La Hsinbyume Paya desde la Mingun Pahtodawgyi

Hace unos días vimos la Hsinbyume Paya con su manto encalado e incluso Vista de la Mingun Paya desde la Hsinbyume Paya. Hoy estamos en el otro extremo y desde la base de la Mingun Pahtodawgyi el pedazo de mole blanco nuclear de la Hsinbyume Paya es visible incluso para los ciegos. Desde aquí se puede apreciar mejor el estilo que usaron, haciendo que parezca el monte Maru ese tan mangoneado por los budistas. Es una lástima que las fotos no transmitan la temperatura porque el lugar parece idílico y agradable pero estábamos a cuarenta y pico grados y los subidones a los dos templos nos dejaron secos.

No entiendo

Hay un montón de cosas que no entiendo. No entiendo como funcionan los campos electromagnéticos, no entiendo como en algunos idiomas escriben de derecha a izquierda o de arriba a abajo. No entiendo por qué alguien se mete en política o en un sindicato para robar, ni entiendo por qué en España hacen falta tantos miles de aforados. No entiendo la necesidad de comunidades autónomas, ni de cabildos, o diputaciones, ni entiendo la necesidad de casas reales o de nobleza. No entiendo de dioses, ni su desidia con los seres que aquellos que los defienden dicen que han creado. No entiendo de religiones. La cantidad de cosas que no entiendo es enorme y por más que de cuando en cuando resuelva alguna de ellas, la lista sigue siendo enorme.

En los últimos días a esa lista he añadido algunas nuevas. No entiendo por qué alguien quiere derribar un avión de pasajeros, no entiendo por qué prohíben el acceso a la zona a los encargados de la investigación, ni entiendo por qué dejaron los cuerpos al aire libre tres días. Tampoco entiendo por qué se dedicaron a saquear los objetos personales de las víctimas, a robar las tarjetas de crédito y usarlas. Tampoco entiendo por qué robaron los teléfonos móviles y los comenzaron a usar, respondiendo incluso a llamadas de familiares que quedaban sorprendidos y doloridos por ello. No entiendo que los políticos europeos no hayan cortado todos y cada uno de los lazos con los que lo han hecho y los que les han ayudado. No entiendo por qué no separamos a Rusia de nuestro mundo, por qué no cortamos todos los lazos que hay con ellos, económicos, políticos y sociales. No entiendo por qué no desconectamos nuestras redes de ellos y aplicamos un riguroso ostracismo. No entiendo por qué hay que ser tan comedido con el enemigo.

Parece que por cada cosa que aprendo, hay un puñado más numeroso que no entiendo.

Chili con carne en el club de las 500

chili con carne

chili con carne, originally uploaded by sulaco_rm.

Hoy volvemos a viajar muy atrás en el tiempo, hasta el año 2005. Esta foto fue la que ilustraba originalmente la anotación Chili con carne y la hice el día antes de poner la receta en la bitácora, cuando todavía vivía en Hilversum. Hoy en día prefiero otra receta más complicada de hacer pero también más sabrosa, aunque es comida de otoño o invierno y ni se me pasa por la cabeza prepararla en estos días. Tras todos estos años, hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

El río Ayeyarwady desde lo alto de la Mingun Pahtodawgyi

Ayer veíamos la mole de la Mingun Pahtodawgyi y aquellos que se fijaron bien seguro que descubrieron la escalera que te lleva a la parte superior de esa gigantesca pila de ladrillos. Desde arriba la vista del río Ayeyarwady es fabulosa y permite apreciar lo grande que es este río que serpentea por gran parte de Birmania y que es una de las columnas vertebrales del país, yendo de norte a sur por el país y siendo el más largo, con más de dos mil cien kilómetros, además de la principal vía de comunicación. Los más romanticones se refieren al mismo como la carretera a Mandalay. En este río hay dos especies bastante raras de delfín y tiburón que puedo confirmar que no se cruzaron conmigo cuando navegué por el mismo.

Nada es lo que parece