalizar debe ser la consecuencia lógica de la frecuente ingestión de pollas demasiado grandes para sus sucias bocas. Creo que lo que cantaban era alguna variante de Canario, aunque si se ponen el micrófono en el hocico y se lo sacan del coño quizás hubiera podido pillar algo de la letra.
  • Creía que no podían sorprenderme y que lo había visto todo y entonces llega Arístides Moreno con su Agua con gas y me deja con un mal cuerpo de que te cagas. Es una especie de refrito de la canción Love is in the air con tintes melovomitivos de pimpinela y con un cantante que lleva una mierda de peluca a lo afro, o al menos eso espero porque si es su pelo, el pobre está más que condenado al infierno y a la abstinencia sexual. Advierto que este vídeo musical es dañino y puede causar daños permanentes tanto a las retinas como a los tímpanos.
  • Echaba de menos el género de las baladas de susto de muerte, así que cuando escuché a Eduardo Marante y su Depende de ti me quedé más tranquilo. Es una especie de Camilo Sesto de tercera división regional de puta pena. El pobre espero que encuentre un trabajo decente y honrado porque como cantante no vale dos duros.
  • Y también hay recopilatorios. El más publicitado es Flow callejero con el reggaeton más zafio y más chaflanero. Imagino que habrá quien compre esto y espero que algún día se avergüencen de ello porque irán de cabeza al infierno.
  • Los esfuerzos de teleJinco por alienar a sus espectadores han culminado con otro recopilatorio, el Caribe 2005. Después de experimentar en las Canarias durante mucho tiempo, han encontrado la selección perfecta de música basura y lo anuncian hasta la saciedad en ese programa nocturno que está a punto de desaparecer. Esta música no debería ser legal. No voy a añadir más, porque no lo merece.
  • Y aunque no es una canción, la contaminación del reggaeton en nuestra tierra es tan profunda que ha surgido el Yugui Pan, con el primer anuncio estilo reggaeton para anunciar un pan que desde aquí animo a boicotear. Ni una sola casa con este pan. Saquémoslo del mercado para que se den cuenta del error que han cometido.

Keane ? Hopes and Fears

Uno de los últimos CDs que me he comprado ha sido el de Hopes and Fears, del grupo Keane. Los descubrí en diciembre, cuando una de las canciones que salían en la película Finding Neverland me tocó la fibra sensible.

Se trataba de Somewhere only We Know. Después de pasarme por una de esas tiendas de la red en las que puedes oir un poco de cada canción, decidí que merecía la pena. Ahora con el iTunes, ni siquera sales de casa y te ahorras una pasta.

El disco merece la pena. Cada una de las canciones es un pequeño clásico. Es música bastante suave, bien montada, sin estridencias ni saltos de comba que te dejen patinando. La voz del cantante del grupo es bonita y se mantiene en el duelo con la música. Suenan un poco a Radiohead. Keane es un grupo compuesto por Tom Chaplin como vocalista, Tim Rice-Oxley al piano y Richard Hughes en la batería. Su estilo nos recuerda las grandes baladas de antaño, música que se cuidaba hasta el más mínimo detalle. Como sé que muchos sois seguidores del Reggaeton, quiero avisaros que esto está en las antípodas de dicha basura.

Hay mucho uso de piano en la música, lo que le da un tono fresco y desenfadado. La lista de canciones del disco es la siguiente, con un pequeño comentario sobre cada una de ellas:

1 Somewhere Only We Know. Mi canción favorita este año. No me canso de oirla. Es todo un clásico. Cuando la escucho recuerdo las mejores escenas de Finding Neverland. Esta canción tiene el mayor número de audiciones en mi iPod.
2 This is the Last Time. El piano suena fuerte por detrás mientras el vocalista nos cuenta una bonita historia. Perfecta para una velada romántica.
3 Bend and Break. Un poco más acelerada que las anteriores y con el piano sonando fuerte por detrás. Otra de esas canciones ligeras que no desagradan y que te dejan tan a gustito.
4 We Might as Well Be Strangers. Aquí se van por la balada triste. Prácticamente se sostiene únicamente con la voz del cantante. El tipo de canciones que te obliga a abrazar a alguien y encender los mecheros para agitarlos.
5 Everybody?s Changing. Perfecta. Cuando la escuché por primera vez se me puso el vello de punta. Hay que escuchar con atención para entender lo que dice el pobre y lamentarse de su mala suerte.
6 Your Eyes Open Otra vez se ponen en plan charanga y se salen con algo más alegre y ligero, que después de las dos canciones anteriores hacía falta.
7 She Has No Time. Muy triste y hermosa. No sé quien es ella, pero después de oir la canción la amo. Otro clásico incontestable.
8 Can?t Stop Now. Potente y marchosa, alegre y positive. Esto lo bailan hasta los vegetales.
9 Sunshine. Para mí es la más floja de las canciones del disco. Aún así, merece la pena escucharla un par de veces.
10 Untitled 1. Es sin lugar a dudas la canción con el comienzo más fuerte. Es extraño que no tenga un título.
11 Bedshaped. El final del disco te deja con ganas de más. Canción muy lenta, con muchos silencios.

En definitiva, no haber escuchado Hopes and Fears de Keane es constitutivo de delito. Creo que este verano comenzaré una serie parecida a la de Arquitectura Efímera con historias inspiradas en las canciones.
gallifantegallifantegallifantegallifantegallifante

Publicada el
Categorizado como Música

La música post-navideña

Con el fin de las navidades, parece que ha habido un cambio substancial en la música que se escucha en las Canarias durante los intermedios de Telecinco. Un mes más tarde, esta es la música que ameniza las pausas publicitarias:

  • Orquesta tamarindos ? el paso del pingüino. Una banda de pachanga en plan Georgie Dann. Asustan por su patetismo. El vídeo es espeluznante. Es música verbenera, pero de la mala. Parece ser que son de las Canarias.
  • Varonil ? nostalgia campesina. No tengo palabras para describir lo que sentí cuando vi a esta gente por primera vez. No sé como alguien ha tenido la genial idea de promocionar esto en España, salvo que nos odie con tanta saña que esta sea la única forma de encontrar alguna satisfacción. Decir que es una banda mexicana, con acordeón, tocando una ?canción?? de verbena de pueblo. Si consiguen vender un solo CD en España habrán conseguido su objetivo.
  • Maquinaria. Otro grupo de verbenas. Su vídeo está rodado dentro de un museo, aunque su música es pachanguera. Es algo tan intelectualmente avanzado como su música troglodita. Si odiáis a alguien lo suficiente, este es el tipo de regalo que os garantizará una ruptura definitiva e irrevocable de la amistad.
  • Pepe Benavente ? Canta México. Supongo que ya habréis captado la tendencia. Una vez terminada la campaña reggaeton, ahora se trata de introducir en España lo peor de la música mexicana, la música verbenera, como si no tuviéramos bastante con nuestros propios grupos, absolutamente terroríficos. Deberíamos mandar de gira para allá nuestros peores grupos, para devolverles el favor.
  • Rubby Pérez ? Tonto corazón. Otro cantautor de verbenas. Nunca dan más de quince segundos de su vídeo, pero con lo que ponen es suficiente para que salga corriendo al baño a vomitar. Me pienso comprar este CD para ponerlo en mi casa cuando quiera echar a la gente. Esto es infalible.
  • Toque d Keda ? Te extraño. El detalle del nombre es fantástico. En plan SMS en bajo español. Estos se salen del aire verbenero y suenan más a tecno para lobas. Una especie de Back Street Boys en plan pobre y miserable sin ilusión ni fantasía. Se compraron un órgano Casio de los baratos y así les salió la canción.
  • Sin semilla ? déjate llevar. Grupo de reggae, sin el ton, supongo que jamaicano. De todo lo que se escucha, es casi lo mejor. Al menos ellos hacen música en un género musical muy definido. No se merecen salir acompañados de toda la chusma anterior:
  • Kilates 2. Otra recopilación de canciones de reggaeton, al rebufo del éxito del anterior Kilates. Ponen el vídeo de un panoli que destroza nuestro idioma de la siguiente forma: Yo no soy tu marido / ni tampoco tu hombre / solamente el cangri que cuando tu llamas te responde. Si alguien conoce el significado de la palabra cangri que nos ilumine, por Dios. Lo mejor es que inmediatamente después de decir esto, cambia al bajo Español y yo no entiendo absolutamente nada. Ese sublenguaje sin pronunciación conseguirá romper la unidad del castellano.

Y esto es lo que hay. Veremos con qué nos sorprenden dentro de unos meses, cuando vuelva de nuevo a las Canarias.