The Legend Of Longwood

The Legend of LongwoodCuando algo exótico y desconocido llega a la cartelera por caminos misteriosos, despierta mi curiosidad. En el caso de hoy es una película para jóvenes que parece haber sido co-producida por holandeses, aunque rodada en inglés. Creo que el trailer solo lo vi en una ocasión pero no me pareció tan malo como para añadirla a la lista de descartes así que fui a ver The Legend of Longwood, película que dudo que llegue a estrenarse en España con el clásico título de truscoluña no es nación.

Una niña gringa se muda a Irlanda y se desbarata toa

Una mujer se muda con sus hijos a Irlanda después de heredar una keli allí. Su hija, que odia la mudanza, pronto descubre un misterio misterioso relacionado con una leyenda de tres siglos con un puñado de caballos. La chiquilla se emperra en resolver el drama, liberar a los caballos blancos y solucionarlo todo, ayudada por un niño local que realmente lo que quiere es montarla una y otra vez.

Esto es cine de verano de verdad. Una historia chorra pero que entretiene. En ningún momento me llegué a creer lo de la leyenda, los caballos y todo lo demás, pero eso no importa. Es cine como las películas viejas de la Disney que no eran de animación, se trata de entretener y a eso se dedican. La madre de la niña es una actriz holandesa que lo hace todo aún más irreal ya que no cuela como gringa y su acento holandés al hablar inglés es de res-cán-da-lo. La historia no nos sorprende en ningún momento, todo es previsible pero tampoco nos agobia. Se mueve en su propia complacencia. Los actores son de segunda y tercera división, saben hacer su trabajo pero no resaltan y en este caso, los niños no parecen particularmente brillantes. Si hubiesen tenido un malo más consistente y un par de muertes, probablemente la cosa habría ido mucho mejor. Hay un par de tramas secundarias pero que nunca llegan a arrancar y que están más bien pensadas para rellenar minutos.

Este es el tipo de cine que es más bien telefilm. Esto lo ponen por la tele como una película original hecha para la misma y mola mazo y lo puedes ver en el salón de tu casa, en la poltrona, tan a gustito. El problema es que pese a no ser mala, no tiene la clase y la categoría que se espera del cine.

Sin probabilidad de estreno en España, los miembros del Clan de los Orcos no se han de preocupar, aunque esto lo pueden ver tranquilamente en la comodidad de su keli si lo dan por la tele. No es carne para sub-intelectuales de GafaPasta.

06/10

Más récords

Esta no solo ha sido la semana del Pedazo de récord. El 1 de julio el termómetro al ladito de mi casa (que es donde está el instituto nacional de meteorología holandesa) alcanzó los 31,7 grados y ese primero de julio se convirtió en el más caluroso de la historia registrada de los Países Bajos. Esa noche fue la noche más cálida de la historia en este país, con una noche denominada tropical en la que el termómetro jamás descendió de los veinte grados, o más concretamente, la mínima estuvo en 23,3 grados y fue la más cálida desde siempre. Por supuesto, todos negamos el cambio climático que no existe pero no hay manera de explicar como en la tierra del frío y la lluvia, esto parece más bien un paraísoinfierno tropical. Las casas de hormigón absorben el calor y se convierten en saunas. Tengo colegas del trabajo durmiendo en tiendas de campaña en sus jardines y hay días en los que yo me voy al cine a ver varias películas seguidas solo para disfrutar del airito fresco. Mañana sábado, el día del comienzo del Tour de Francia, corremos el riesgo de batir el récord absoluto, que creo que está en 38,6 grados. En las últimas horas están ajustando la previsión y todos tenemos cruzados los dedos de las piernas para que no suceda.

Ayer, el calor extremo generó nubes extremas y hubo chubascos que en algunos lugares fueron como trombas de agua que caen en unos instantes y en otros, tuvieron granizos del tamaño de nueces. En mi jardín, recibí baldes de agua que agradecieron el césped, las zarzamoras y los manzaneros. En un cielo completamente despejado, las nubes aparecían de repente, se volvían negras casi al instante y soltaban su carga de golpe y volvíamos a tener un cielo despejado y con una increíble luna llena y teñida de un color similar al de la arena del desierto.

Y hoy al mediodía ya superamos los veinticinco grados de temperatura y se declaró la OLA de caló, la cual en este país consta de cinco días consecutivos con temperaturas de más de veinticinco grados y de los que al menos tres han de tener más de treinta. Esperemos que la puta ola dure poco y regrese el fresquito.

Siguiendo con la línea insubstancial, desde el miércoles, hay que estar loco para entrar en Utrecht con un coche. Con bicicleta te puedes mover maravillosamente pero si se te ocurre entrar en algo más grande, te topas con calles y calles cerradas por los preparativos del Tour de Francia. Este fin de semana la ciudad se vendrá abajo y los trescientos cincuenta mil julays que vivimos en la misma veremos como es posible que ochocientos mil más se paseen por la misma. Tendrán que venir con transporte público o en bicicleta.

Catedral de San Luis con el General Jackson al frente en el Club de las 500

Esta debe ser una de las imágenes más zafiamente manipuladas de todas las que hay en el blog. Es también prehistórica ya que la hice en el año 2004 y ha estad por aquí desde abril del 2005, en la anotación Plaza de Armas. Nueva Orleans es una ciudad a la que espero volver algún día ya que guardo un grato recuerdo de la misma. A la foto en cuestión, hoy le damos la bienvenida al Club de las 500.

Battistero di San Giovanni

Battistero di San Giovanni

Battistero di San Giovanni, originally uploaded by sulaco_rm.

Si le miramos el trasero al Duomo di Siena nos topamos con el Battistero di San Giovanni. Se construyó en el siglo XIV (equis-palito-uve) en estilo gótico y en la foto se puede ver que nunca se llegó a terminar y ese lado de la catedral no está enmarmolado como el resto. Está a un nivel más bajo que el resto de la catedral. En su interior, además del pedazo de pila bautismal hay esculturas de Donatello (la famosa tortuga ninja) y de otros maestros de la época. Por las escalinatas que se ven por la izquierda se sube hasta la catedral.