Paulaner Hefe-Weißbier

Paulaner Hefe-Weißbier

Paulaner Hefe-Weißbier, originally uploaded by sulaco_rm.

Yo llevo toda la vida convencidísimo de que ya había hablado de la cerveza Paulaner en éste el mejor blog sin premios en castellano. Seguramente este es un buen ejemplo de la bendición tan grande que es el alcoholismo social, que te hace creer en cosas que quizás no sean. Digo quizás porque buscando en los archivos gigantescos y dantescos de la bitácora, no logro encontrar una anotación que cubra esta cerveza de trigo, una de las seis marcas que se permiten en la mayor fiesta cervecera del universo y que se celebra en la ciudad de Munich. La Paulaner Hefe-Weißbier o Paulaner es una fantástica cerveza de trigo. Tiene un precioso tono dorado, produce un montón de espuma y tiene un sabor adictivo que no veas. Es perfecta para refrescar el gaznate en una tórrida tarde de verano o para complementar una conversación sub-intelectual en una noche de invierno iluminada con velas que ondean y crean espacios mágicos. Lo único que se puede decir de esta cerveza es que es fantástica, excelente, fabulosa. Tiene todos los toques mágicos que han convertido a las cervezas de trigo en las mejores del universo y particularmente, esas realizadas siguiendo la estricta regla alemana. Con un porcentaje de alcohol del 5,5% y en envases de medio litro, esta cerveza es de las que vuelvo a visitar siempre que la veo en la carta en algún bar y compite en mi corazón aunque no le gana a la Erdinger Weissbier, la cual es para mí la mejor cerveza creada en la historia de la humanidad.

Cúpula del Duomo di Siena

Cúpula del Duomo di Siena

Cúpula del Duomo di Siena, originally uploaded by sulaco_rm.

La cúpula del Duomo di Siena llama la atención porque es hexagonal, según he leido, aunque yo estoy fatal de la vista porque le veo muchos más lados y siempre esperamos una esférica. Está pintada en azul con estrellas doradas y en la parte superior la linterna que la corona es del fabuloso Gian Lorenzo Bernini. En la parte inferior de la cúpula se pueden ver imágenes de cuarenta y dos julays, patriarcas y profetas de la iglesia.

El Tour de Francia casi se mete en el patio de mi casa que es particular

Cuando al comienzo del año haces tu Hoja de ruta del 2015 y miras lo que está por venir, ni de coña te planteas que el año pueda traer tantas cosas y menos aún, que tengas un blog para contarlas. Por desgracia para mí, yo llevo once años con esta cruz y mi vida está más documentada que los desfalcos y robos de cierta saga truscolana con familia de deshonorable president. Solo en este año las circunstancias de la vida me han llevado por Nápoles, Florencia y Siena, Cracovia, Gran Canaria, Sofía, Kuala Lumpur, varios lugares en las Filipinas y Berlín. Hemos visto el mundo desde el aire, lo veremos esta semana debajo del agua y por supuesto, en tierra. Por aquí prácticamente no pasa una semana sin algún evento increíble en el que de alguna manera siempre me incluyen y así, este fin de semana pasado, el Tour de Francia, esa competición en la que casi doscientos julays cargaditos de substancias químicas no detectables compiten por ver cual es el mejor laboratorio farmacéutico del mundo o algo parecido y de ahí, como con las carreras de coche, dentro de unos años nos beneficiaremos todos con medicinas más y mejores que nos harán tan bellos como la Princesa del Pueblo y quizás incluso tan ordinarios como ella, algo que es como una gran bendición.

Como la carrera me la pusieron a la puerta de mi casa, el domingo, un rato antes de que comenzara, me acerqué a la rotonda por la que pasaban y tras esperar un rato, llegó y se marchó el tour:

El vídeo, si no lo puedes ver, está aquí. En los treinta minutos que estuve esperando, pasaron cientos de coches de los patrocinadores, de la prensa deportiva y de los equipos. También cientos de motos con periodistas y policías y todo el mundo se emocionaba hasta las lágrimas cuando venía uno. De repente llegaron las bicicletas y veinte segundos más tarde, todo había acabado. Esto es como uno de esos legendarios eventos de eyaculación precoz que yo desconozco pero que seguro que les son muy familiares a algunos. Hubo gente que hasta durmió junto a las vallas para tener un buen puesto y todo para veinte segundos en los que solo ves chamos en bicis que pasan rápido y tras ello, otros cientos de coches. Después del evento, ni me sentí mejor, ni tenía super-poderes mágicos, ni sabía hablar más idiomas de los cinco que hablo. Mi vida era exactamente igual a una hora antes, solo que ahora puedo decir que he visto el Tour pasando por mi casa en Holanda y aún no sé explicar como es posible que una competición de un país campee por otro, aunque me imagino que será una cuestión de leuros.

Interior del Duomo di Siena

Interior del Duomo di Siena

Interior del Duomo di Siena, originally uploaded by sulaco_rm.

Muchas veces te topas con una catedral que tiene una fachada espectacular y cuando entras te llevas el disgusto porque está más pelada que un banco griego. No es el caso con el Interior del Duomo di Siena, que es aún más soberbio que la fachada. Mantiene el estilo con marmol negro y blanco en tiras y es tan espectacular que te quedas pasmado unos segundos. El techo es en azul con estrellas doradas. El pedazo de ventanal redondo que se ve al fondo junto al coro tendrá su propia anotación pero decir que es de 1288 (el original, que no esta copia) y que lo diseñó un julay llamado Duccio. Hay tanto por ver que creo que pasaremos la semana con fotos del interior de la catedral.