Otro triplete de buceo en el Nido

Mi segunda mañana en el Nido comenzó mucho mejor que la primera porque al menos no tenía cagaleras y dormí toda la noche hasta las seis de la mañana. Además no hubo cortes de luz con lo que fue una noche de puro lujo con aire acondicionado sin límites. Elegí el panqueque de plátano para desayunar y aquello más bien parecía una tortilla de la Garriga, sitio de embutidos en Gran Canaria que vende unos bocadillos de tortilla con unas gordísimas de las que se sospecha que no tienen huevos pero tienen un amarillo radioactivo increíble y están muy ricas. 

Después de desayunar cogí las cosas y me fui al club de buceo, en donde me encontré con un montón de la misma gente que ya había buceado conmigo el día anterior. También había un grupo de españoles, malagueños, aunque dos de ellos viviendo en Londres, hasta que los echen … claro. Antes de las ocho de la mañana ya nos habíamos subido al barco e íbamos camino del Nat-Nat Reef, nuestra primera inmersión. Quizás sea por lo espectacular de las del día anterior pero a mí me pareció normaliza, además había poca visibilidad. Aún así echamo cincuenta minutos ahí debajo, en esos otros mundos de los dioses. En mi grupo estaba el colega del día anterior, un francés que ya conocíamos y una rusa. El francés resultó ser un ladilla y se pega al dive Divain Master como ladilla a güevo y si te acercabas hasta te arreaba con las aletas. Además, como que flotaba demasiado y siempre estaba sobre nuestras cabezas con lo que me retrasé para evitarlo, algo que hizo también la rusa y el inglés y acabamos con el filipino que llevaba a aquell chamo pegado y tres metros por detrás todos los demás. Al colega su compañía lo mandó a trabajar a algunas islas de esas francesas que hay por el Pacífico y cuando terminó el trabajo, renunció y se ha quedado por Asia volviendo poco a poco hacia Europa. La profundidad máxima de la inmersión fue de veintiún metros. 

Desde aquel lugar tardamos como una hora en llegar al segundo punto llamado North Rock. Aquello ya fue otra cosa. Allí habían unos corales de fábula, bancos de peces de todo tipo, bichos pequeñitos escondidos o sobre el coral y un despido re de color. Estuvimos cincuenta minutos bajo el agua con un máximo de veinticinco metros y seguramente hubiésemos podido seguir diez o veinte minutos más pero el francés se bebe la botella de aire. 

Tras esto tuvimos el almuerzo y nuestra inmersión final fue en la isla de Delunacad. Esa era una inmersión menos profunda y lo máximo que bajamos fue quince metros y estuvimos cincuenta y siete minutos. Vimos dos tortugas, una manta, corales espectaculare, pez escorpión y quizás hasta el pez truscolán, feo con ganas. Después de tres tandas sales agotado. 

Al volver al Nido, me fui a tomar unas cervezas con el británico, pasamos por la panadería y él intentó sin éxito sacar dinero en los dos nuevos cajeros automáticos que hay en el Nido. Quedamos para cenar. 

Las tres semanas pasadas en Distorsiones

Primero que nada las malas noticias. He sobrevivido y hasta he regresado de mis vacaciones en las Filipinas. Aquellos que habéis pagado a la pitonisa manola y sus amigas para que me echaran los males de ojo, deberías reclamar que os devuelvan el dinero. Sigo totalmente bajo los efectos del cambio de zona horaria. La anotación de hoy será una retahíla de enlaces al relato del viaje a las Filipinas, películas y fotos de Atenas. Todo comienza en El salto a Dubai que comienza las vacaciones, seguimos con Subiendo al techo artificial del mundo y un día más tarde fue el turno de La mezquita de Jumeirah, el Burj al Arab y otras cosillas y mi último día en Dubai fue el de la Aventura en el desierto al atardecer y la primera fase de mis vacaciones acabó con el salto Desde Dubai a Cebu y desde allí Viajando a Malapascua y mi primera inmersión nocturna para Mi primera vez con el tiburón azotador, el Doña Marilyn y la isla Gato y un día más tarde estaba Regresando a la isla Gato y al día siguiente tuvimos La excursion a Kalanggaman e inmersion nocturna en la isla Chocolate y cambió el escenario en El retorcido caminito de Malapascua a Bantayan, seguido de La playa Paraíso y Bantayan Proper y al día siguiente fue La visita a la isla Virgen y mi siguiente salto fue Desde Santa Fe a la ciudad de Cebu, una parada intermedia hacia mi destino siguiente, relato que llegó en Mi primera vez en el aeropuerto del Nido y el relato está en este momento en El día que buceé en Miniloc y anteriormente me cagué por las patas pa’bajo. En las próximas dos semanas irá apareciendo el resto del relato, con la misma frecuencia que durante las pasadas tres semanas. Está todo escrito …

Entrando en la Acrópolis por los PropileosEl Partenón con la fachada principal cubierta de andamios
La parte trasera del PartenónLa fachada del lado este en el Partenón
El PartenónEl Partenón visto desde el Erecteión
Detalle de las columnas del Partenón
El ErecteiónPórtico de las Cariátides
Pórtico norte del ErecteiónOtra vista del pórtico norte del Erecteión
Templo de Atenea NikéEl templo de Zeus Olímpico visto desde la Acrópolis
Vista del Monte Licabeto desde la Acrópolis

Durante las pasadas tres semanas, hemos visto un montón de fotos de Atenas y comenzamos Entrando en la Acrópolis por los Propileos, seguimos con El Partenón con la fachada principal cubierta de andamios, vimos La parte trasera del Partenón, después vimos La fachada del lado este en el Partenón y seguimos con más de lo mismo en El Partenón y después miramos el Detalle de las columnas del Partenón y repetimos con El Partenón visto desde el Erecteión y por fin cambió un poco la temática con El Erecteión, vimos el famoso Pórtico de las Cariátides y continuamos con el Pórtico norte del Erecteión y la siguiente fue Otra vista del pórtico norte del Erecteión y continuamos con el fantástico Templo de Atenea Niké y miramos hacia El templo de Zeus Olímpico visto desde la Acrópolis y nos hemos quedado con una Vista del Monte Licabeto desde la Acrópolis.

Get OutL'Empereur20th Century WomenVoor Elkaar GemaaktUnlockedAlienAlone In BerlinThe Lost City Of ZThe Zookeeper's Wife

Durante las vacaciones he ido a ver tres películas al Cine y gracias a una fabulosa planificación, durante mi ausencia continuaron apareciendo tres películas cada semana. Entre ellas comenté la fantástica película de angustia Déjame salir – Get Out, seguimos con la aburrida L’empereur – March of the Penguins 2, la cosa mejoró un montón con la entretenida 20th Century Women. La segunda semana tuvimos la comedia holandesa Voor Elkaar Gemaakt, seguida del masque de Unlocked y tuve la oportunidad de ver una vieja película, Alien, el octavo pasajero – Alien. La tanda de películas de la tercera semana comenzó con Alone In Berlin, continuamos con la entretenida Z, la ciudad perdida – The Lost City Of Z y la última película que comenté fue el drama La casa de la esperanza – The Zookeeper’s Wife.

Hasta un descerebrado sabe por qué no hay resumen visual de lo que cociné …

Y así transcurrieron las tres semanas que he pasado en las Filipinas.

La casa de la esperanza – The Zookeeper’s Wife

The Zookeeper's WifeEn el espacio de tres días fui a ver cuatro películas al cine y dos de ellas eran con movidas de los nazis y ambas con un actor haciendo de nazi en las dos, un chamo que mencionaré más tarde. Esto me hizo recordar aquellos tiempos en los que ibas a ver cine español y siempre eran películas de la Guerra Civil, que parecía que los guionistas no tenían imaginación para más nada. Yo ya empiezo a estar saturado de tanta movida de la Segunda Guerra Mundial y firmaría una petición ya mismo demandando que empiecen la Tercera para que así el cine pueda evolucionar. La película de hoy es The Zookeeper’s Wife y se estrena en España a finales de junio con el título de La casa de la esperanza que es la traducción al pie de la letra.

Una julay polaca les monta a los nazis un earbíanbí petado de judíos

Cuando los nazis invaden Polonia, los dueños del zoológico de Varsovia ven como los nazis les roban sus mejores animales y organizan un plan para sacar judíos del gueto, esconderlos en el sótano y salvarlos. Todo parece sostenerse en que el responsable de los nazis en Varsovia está encoñado de la polaca y como que le ríe las gracias. De una manera o de otra, esta pareja consiguió rescatar a unas trescientas personas del gueto, trescientos que de otra manera hubiesen terminado gaseados.

Yo casi que entré al cine pensando que me pegaría una sobada del copón y aunque me duela tengo que reconocer que me gustó la historia y la película. Imagino que la han dulcificado un poco y lo del calentón sexual del nazi con la polaca eso debe ser cosa del guionista, pero le da un toquillo a la película y la hace más interesante. La historia está muy bien contada, vemos tanto las tribulaciones de la gente dentro del gueto como de aquellos que viven frente a los nazis y los padecen día a día. La película, pese a lo negativo del tema, tiene un punto positivo, de esperanza en los seres humanos y en nuestra capacidad para sobrevivir. El póster de la película es un poco mentiroso ya que básicamente lo del zoo se acaba en las dos o tres primeras escenas de la película y después, aunque viven en el lugar, no hay animales. La protagonista es Jessica Chastain que lo hace muy bien y pone un acentillo polaco cuando habla inglés que es uno de los grandes misterios de la vida pero suena jodidamente erótico. El nazi es Daniel Brühl, que se estudió el papel para una película de esas y ahora que borda a los nazis las hace todas. Aunque la chama lo odiaba, hay un montón de química entre él y ella. Decir que a la Jessica se le ve un pezón en dos ocasiones consecutivas y parece ser la única actriz de Hollywood que cuando se acuesta y quiere coger con su macho, no se pone ropa y la cama solo tiene una sábana, algo nunca visto en un cine en el que follan vestidos como para una primera comunión y las camas siempre están llenas de sábanas para tapar individualmente a todos sus usuarios.

Es cine de filmoteca y por lo tanto, no apto para miembros del Clan de los Orcos. Cuando la fui a ver el cine estaba lleno de sub-intelectuales con GafaPasta y todos parece que salían contentos.

08/10

Z, la ciudad perdida – The Lost City Of Z

The Lost City Of ZEl fin de semana antes de salir de vacaciones fui a la filmoteca en Amsterdam para ver un par de películas que no estaban poniendo en Utrecht. Este es el tipo de cine que uno mira con recelo ya que si han decidido tener solo un puñado de cines con la película es que tiene que tener algo intrínsecamente malo en su interior que los lleva a hacernos a los espectadores bastante difícil el poder verla. No es mi caso, que yo muevo cielo y tierra para ver pelis y así fue como vi The Lost City of Z la cual asombrosamente se estrenará en España en julio de este año con el título de Z, la ciudad perdida.

Un julay está obsesionado con una ciudad fantasma

Un soldado británico que no parece funcionar muy bien en ese negocio se mete a hacer cartografía y así llega a Sudamérica. Allí descubre la arqueología y se convierte en su nueva pasión. El chamo entra por el Amazonas y descubre un montón de tribus, mayormente malajes que le quieren hacer pupita y se obsesiona con una ciudad perdida que lo hará famoso y hasta quizás consiga que lo inviten a los programas de gritos de Telajinco. Atrás en Inglaterra, su hembra cría al primer hijo y entre expediciones el chamo regresa al país, se la clava a la chama y la preña, una cosa como milagrosa, que otros se pasan la vida intentándolo y este va a chiquillo por lefada. Su obsesión se convertirá en su perdición.

Esta es una película con un aventurero británico que en principio se ve un poco rancia. Es como cine viejuno. La historia se hace algo pesada por el cambio constante entre la selva e Inglaterra, que el chamo regresaba para impregnar a su mujer y teníamos que sufrir las escenas en ese país, que son lo peor de la película. Me gustó mucho Robert Pattinson, que ya hace de adulto en el cine y ni siquiera tiene colmillos de vampiro. Creo que es la primera película en la que veo al cachas de Charlie Hunnam, que no tiene grandes dotes interpretativas pero si de lo que se trata es de arrimar el hombro, es perfecto. La historia tiene demasiados bajones, el ritmo cambia con frecuencia y eso afecta al resultado y hay momentos en los que se te hace larga. El final está muy poco conseguido, por supuesto lo han imaginado ya que no saben cómo mataron a los chamos pero en la película eligieron una especie de muerte poética que no pega mucho. Una gran parte de los secundarios sobran (en concreto todo lo que sucede en el Reino Unido) y en algunos momentos nos hace preguntarnos si los salvajes no serán los ingleses, ya que a los nativos hay ratos en los que se les ve más comedidos. Entretiene y se puede ver pero no es como para recordar.

Ni de coña es algo para los miembros del Clan de los Orcos. Le falta efectos especiales por un tubo y tías en tetas. Puede gustar a los más superficiales de los sub-intelectuales con GafaPasta.

07/10