Río Thach Han junto al poblacho de la gente Bru

Río Thach Han junto al poblacho de la gente Bru

Las fotos que hemos visto esta semana de chamos son de un asentamiento de la gente Bru, una minoría de la que quedan setenta y cinco mil julays en Vietnam. El nombre se traduce como los julays que viven en los bosques y en la foto se puede ver que ciertamente, alrededor de su keli había un montón de jungla. Esta gente tiene su propia lengua y sus poblachos están junto a fuentes de agua (casualmente aparece en la foto). Los Bru apoyaron activamente a los comunistas en la Guerra de Vietnam y por eso ahora el gobierno básicamente los mantiene. Los Bru son una sociedad patriarcal y los ancestrales son aún más venerados. En esta sociedad, la poligamia se acepta siempre que el macho mantenga a sus hembras en diferentes villorrios para que no se saquen los ojos entre ellas.

Un último salto durante el otoño y algo más

Ayer después de trabajar tuve que salir para mi casa con el chubasquero puesto porque tras un largo periodo sin agua, llegó la lluvia. En la estación aproveché para entrar en una droguería y aprovisionarme de mi pasta de diente favorita para los próximos seis meses ya que tenían una oferta de dos por uno, algo que me sirvió para recordar que en lo relativo a mantener listas de productos que necesito a medio plazo y aprovisionar en cuanto sale la oferta, soy imbatible. Los domingos por la noche, en lugar de estirar los güevos para ver si me llegan a las rodillas me pongo a husmear en el programa reclamefolder y miro las ofertas de todas las tiendas que visito habitualmente y así visito algunas o las evito dependiendo de lo que tengan. Cuando llegué a mi casa y cené, tenía pensado ir al cine por la noche pero la lluvia me hizo cambiar de idea y retrasar el visionado de la película al viernes o el sábado. Con el tiempo ganado, me pegué un queme que no veas mirando, editando, montando y exportando los vídeos que hice el primer día en Corón, algo que por supuesto todos han leído en Los vídeos del primer día de excursión alrededor de Corón y no hace falta repetir. Ese mismo día me apunté al curso de Open Water para convertirme en buceador titulado y mi amigo el Turco me estuvo dando la vara para que cumpla con mi palabra y visite Estambul en otoño. Ciertos eventos que todos tenemos en mente han provocado una caidita significativa de los precios de los billetes y hasta vuelo con aerolínea de esas conocidas como regulares y voy al aeropuerto de Ataturk, el chachi de la ciudad y el que con algo de suerte está a veinte minutos de la casa del Turco, aunque como la suerte no se da a la hora a la que llego, tardaré una hora. Cuando hablo con colegas, conocidos y compañeros de trabajo, todos parecen haber entrado en un modo de miedo permanente y no quieren viajar, no quieren arriesgarse. Eso es regalarle la victoria a los josdeputas-terroristas-islámicos y me niego. No dejaré de moverme porque esas bestias deleznables hayan comenzado ya la guerra que todos niegan que existe. Lo que me cabrea es que nuestros gobiernos no se pasen por el forro del culo todos los derechos y obligaciones que ellos no respetan y bombardean sus casas, sus mezquitas, sus hospitales, sus depósitos de agua y no dejan de bombardear a esas ratas asquerosas hasta que la última haya reventado. Espero que en Europa se siga con las ejecuciones de terroristas que se están viendo últimamente y que no se atrape a ninguno vivo. Al que pillan, que lo maten en el lugar. Por supuesto, sería bellísimo que metan el cuerpo muerto en un tanque de sangre de cerdo, que lo troceen y que lo quemen después de diez días y a ser posible, que violen todas y cada una de sus costumbres para que vean lo mucho que los respetamos.

Y siguiendo con los eventos sociales y el verano, la semana que viene he quedado con la Chinita para que venga a encochinarse a mi casa y me da que voy a hacer la empanada de mejillones y la japuta se va a cagá. Dos días más tardes, la segunda visita en el mes de julio primera visita del mes de agosto al Cartouche para encochinarme con costillas y trabajarme un épico jiñote para la mañana del sábado.

Por muy increíble que parezca, he llegado a la octava semana del programa para convertirme en corredor dopado olímpicamente y sigo odiando la actividad pero la hago con esfuerzo pero con determinación. El Rubio está flipando con mi constancia y mira que sabe que llevo cerca de dos años con el Duolingo y si hay algo que puedo demostrar es eso, la constancia.

En mi jardín, ya he recogido tres kilos de moras y mañana creo que cosecho otros dos kilos más. El olor a mermelada de moras en la cocina de mi casa es altamente adictivo.

El niño a la pela

El niño a la pela

Una cosa que me quedó clara cuando visitamos el asentamiento de nativos cerca de la Zona Desmilitarizada o DMZ fue que lo de la escolarización no es un concepto que hayan desarrollado plenamente aunque en Vietnam es obligatoria. Esta gente tampoco seguía la regla de los dos niños por familia y aquello estaba petadísimo de chiquillos. Con los asiáticos es difícil el calcular las edades así que no tengo ni idea de la edad de la que lleva a la pela al enano. Ya me he llevado palos suficientes calculando edades por aquella zona y si me dicen que la chiquilla tiene treinta y ocho y es la madre de todos los niños me lo creo sin problemas, aunque espero que no sea así. Para aquellos confundidos con la expresión a la pela, es una expresión canaria que aunque habitualmente se refiere a llevar a alguien a hombros la he estirado un poco en este caso ya que lo de que te lleven a la pela es algo universalmente apreciado por los niños, que siempre están buscando la forma de subirse sobre tus hombros.

Los vídeos del primer día de excursión alrededor de Corón

Si hay algo en lo que todos los expertos están de acuerdo es que el mejor blog sin premios en castellano es precisamente éste, Distorsiones, el lugar en el que Nada es lo que parece y seguramente el único blog en activo en el que se salta de tema y se viaja de aquí para allá con todo documentado y muy bien documentado. Mi segundo viaje a las Filipinas se puede leer comenzando en Cruzando China camino de Manila y los vídeos que veremos hoy y que son compilaciones ya que cada uno de ellos está formado por varios editados, están relacionados con la anotación El primer paseo alrededor de la isla de Coron.

La excursión del primer día nos llevaba alrededor de la isla de Corón (se llamaba Coron Island Tour A) y el punto culminante era la visita al lugar que allí llaman el Lago Azul, aunque está en mar abierto y no es un lago pero por las imágenes lo parece, como se puede ver en la siguiente foto:

El Lago Azul en Corón, Palawan, Filipinas

En total, creo que hay unos cinco vídeos arrejuntados en el primero que veremos. Como el año pasado, prefiero ir poniendo todo esto en mi cuenta en flickr y por desgracia tienen un límite de tres minutos en el tamaño de los vídeos, que fue lo que me obligó a cortarlos y hacer dos. En el primero vemos tomas desde la barca en alguna de las paradas, en el agua, junto a un pequeño manglar mirando las raíces de un árbol bajo el agua y acabamos sumergiéndonos en el mar para ver los corales. La música de este primer vídeo es la canción Look Outside de Nat & Alex Wolff , que descubrí en la banda sonora de la película Ciudades de papel – Paper Towns. El vídeo lo podéis encontrar aquí:

Di?a 1 - 1

El segundo vídeo tiene un trocito hecho desde el mirador desde el que se puede ver el lago azul que estaba en la foto al comienzo y al que subí para después bajar al lago Kayangan, que está en la parte final del segundo vídeo y en el que se pueden ver rocas extremadamente afiladas sumergiéndose en el agua. La música de este segundo vídeo es la canción instrumental A Friend de Junkie XL y que formaba parte de la banda sonora de la película Divergente – Divergent. El vídeo está aquí:

Di?a 1- 2

Otro día, cuando tenga un buen rato, ya que esto parece que lo hago con la punta del eso que tú sabes pero lo de editar, cortar, arreglar, pegar y exportar toma un montón de horas.