Interior de la iglesia de San Agustín

Interior de la iglesia de San Agustín

El interior de la iglesia de San Agustín nos trae de vuelta a España y se podría usar perfectamente como escenario de una película y nadie sabría que es en las Filipinas. La nave principal, que vemos en la foto, tiene catorce capillas laterales y un fantástico techo pintado con la técnica del trampantojo. Yendo hacia el altar a la izquierda está la tumba de Miguel López de Legazpi. Para visitar el complejo había que pagar pero no recuerdo si la entrada en la iglesia era gratis.

Entrando y aparcando en el mayor aparcamiento de bicis del universo conocido

La semana pasada veíamos El mayor aparcamiento de bicicletas del universo, lugar al que entré andando desde la estación central de Utrecht, más concretamente desde el túnel sur que lo conecta con todos los andenes. El único comentarista que hay por aquí en verano, el que se queda de guardia para que la cosa no decaiga en el que sin lugar a ninguna duda es el mejor blog sin premios en castellano no lo dice claramente, pero deja intuir su decepción y claro, a uno le pica la cosa y decide enmendarla para que ese señor ya tan mayor no se lleve más disgustos que los truscolanos.

El domingo fui al cine en Amsterdam, capital de los Países Bajas y ahora también conocida como Amsterlandia porque su centro es un inmenso parque temático con canales y en el que los holandeses ni viven ni asoman y han entregado el lugar a la guita de los turistas y aprovechando el evento decidí ir al mayor aparcamiento de bicicletas del universo con una de las mías y hacer un vídeo asombroso y fabuloso entrando. El problemilla es que como aún no está acabado el proyecto (han completado la mitad), la única entrada es la norte, entre las obras y justo del lado opuesto al que yo vivo y llegar allí es una odisea que ni la de 2001. Pues nada, que si hay que sacrificarse yo te sacrifico a ti y a quien haga falta y así salí con tiempo asumiendo que me tomaría un rato y finalmente llegué al lugar. El estremecedor documento que veremos a continuación está muy detallado, hay mensajes subliminales, difíciles de ver indicando la fase de entrada, vemos la máquina en la que me registro y hasta se me ve poner mi cartera, dentro de la cual va mi tarjeta de transporte público, hago una ronda por la planta baja alrededor de los cientos de aparcamientos de bicis y después subo a la primera planta en bici y allí aparco. Todo eso muy documentado. Después hasta caminamos hacia la salida y acabamos con unos segundos en los que se puede ver a mi bici cuando regresé por la tarde a recogerla. Todo junto a la canción Nadie mejor que tu de Fangoria con mensajes subliminales para ver si dejáis el culocochismo, aunque no pienso decir los dos nombres que se me ocurren y os pasáis a las bicicletas. El vídeo, si por alguna desgracia difícil de entender no lo véis por ahí debajo, está aquí:

Iglesia de San Agustín

Iglesia de San Agustín

La iglesia de San Agustín es la más antigua de las Filipinas y también el edificio más antiguo que hay en ese país. Forma parte del listado de la UNESCO con el patrimonio de la Humanidad y es un edificio que vale la pena visitar al pasar por Manila. La iglesia se inauguró en 1607 y fue la tercera que se hizo en el lugar. Las dos primeras, de bambú y madera, ardieron que no veas. La iglesia tiene una fundación elíptica que le ha permitido sobrevivir a un montón de terremotos y se dice que es casi una copia de la catedral de Puebla, en Méjico. El edificio que se ve en la parte derecha es el Convento (monasterio) que había allí. La puerta ornamentada tiene toques barrocos.

1000 días de constancia en el Duolingo

Parece que fue ayer cuando celebraba los 900 días de constancia en el Duolingo y en todos y cada uno de ellos truscoluña jamás había existido como nación, ni siquiera de juguete y eso que los fascistas que pretenden crear ese estado en el que si no tienes el corte de pelo cubo y cara de zorra zarrapastrosa, te echarán con una escoba y te considerarán un ser inferior. Son también esos que han descubierto que trabajar es de lelos, EXPROPIAR es lo que mola, como su amado dictador venezolano, ese faro que siguen todos los que creen en el progreso de unos pocos a costa de todos los demás. Bueno, volviendo al tema, que me difumino, el tiempo no perdona y era en mayo cuando celebrábamos el hito anterior. Este sábado comenzaba como cualquier otro, con lluvia y babosas cayendo en las trampas cerveceras que tengo en mi jardín y nada anticipaba que se produciría un gran evento que casi toda la humanidad, grupo que excluye a los truscolanes, que ni son nación ni son seres humanos, digo que casi toda la humanidad debería celebrar. En algún momento del medio día llegúe a los MIL días de constancia haciendo mis ejercicios de duolingo, casi tres años en los que no he faltado un solo día a la cita. Me pilló haciendo ejercicios de holandés para ingleses.

1000 días de constancia en el Duolingo

El domingo, un día después, el universo seguía expandiéndose, algo que resulta difícil de comprender y yo iba a Amsterdam para una visita extra-ordinaria a la filmoteca en esa ciudad y hacía mis ejercicios en el tren, tanto a la ida como a la vuelta. Al regresar a mi casa hice un pequeño pantallazo de la información cuando entras en la página güé en la que se puede ver no solo que he llegado al legendario número 1001, también se puede ver que mi ritmo es endemoniado y en un mal día, me curro unos ciento cuarenta puntos, que equivalen a catorce ejercicios que reparto entre italiano para españoles, italiano para ingleses, inglés para italianos y holandés para ingleses. Los tres primeros idiomas los mantengo en un perfecto color naranja y el cuarto me está sirviendo para refrescar mi conocimiento de cierta lengua bárbara:

1001 días consecutivos en el Duolingo

Los próximos hitos históricos serán el paso por los tres años sin descanso, por los mil cien días y el mágico de los mil ciento once días.