Como instalar la extensión

Estando yo como estoy allá arriba en mi propia nube nórdica, a veces se me olvida que el común de los mortales no tiene los conocimientos mínimos necesarios para realizar ciertas tareas. Así y aunque nadie se lo pueda creer, una de mis amigas me manda un güazap desesperada porque su marido tenía que hacer un curso online y solo le cabe el ochenta por ciento en la pantalla. Mi bondad infinita a veces me desborda a mí mismo, lo sé, así que le dije que tendrían que cambiar la resolución de la pantalla. Como ella es pobre y tiene una máquina de esas con el sistema operativo ventanas, probablemente se hizo la picha un lío o por aquello de la igualdad de géneros se hizo el chichi un lío y acabó pidiendo prestado el portátil de su madre, que al parecer tiene la “pantalla” más grande y cabe todo lo del curso. Este pequeño ejemplo de algo que sucedió hace poco más de veinticuatro horas me ha servido para recordar que por más que expliques las cosas, la gente parece que se levanta con la pata izquierda cuando tienen que hacer algo que esté relacionado con un ordenador. Desde anteayer deberían suprimir las clases de religión y substituirlas por chapuzas de informática 101, que puestos a elegir, participar en un debate sobre si la Virgen María era Virgen antes, lo fue durante y lo siguió siendo después (como indica el dogma de fe) o si podemos concluir que su marido era de la raza del julandro y ella se la pegó con el vecino cabrero y se inventó una trola que no veas ya que ambos tenían claro de quién no era ese niño no creo que tenga la misma importancia que saber como interaccionar con el ordenador que tengas en casa, aunque claro, el ordenador no te hace ni puto caso y con algo de suerte el curilla de turno te hace unos tocamientos y te produce una alegría y cosa buena …

El viernes expliqué Una manera sencilla de protegernos contra los rastreadores y leyendo los comentarios de dos-que-yo-me-sé, está claro que fracasé en el intento. Vamos a rizar el rizo y fracasar aún más, si es que esto es posible y hoy les voy a explicar como instalar una extensión en su navegador Firefox. La explicación profesional y en nuestra lengua bárbara local la tenéis en Personalizar Firefox con complementos.

Yo limitaré el ejercicio a la instalación de la extensión conocida como ghostery y que fue el objeto de reflexión de la anotación del otro día. Se dijo y se habló desde tiempos inmemoriales que todos los caminos conducen a Mordor, capital Vecindario y es cierto, así que explicaré dos puntos de inicio diferentes que nos deberían llevar al mismo llugar.

Originalmente os dije que podéis descargar la extensión desde AQUÍ o para aquellos con mejor memoria visual, desde aquí:

Si gracias a procesos mágicos y difícilmente explicables hacéis clic sobre el enlace que está a la derecha de la fila del Firefox y que dice “Download Ghostery for Firefox now” y por si alguno está todavía bajo los efectos de la siesta, se trata de hacerlo en la página de descarga indicada AQUÍ y no en el pantallazo anterior.

Antes de seguir con el proceso de instalación, digamos que otros desean llegar al mismo destino pero su punto de partida es la página oficial de la extensión, la cual se encuentra EN EL SIGUIENTE ENLACE y debería contener el siguiente trocito de pantalla:

0 - Encontrando la extension

0 – Encontrando la extension, originally uploaded by sulaco_rm.

Repito que lo anterior es solo una parte de la página pero suficiente para que sepáis si estáis en el lugar apropiado. En este otro comienzo (más oficial, por cierto), tendréis que hacer clic en el botón verde que te quiero verde que dice + Añadir a Firefox.

Resumimos hasta este momento. Tenemos dos caminos por los que podemos comenzar el fascinante viaje hacia la instalación de una extensión en el Firefox. A partir de este punto (tan cerca …) ambos se unen y avanzarán juntos. Lo primero que notaremos al pulsar en cualquiera de los dos enlaces es que en la barra de navigación (sí, esa en la que escribes siempre las direcciones de los sitios guarros que quieres visitar) surge un objeto flotante no identificado en el lado izquierdo y de características similares al del siguiente pantallazo:

1 - autorizar instalacion

1 – autorizar instalacion, originally uploaded by sulaco_rm.

En mi caso aparece en inglés porque en mi empresa no les llegó el memorando que confirma que Shekspir nació en Chiclana y siguen erre que erre con el inglés. La razón de hacerlo en el trabajo y no con el mío en casa es para asegurarme que hay una probabilidad mayor de que las cosas coincidan con las vuestras, aunque honestamente lo dudo porque microsoft siempre se las ha apañado para evitar la consistencia. Bueno, la nubecita esa lo que dice es que Firefox ha bloqueado al sitio ghostery en su intento de instalar software en vuestro equipo y tenéis un botón para permitirlo y que en lenguas bárbaras es Allow en el cual hay que pulsar.

Al hacerlo, la magia potagia de la informática hará horas extras y desde algún remoto lugar de la conchinchina pequeños e inofensivos bitios correrán hasta vuestro ordenador para juntarse en una manifestación pacífica y exigir el permiso para su asentamiento. Esto es más o menos lo que os muestra la ventana que aparecerá y que debería ser similar a la siguiente:

2 instalar ahora>

2 instalar ahora, originally uploaded by sulaco_rm.

Bueno, aquí la tarea es supercomplicada y dificilísima y creo haber leido por algún lugar que solo algo más de seiscientas mil personas han conseguido completarla y se trata de pulsar en el botón de Instalar ahora (Install Now). Si lo habéis conseguido, mi más falsa enhorabuena ya que eso es lo que los subintelectuales llamamos instalar una extensión, que no es más que un trocito de software que hace alguna tarea que vuestro navegador no realizaba por defecto. Aunque os felicito, os advierto y aviso que no hemos acabado y que queda un tercer y sencillo paso que se puede llevar a cabo de dos maneras distintas.

3 - reiniciar ahora

3 – reiniciar ahora, originally uploaded by sulaco_rm.

Tras pulsar en el botón, igual notasteis que en la barra de navegación de vuestro Firefox apareció una nueva nube con otro mensaje. En realidad, la instalación tendrá lugar después de que pulséis en Reiniciar ahora (Restart Now). Si este método no os gusta, podéis cerrar el navegador haciendo uso de la equis esa que hay en la parte superior derecha y al volver a abrirlo la extensión estará instalada y comenzará el proceso de configuración que está chapuceramente explicado en Una manera sencilla de protegernos contra los rastreadores.

No os cortéis y sorprenderme con el resultado que habéis conseguido.

Una manera sencilla de protegernos contra los rastreadores

Si habéis seguido esta la Mejor bitácora sin premios en castellano durante un tiempo sabréis que la privacidad y las maneras de defendernos en este universo hostil han sido una constante muy inconstante por aquí. Mientras la gran mayoría son embajadores de las redes sociales, de compartir, de recomendar y de acumular amigos como quien colecciona ladillas, yo me he ido radicalizando con los años y tengo poquísima tolerancia tanto con la gente que se mueve en esos círculos como en la tecnología que los sostiene. Si a estas alturas de la película crees que las multinacionales son gente buena y chachi que quiere lo mejor para ti y que te lo dan todo gratis-total y tal y tal porque tú lo vales y lo mereces, eres estúpido y ya va siendo hora de que te enteres. Tu información, tus hábitos, lo que buscas, lo que visitas, en donde haces clic, el tiempo que pasas en cada sitio, toda esa información está siendo rastreada continuamente y es capturada no por uno sino por decenas de robots que la envían a lugares en los que se almacena, se acumula y así, poco a poco, van sabiendo más y más de ti.

Déjame que te ilustre. Entras en una página de noticias tecnológicas que te gusta mucho y sin tú saberlo, te están espiando los siguientes robots:

Espiándote a destajo

Espiándote a destajo, originally uploaded by sulaco_rm.

Tampoco es que sean tantos, únicamente quince capturadores de información de los que tres son de tu compañía malévola favorita, GooglEvil, la misma que se jacta de no hacer nada malo pero que es la más podrida de todas. Salto a otra página de esas a las que acudo con frecuencia y me tropiezo con esto:

Te la voy a meter doblada

Te la voy a meter doblada, originally uploaded by sulaco_rm.

Hombre, prácticamente no es nada, son solo doce rastreadores. En esta misma página, en Distorsiones, el lugar en el que Nada es lo que parece, hay al menos dos de ellos, el Statcounter y el Google Analytics, aunque juraría que este último lo había quitado ya que dejó de ser util cuando se cargaron el informe de navegadores.

Ahora que sabes lo que hay, tendrás que decidir lo que quieres hacer. Puedes seguir con tu agradable y feliz vida, regalando información sobre ti mismo y tus hábitos a todas esas ladillas, o puedes tomarte la pastilla roja como el chamo de The Matrix y recuperar tu libertad y anonimato. Si eliges este último camino, la opción que yo te recomiendo es usar un plugin para tu navegador favorito llamado Ghostery

Disponible para tu navegador favorito

Descarga e instala la versión adecuada. Como yo uso mayormente Firefox, los siguientes pantallazos están hechos con esa versión y no tengo ni idea de como se ve en los otros ni la quiero tener. Si quieres otro consejo gratuito, usa Firefox sobre todas las cosas y muy particularmente sobre el GooglEvil Chrome, el caballo de Troya de los mayores rastreros del universo.

En Firefox, tras instalarlo y reiniciar el navegador iréis a través de un proceso de configuración. Yo no escatimo en medidas así que las he seleccionado todas:

Algunas opciones

Algunas opciones, originally uploaded by sulaco_rm.

Las más interesantes son aquellas en las que elegís lo que queréis bloquear. De nuevo, yo opto por pecar por exceso que por defecto. Merece la pena señalar que cuando lo instalas ninguna de las que vienen a continuación están marcadas y lo tendréis que hacer vosotros manualmente. Cada una de las que seleccionéis, es una reafirmación de libertad e independencia. Comenzamos por decidir el tipo de parásitos que queremos matar y de los que ya hay más de mil:

Bloqueando parásitos

Bloqueando parásitos, originally uploaded by sulaco_rm.

Después nos vamos a la sección de las sabrosísimas galletas (cookies) y hacemos lo mismo:

Bloqueando galletas

Bloqueando galletas, originally uploaded by sulaco_rm.

Y si por alguna razón queréis excluir una página de este escrutinio, hay distintas maneras de hacerlo y una de ellas es ponerla en la lista blanca (whitelist):

Lista blanca

Lista blanca, originally uploaded by sulaco_rm.

Otra de las formas de determinar las páginas en las que no queremos que se elimine nadaes pulsando en el botón del fantasma que tendréis en la barra de navegación y eligiendo la opción de Añadir a la lista blanca. En este caso el ejemplo está hecho con la mejor bitácora sin premios en castellano:

Distorsiones en la lista blanca

Distorsiones en la lista blanca, originally uploaded by sulaco_rm.

Por último, comentar que por defecto está activado que cuando entréis en cualquier página, aparezca una ventana flotante en la parte superior derecha informándoos de los sitios que se han bloqueado. Esta ventana se puede eliminar quitando la marcha de selección a Mostrar recuadro de alerta en la pestaña Advanced de las Opciones. El recuadro mencionado tiene un aspecto similar al siguiente:

Que os den por culo a todos

Que os den por culo a todos, originally uploaded by sulaco_rm.

Como siempre y al igual que sucedía en The Matrix, la última palabra es vuestra. Podéis elegir el anonimato o seguir como estáis. Tú dirás ??

Las extensiones que uso en Firefox

FirefoxSi ayer hablaba de Algunos de los programas que uso en mi mac, hoy le llega el turno a las extensiones que habitan en mis Firefox, tanto en el que uso en mi trabajo en un ordenador negro y horroroso Dell que corre sobre güindous 7 o el de mi casa en mi fabuloso e increíble Mac mini. Salvo por una, todas están en ambos equipos y la que supone la excepción, dejará de serlo antes del fin de semana ya que la descubrí ayer mismo. De nuevo veréis que muchas de las extensiones que uso son bastante específicas y están ahí para ayudarme a crear contenido rápida y eficientemente para la bitácora que estáis leyendo, la cual merece la pena recordar que es la mejor bitácora sin premios en castellano y una de las pocas que puede presumir de andar en su noveno año y tan fresca y rencorosa como siempre. Aunque durante un tiempo flirteé con el Chrome de los malvados de GooglEvil, terminé por quitarlo porque había cosas que simplemente no puede hacer y la calidad de las extensiones no era tan buena. Tampoco me parecía tan rápido y cada vez tengo más recelo de una compañía que sabe demasiado sobre todos nosotros y no tiene escrúpulo alguno para usar y combinar esa información.

El orden en el que pondré las extensiones es el que tenían dentro del Firefox y no indica preferencia alguna ya que es alfabético. Junto a cada una de ellas pondré el enlace a la misma por si las queréis añadir a vuestro navegador.

Adblock PlusAdblock Plus: Lo primero que añado cuando instalo el Firefox es asegurarme de bloquear toda la publicidad online posible y para eso, nada mejor que el Adblock Plus. Inmediatamente después de activarlo quito la marca de selección en la opción para permitir algunos anuncios que no son molestos (según ellos) y después a disfrutar de páginas limpias como patenas. De cuando en cuando uso el ordenador de algún amigo o conocido y cuando visito alguna de mis páginas habituales, lo flipo en colores al ver la diferencia. Totalmente recomendado y hasta debería ser obligatorio instalarlo.

All-in-One GesturesAll-in-One Gestures: Hay muchas extensiones para incorporar gestos al Firefox pero ninguna como esta. Se puede configurar hasta la extenuación y si hay algo que objetar, es no poder exportar esa configuración para usarla en otros equipos, lo cual me obliga a hacerlo cada vez. Esta es una de las dos razones por las que no uso Safari en mi casa como ni navegador principal. Los gestos en ese programa no son ni la sombra de los que hay aquí.

AniWeatherAniWeather: Seguramente hay una cantidad infinita de extensiones que proporcionan información meteorológica. Yo he probado decenas, cambiando de unas a otras por detalles específicos que no me gustaban. Al final, tras un peregrinaje eterno, llegué a AniWeather y ahí sigue. Me gusta porque puedo poner el icono con el tiempo actual y la temperatura en la barra en la que están los enlaces y lo único que creo que podrían mejorar es eliminar la palabra Now: de la misma. Tienen hasta una aplicación para iPad y otra para iPhone pero no funcionan fuera de Estados Unidos, lo cual es una pena.

Diccionario de Español:EspañaDiccionario de Español/España: Esta es fácil de explicar. Chapurreando cuatro idiomas, en mi cabeza hay un batiburrillo de cuidado y meto la gamba muy a menudo así que aparte de los bondadosos comentaristas que de cuando en cuando me indican algunas de mis pifiadas, me ayudo del diccionario ortográfico español para corregir algunos errores. Funciona en todos las ventanas en las que puedes introducir texto y habitualmente, subraya en rojo las palabras que tienen algún problema y yo después, o lo corrijo o lo ignoro.

Make LinkMake Link: Lo voy a decir bien claro. Yo sin Make Link no puedo vivir. Gracias a esta ingeniosa extensión, capturo los enlaces para todo lo que escribo en la bitácora y hago anotaciones como el resumen semanal en un pis pas. No hay nada parecido para el Safari y el equivalente del Chrome es una cagada pinchada en un palo. Para mí, el hombre que ha hecho esta extensión, que además es la única que tiene, es un santo y un ídolo. No veas la de horas que me debe haber ahorrado.

Read It LaterRead It Later: A lo largo del día se cruza en mi camino un montón de información y hay cosas que me interesa revisar más tarde o guardarla para algún futuro muy lejano o cercano o para enviárselo a algún amigo. Eso lo hago con Read It Later, que además puede descargar las cosas para usar sin conexión a internet. Se integra muy bien con varias aplicaciones que uso en mi iPad y mi iPhone y la verdad, lo poco que hace lo ejecuta de manera soberbia. Otra de las cosas interesantes es que te evita depender del GooglEvil Reader y seguir pasando información sobre tus hábitos a esa malvada compañía.

SearchIMDBSearchIMDB: Igual alguien no se ha dado cuenta todavía pero por aquí se habla un montón de cine y además de hablar, voy al cine con una frecuencia extenuante y antes de entrar a ver alguna película, procuro informarme y llegar preparado. Esta extensión lo único que hace es crear una nueva opción en el menú contextual para buscar el texto seleccionado directamente en IMDb, la gigantesca base de datos de cine por la que paso todos los días varias veces.

Woordenboek NederlandsWoordenboek Nederlands: De siempre se ha dicho que no solo de pan vive el hombre y todos tenemos claro que pan sin jamón serrano ibérico ni es lo mismo ni es igual. De la misma manera que necesito un diccionario para mis gambadas en español, este hace lo propio con el neerlandés, diccionario que sí que pateo con saña cuando escribo.

XmarksXmarks Sync: Durante años mantuve mis favoritos en el ordenador de mi trabajo totalmente aislados de los de mi ordenador en casa. Eso fue hasta que comencé a usar Xmarks Sync, el cual, aunque un tanto enrevesado, te permite agrupar los enlaces y así, en el mismo lugar, tengo todos los que uso en mi casa y los que uso en la oficina. Los puedo sincronizar en Safari o en Firefox o Internet Explorer y eso me permite mantener actualizado en un único lugar todos mis enlaces.

Ya que estamos, además de ver las extensiones que uso, que no son muchas, vamos a aprovechar para explicar por trigésimo novena enésima vez algo sobre la seguridad de uno y el cuidado que hay que tener en estos mundos de Dios virtuales que son las Internetes. Comencemos por lo más obvio. Si no usas la contraseña maestra o Master Password o como quiera que se diga en español, eres más tonto de lo que pensabas. Por más que tu ordenador sea tuyo y solo tuyo, puede suceder e incluso ha sucedido a otras personas que alguien tenga acceso al mismo y tú no quieres (o no deberías querer) darles toda esa información con contraseñas que usas para los sitios que frecuentas. La contraseña maestra es un molesto paso intermedio que te pide que entres esa clave al tratar de acceder a las contraseñas guardadas por primera vez después de arrancar el Firefox. Para activarla, hay que seleccionarla en el menú de seguridad que hay en las preferencias:

Preferencias - Seguridad

La contraseña debería ser compleja. En mi caso particular son dieciocho caracteres, que incluyen símbolos, letras, números, uso de mayúsculas y similares. No voy a insistir en el tema pero cada vez que alguien a quien ya se lo he advertido me viene a llorar por algo que le ha sucedido, me parto la polla de risa y les recuerdo que soy primo hermano de Te-lo-dije.

En realidad me quiero centrar en otro ajuste que yo le hago por defecto al navegador para defenderme de los depredadores enmascarados como corporaciones que te lo dan todo gratis y que están pescando información sobre ti, sobre tus hábitos y a la chita callando siguen escribiendo un libro de tu vida sin que tú lo quieras saber. Una de las cosillas que puedes hacer es tunear algunas opciones que encontrarás en la pestaña de privacidad del Firefox:

Privacidad - Firefox

En las opciones, fijaros que tengo marcada la casilla para informar que no quiero ser rastreado, algo que seguramente se pasan por el forro pero al menos no pueden decir que yo nunca lo indiqué. También fijaros en mis opciones para las “cookies” porque veremos algunas cosillas más. Yo mantengo las cookies solo hasta que cierro el navegador, después quiero que las borren (casi) todas y que se limpie el historial, casilla que también veis marcada.

si pulsáis en el botón de excepciones que está a la derecha de Aceptar cookies, llegaréis a la siguiente pantalla de configuración:

Excepciones - Cookies - Firefox

Veis que tengo una lista de tres dominios, distorsiones.com, flickr.com y springpadit.com a los que les he puesto de estado Permitir. Básicamente, esas son las tres únicas cookies que quiero que permanezcan en mi ordenador cuando cierro la aplicación. El resto, llenas con los ponzoñosos resultados de aquellos que me espían, quiero que sean borradas. De alguna manera han hecho esto un tanto oscuro. En la pantalla anterior ponía que quiero que las cookies solo se queden hasta que cierro el navegador, pero aquí parcheo mi deseo y pongo unas cuantas que sí que quiero que permanezcan. Como seguramente alguien pensó que no estaba suficientemente confuso, lo liaron aún más y veremos en la siguiente pantalla otro detalle a tener en cuenta:

Privacidad 2 - Firefox

Si ahora pulsáis en el botón de configuración que está a la derecha de “Limpiar el historial cuando Firefox se cierre“, llegáis a la pantalla anterior y veréis que NO, repito, NO tengo seleccionadas las Cookies, pese a que el texto que está encima dice claramente: “Cuando cierre Firefox, se debería borrar automáticamente …“. Yo no soy cejijunto y tengo un mac, así que no lo puedo explicar ya que mi cerebro es demasiado simple, pero seguro que hay una lógica porque a mí el cuerpo me pide que marque la casilla de Cookies pero si lo hago, me borran las que quiero dejar en mi equipo, lugares en los que por gandulismo, prefiero que el ordenador siga siempre conectado.

Todo esto es muy complejo y seguro que tenéis que leer esta última parte una vez y media o quizás hasta dos veces pero el efecto deseado es que cada día, cuando cierro el navegador, se borran todas las cookies que dejan todos para controlarme, salvo por la que me permite seguir conectado a mi bitácora, la de mis fotos y la del lugar en el que hago mis listas. Además, recordad que es MUY pero que MUY importante el tener una contraseña maestra para proteger datos que seguramente sean sensibles, aunque vosotros seáis las únicas personas en el mundo e incluso en el universo que uséis ese equipo.

Y hasta aquí hemos llegado. La próxima vez comentaré algunas de mis apps favoritas en mis iDispositivos.