Rosa verde

Rosa verde

Rosa verde, originally uploaded by sulaco_rm.

Supuestamente en Cameron Highlands cultivan unas rosas verdes que sun únicas pero vamos, mira que son feas. Les falta algo de variedad en el color. Aparte de las plantaciones de té, en este lugar hay un montón de empresas cultivando flores y árboles frutales y todas han encontrado la forma de explotar el tema y sacar un dinero adicional con los turistas. La guinda se la llevan los que tienen las abejas que polinizan todos los árboles frutales, esos también te cobran por ver sus panales de rica miel en una especie de parque temático que me hizo recordar a la abeja Maya y al viciosillo de su amigo guili.

Tichino

Teacino

Teacino, originally uploaded by sulaco_rm.

La gente que toma té siempre ha envidiado a los cafeteros las diferentes variedades con las que se puede disfrutar de un café. Desde el Manchado, pasando por el cortado (corto y largo), el leche y leche, solo, café con leche, americano, expreso, irlandés, carajillo, hasta el clásico capuchino, que viene a ser la nobleza en el universo del café. En el otro lado, el del té, a lo más que aspiran es a que les vengan con una caja con sobres de varios tipos y a elegir un sabor. Obviamente la envidia les come por dentro y así a alguien se le ocurrió que la solución es el teacino, el cual me he tomado la libertad de traducir al español como Tichino, una cosa echa con té y que trata de simular la textura y el sabor de una de las bebidas más tomadas en el universo.

Estando en la plantación de BOH, en Malasia, tuve oportunidad de probarlo y puedo confirmar y confirmo que es asqueroso, se queda a medio camino de la nada, ni es té, ni es capuchino, es algo raro y con un intenso sabor a producto de marketing. Por suerte yo soy de tomar café en todas sus formas y no tengo que sufrir esta tortura.

Hojas de té

Hojas de té

Hojas de té, originally uploaded by sulaco_rm.

Uno ve las hojas de esta planta y no termina de creerse que después de un elaborado proceso acaben convertidas en eso que hay en las bolsitas de té que preparamos en casa. Después de que las recogen pasarán por una fase de secado, otra en la que las ponen en un rodillo para romperlas y que suelten sus jugos, seguida de una fermentación que desarrolla el aroma característico del té y se vuelven a secar antes de separarlas según el tamaño de las partículas y la eliminación de todas las fibras y tallos que puedan estar mezclados con las hojas. La visita a la fábrica de la plantación de la compañía Boh fue una de las mejores atracciones que vi en Malasia. No solo es un lugar increíble (fotográficamente hablando) sino que todo el proceso está muy bien explicado y tienen maquinas que se llevan usando décadas y le dan un aura místico al asunto.

Recogiendo las hojas de té

Recogiendo las hojas de té

Recogiendo las hojas de té, originally uploaded by sulaco_rm.

Un hombre se mueve entre las plantas de té transportando un saco lleno de hojas. La mayoría de los que trabajan en esas plantaciones vienen de países más pobres que Malasia y les pagan una miseria. Su sueldo depende del número de sacos que hagan y viven en barracones en la misma plantación.