Tricycle petado en Boracay

Tricycle petado en Boracay

Cada país del sureste de Asia tiene sus peculiares medios de transporte públicos creados alrededor de bicicletas y motos y por el mejor blog sin premios en castellano llevamos años viéndolos. En las Filipinas, si no quieres seguir una de las rutas de los jeepneys está la posibilidad de los tricycle o triciclos, motocicletas a las que se les ha añadido una mega-estructura para transportar hasta nueve julays. A menos que pagues una cantidad adicional, estos vehículos paran y recogen a todo el que lo pide y que va en la dirección en la que circula, se enteran más o menos de la ruta y se bajan donde les resulta más conveniente o en su destino, ya que el conductor es flexible en lo del recorrido. Si eres intelectualmente dotado seguro que encontrarás uno o varios micro-vídeos por aquí con mis viajes en estos cacharros, aunque en mi caso casi siempre ha sido solo con el conductor ya que los precios son tan ridículos que no los comparto y por uno o dos leuros me llevaban allí a donde quería. En Boracay les hice algunas fotos y en la imagen de hoy vemos un tricycle con ocho personas, petado y hasta con el equipaje de varias de ellas sobre el chasis. Hay un tipo especial, llamado motorella y que pese a que los he visto y me he montado, no recuerdo si les hice fotos, en los que la moto está en el centro de la estructura, que es bastante más cerrada que la que vemos hoy. Con algo de suerte veremos alguno de esos en las fotos de Camiguin. Hay otro tipo de transporte construido a partir de las motocicletas y llamado Habal-Habal, con un asiento mucho más largo y capacidad para cinco julays y a veces una estructura como de silla de camello montada sobre la motocicleta y que permite llevar hasta trece julays. Esta última la llaman skylab y aunque me he cruzado alguna, creo que no les he hecho fotos.

White Beach Station 3 mirando hacia Station 2 y 1

White Beach Station 3 mirando hacia Station 2 y 1

Ayer veíamos la Vista en White Beach Station 3 mirando hacia Panay y seguro que más de uno piensa que detrás de mi estaba la mierda y la basura y todo lo peor, así que hoy tenemos lo que hay mirando hacia el otro lado, en la dirección de Station 2 y 1, la parte más antigua de Boracay. Toda la gente que me he cruzado en las Filipinas y que muchas veces no ha estado allí me hablaba de una playa petada de gente y se debieron esconder la semana que yo pasé por allí porque en mis fotos hay una cantidad bastante discreta. Una cosa que me gustó muchísimo en esta playa es que las palmeras llegan hasta la arena y ocultan los edificios, que no tienen más de dos plantas y que están siempre por detrás de las palmeras.

Vista en White Beach Station 3 mirando hacia Panay

Vista en White Beach Station 3 mirando hacia Panay

Comenzamos una nueva serie en las Filipinas y llegamos al destino turístico más famoso del país y en el que se encuentran algunas de las mejores playas del planeta. La pequeña isla de Boracay está a dos kilómetros de la isla de Panay y está conectada a la misma por una flota de barquillos que no paran de llevar y traer gente y mercancías. Creo que tienen planeado construir un puente pero a día de hoy, no existe. Este es uno de los destinos más denostados por muchos turistas que van a las Filipinas y dicen que es horrendo y odioso pero si soy sincero, yo estuve allí cinco días y disfruté como un bellaco de las playas. La principal es White Beach, una franja larguísima de arena que se sub-divide en zonas llamadas Station 1,2 y 3. Yo me quedé en la zona Station 3, la parte más sureña de esa playa y cercana a la isla de Panay. En esta serie tendremos fotos y más fotos de playas, cielos épicos, mares calmos y mucha arena blanca. Comenzamos a quince metros de mi habitación, en la arena de la playa mirando hacia el sur, hacia el final de la White Beach. Varias de las fotos de esta serie serán panorámicas así que para verlas en un tamaño algo más grande, ya sabéis lo que tenéis que hacer.

Las playas de Boracay y el terrorífico viaje en la manzana mordida

Esta serie épica de vídeos comenzó en la anotación Vídeos de Manila, Puerto Princesa y la playa del Nido en Palawan y complementan e ilustran la narración legendaria del viaje a las Filipinas que empieza en El comienzo de otro gran viaje

Hasta aquel luchador por los derechos de las personas con más color que otras y que fue asesinado lo dijo en ese discurso super-importante que dio y en el que tuvo un sueño y parte de ese sueño era que alguien hiciese realidad MI LISTA DE DESEOS y al pobre hombre lo mataron y yo sigo aquí, esperando que un alma caritativa se gaste los leuros y me haga la tercera o la cuarta persona más feliz del continente, ya que imagino que en las primeras posiciones siempre están las pavas que se operan los tetones y se ven reconstruidas cuando no les cuelgan hasta el ombligo.

Seguimos en Boracay y esta vez, mi cutre-teléfono güindous de cien leuros fue capaz de captar un momento estremecedor, la puesta de sol en la mismita playa de Boracay. El sol se pira para otras tierras más al oeste y nos deja allí tirados. Es una escena con un 360, giro completamente y vemos hasta la gente que estaba en la playa viviendo ese momento que recordaremos todas nuestras vidas. El vídeo está aquí:

Puesta de sol en la playa de Boracay

A la mañana siguiente hice una ruta pateando por la isla de Boracay y fui a la Puka Beach, una playa espectacular, increíble, fabulosa, fantástica y que todos los comemieldas que se saltaron Boracay por ser muy turístico se perdieron. Es más, para mí, la mejor playa en las Filipinas y en el sureste de Asia con muchísima diferencia. En este documento esclarecedor, vuelvo a hacer un 360, giro para que se vea la multitud que había en la playa. Básicamente, estaba solo en un lugar que es como el paraíso antes de que la tierra se infestara de truscolanes de mierda. El vídeo está aquí:

La playa de Puka Shell en Boracay

Para volver a la playa en la que estaba mi motel, fui en un tricycle. Ya hemos vivido un vídeo tremendo en el que iba montado en uno de ellos pero este es terrorífico. El chamo tiene cubierto el parabrisas delantero con una manzana mordida, así que me transportaba un apple o quizás aquél era el iTricycle. En cierto momento nos ponemos detrás de otro de esos vehículos, uno que transportaba en total a OCHO JULAYS, siete pasajeros y el conductor. Todos usando una motocicleta. ¡Chama, méate toa del susto! Si lo digo no me lo creen, así que a ver el vídeo que está aquí:

Bajo-acogedor viaje en el tricycle de la manzana mordida

La tanda de hoy fue cortita y con esto acabamos con las Filipinas. En el próximo capítulo, el cual será el último, veremos los vídeos que hice en Kuala Lumpur y alguno hecho desde el Airbus A340 que me llevó hasta Frankfurt. Lo podéis ver en Vídeos en Kuala Lumpur y mastodontes aéreos en Frankfurt