Spider-Man: Homecoming

Spider-Man: HomecomingCuando llevás más de dos lunas escribiendo el mejor blog sin premios en castellano, vamos, como yo, es que tienes la sensación de que ya está todo escrito y así cuando fui al cine a ver la película del julay-patrañas hice una búsqueda por aquí y resulta que es que parezco Genín contando batallitas, que allá por el 2007 yo ya despotricaba contra Spider-Man 3 – Spiderman 3, del mierdoso Spider-man aquel y allá por el 2012 celebraba el nacimiento de The Amazing Spider-Man y alababa la elección del chamo y en el 2014 comenzaba la decadencia con The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro – The Amazing Spider-Man 2 pero seguía pareciéndome que aquel chamo-araña era mejor que el anterior. Parece que no duró mucho y lo han cambiado, han reiniciado el tema y así llega a los cines Spider-Man: Homecoming que en España se estrena la semana que viene con el mismo título.

Un julay rarito del instituto pá’mí que es mariquita y le van los bostas mulatos

El pavo ese que descubre que además de por el cipote, lefa por las manos y en mayor cantidad, vive en Nueva York con su tía y uno de los Vengadores lo tiene bajo control pero aún así el chamo busca la manera de complicarse la vida y hacer el panoli, mientras sobrevive en el instituto con su amigo el gordo-mulato y se encoña de una negra, o, si eres gringo y no puedes decir colores radicalmente, una pava de origen esclavo-africano y que se importó en el país por chusma y gentuza como el actual presidente para que hicieran las tareas más básicas, pero que sepas que en el resto del mundo concretamos todo eso en una negra. Resulta que hay un tiparraco con alas que es más malo que truscolán independentista y el niño-araña tendrá que luchar contra él o algo así.

El nuevo spider-man está interpretado por Tom Holland, que con veintiún tacos aparenta quince y no se yo si eso es bueno ya que igual habría sido mejor elegir un actor con esa edad, aunque por otra parte, este no va a envejecer, se ha quedado con esa pinta de niño repelente y de ahí no va a cambiar. Está claro que en la escala de los actores está en el grupo que engloba desde los malos a los peores y en la película lo saben y ni se preocupan en taparlo. Pedirle a este pobre que interprete para que los espectadores nos emocionemos es como pretender que un criminal-honorable truscolán entre en razones, es imposible. Lo bueno es que con un buen guión y unos mejores efectos especiales lo tapan todos y realmente te la suda que este niño-hombre desentone, la película es diversión con un acarajotado y su amigo el Bosta en el instituto, uno gringo por supuesto. Esas partes de la película son fantásticas, la vidilla en el insti con sus movidas, sus divas, sus dramas y demás. Michael Keaton es el malo y lo borda y para mi es el protagonista de la película porque en todas y cada una de las escenas en las que sale, no tienes ojos para más nadie. Es fabuloso, brilla con una intensidad brutal y nos hace olvidar la mediocre actuación de Robert Downey Jr. está allí para recoger el cheque. La película divierte y entretiene y si tienes la suerte de verla en el DosDé, como yo, ni siquiera te destrozará los ojos y el cerebro con escenas muy rápidas en las que básicamente no verás nada. Más que una peli de super-héroes es una peli de adolescentes.

Esto les tiene que encantar a los miembros del Clan de los Orcos y dudo que atraiga a los cines a uno solo de los sub-intelectuales con GafaPasta. Veremos si consiguen continuar con la racha.

08/10

Cars 3

Cars 3Allá por julio del año 2011 por aquí por el mejor blog sin premios en castellano se hablaba de Cars 2 y aunque me pareció peor que la original, que quieres que te diga, a mi me entretuvo. Esta parece ser una serie que se toma sus años entre las pelis aunque como es animación por ordenador, no tienen problemas con el envejecimiento de los actores. La nueva entrega tiene el original título de Cars 3 y creo que ya se ha estrenado en España. Por desgracia, solo la pude ir a ver en la versión en TresDé.

El vehículo-julay vive su crisis de los cuarenta

El Lightning McQueen está acabadísimo de puro viejo y los coches nuevos le dan un repaso que no veas y el chamo no sabe qué hacer. El colega decide buscar a un viejo-viejuno que parece ser que es un maestrillo con su librillo en el arte de correr y así pretende recuperar su espíritu ganador. O algo parecido.

Desde el punto de vista de la animación por ordenador, la película es impecable, un espectáculo visual. El problema es que la idea ya se les ha agotado y no saben que inventarse para entretener y así esta vez nos vienen con el cuento de los coches jóvenes y los problemas para adaptarse del otro coche. Le han puesto un coche hembra-latina que supuestamente lo entrena y las mejores escenas son entre ellos dos, particularmente en una carrera en el barro en un circuito marginal. Eso no es suficiente para salvar otro montón de escenas de engorde que metieron en la película y que igual gustan a los niños pequeños pero que a mi me la traían bien floja. Las tramas secundarias son demasiadas y se diluyen tanto que mejor se las hubiesen cargado. La perfección visual no sirve para mantenernos enganchados a la historia si el guión es flojo y en este caso lo es. Al menos los niños en el cine no montaron el numerito en la sala como en otras películas que he ido a ver y que ni conectan con ellos ni con nosotros. Lo más positivo es que parece claro que ya no tienen nuevas ideas y están retirando el cochito. El salto argumental que hay cerca del final y que provoca el cambio de generación me pareció un tanto excesivo, se les fue la mano un poquito con la idea, que seguramente era la única manera de salvar la película si querían terminar con una victoria. Una cosa que sí que puedo decir es que carece de segundas y terceras intenciones con lo que los adultos tienen que aguantar el tipo como grandes campeones.

En fin, que esto es cine para que los miembros del Clan de los Orcos lleven a sus pequeñas bestezuelas y así pasen un tiempo con ellos. De la misma manera, puede valer para que un sub-intelectual con GafaPasta empiece a meterle el gusanillo del cine a un vástago.

06/10

2:22

2:22Si haces una película, aunque sea de serie Bé y pones de protagonista al actor holandés más famoso fuera del país, uno que hasta estuvo en la serie esa de Uebo de Gomos, está clarísimo que la película se estrenará en los Países Bajos independientemente de que el producto tenga o no calidad. Como yo soy de ir al cine siempre que pueda y a casi todo lo que pueda y ni estaba dirigida por Pedrolo Llacson ni inspirada en una mierdistoria del Tolquien ni tenía el número 50 en el título, fui a ver 2:22, la cual está super-complicado el traducir al español pero si le echamos un poquito de esfuerzo, resulta que significa truscoluña no es nación y por ahora no tiene fecha de estreno en España.

Un julay bota y rebota con sus polladas

Un pavo que trabaja de controlador aéreo y que al parecer es super-inteligente porque una vez se leyó el texto ese que ponen en los paquetes de papel higiénico se coge una neura de que te cagas cuando descubre un patrón de acciones que se repiten todos y cada uno de los días de su vida en el mismo orden y a la misma hora. El chamo como que siente que ha sido elegido para algo y como conoce a una pava, más o menos que piensa que quizás sea que lo han elegido para chingarla hasta que pote lefa de la buena. Según pasan los días se desquicia más y más y mucho más o algo así.

Esto empieza con una idea de esas a lo Memento pero se le acaba la idea al director en la segunda iteración y a partir de ahí es más de lo mismo y más de lo mismo durante noventa y ocho minutos que se me antojaron tan largos como tres horas. La película complica y complica la trama y monta movidas del presente y del pasado y hasta del futuro sin que realmente te importe un carajo. La historia de amor no funciona y Michiel Huisman (pronunciado truscoluña no es nación) parece tan perdido en la pantalla como los espectadores en el cine. En un punto me eché una cabezadita porque es que aquello se me hizo larguísimo. Una cosa sí que te digo, después de ver esta peli, la Grand Central Station de Nueva York te la conocerás como las venas de tú-sabes-qué, porque repiten una y otra vez una escena ahí dentro hasta que nos sangran los ojos y le rogamos a uno o varios dioses que nos cieguen para cortar el sufrimiento tan grande. El final, cuando llega, no es final porque esto parece ser un círculo y se repetirá hasta el infinito y quinientos metros más allá del mismo.

Esto puede provocar derrames cerebrales a los miembros del Clan de los Orcos y tampoco creo que valga para los sub-intelectuales con GafaPasta. Es tan aburrida que puede ser perfecta para verla un sábado por la tarde después de encochinarte y así tener una entrada rápida en el universo de la siesta. No es mala, es ABURRIDA.

05/10

Honor 6x por delante en el Club de las 500

Honor 6x por delante

Llevamos una racha asombrosa que acaba hoy y en la que hemos visto el Honor 6x de culo en el monopod-palo-selfi en el Club de las 500, el Honor 6x de frente en el monopod-palo-selfi en el Club de las 500 y hoy vemos ese teléfono maravilloso y que es igual que los demás, una pantalla que se toca. Las tres fotos formaban parte de la anotación El teléfono que va conmigo a todos lados y esta también ha conseguido que hoy le demos la bienvenida al Club de las 500.