Categorías
Ayutthaya

Llegando al Wat Chai Watthanaram

Aquí estamos llegando a la siguiente gran parada y personalmente, el conjunto de ruinas arqueológicas que más me gustó en la visita a Ayutthaya. Se trata del Wat Chai Watthanaram. Es un templo relativamente nuevo, del siglo XVII (equis-uve-palito-palito) y aunque por ahí han habido guerras y saqueos, se mantiene más o menos bien. Al parecer el principal peligro son las inundaciones, la última de las cuales fue en el 2011.

Categorías
Ayutthaya

Catedral de San José

Por recordar un poco la arquitectura europea, avanzando por el río pasamos junto a la Catedral de San José, que ahí donde la veis es como la cuarta iteración, siendo la primera y original una que se construyó en 1685, aunque la tumbaron varias veces. La versión actual tan bien cuidada es gracias a una restauración a comienzos del siglo XXI (equis-equis-palito). Es una iglesia católica de origen francés. El color que eligieron para pintarla me recuerda a un montón de iglesias en Gran Canaria, seguro que la iglesia católica lo compra al por mayor y consigue descuentos porque este es muy popular en lugares con climas tropicales o sub-tropicales.

Categorías
Ayutthaya

El Buda reclinado del Wat Phutthaisawan

Antes de marcharnos del Wat Phutthaisawan veamos en uno de los edificios que no han sobrevivido al paso del tiempo a un enorme Buda reclinado y al que han recubierto con una cosa que podría perfectamente ser un paracaídas. En algún momento tenía un edificio sobre su cabeza pero ahora vive a la intemperie. Este no es el Buda reclinado más grande que he visto, en Myanmar los hay cuatro o cinco veces más largos y hasta con su techito. Al fondo se ve el pedazo de orejón del Buda que parece una vela de un velero y eso que le sale por detrás y que parece aleta de tiburón es la moña esa tan rara.

Categorías
Ayutthaya

El oro del Wat Phutthaisawan

Mira que llevamos años viendo templos en Asia y siempre es con movidas de hace cienes y miles de siglos y hemos visto mucho pan de oro pero lo que se dice oro, oro, del que cagó el moro, pues muy poco. En el Wat Phutthaisawan me topé con una vitrina, en una sala que se podía cerrar y que era más segura que un fuerte gringo y en la misma, dos figuras de Buda de oro del de verdad o al menos eso parece, que yo le haría una punción para verificar que el oro es macizo. Reconozco que los orejones de Buda quedan mucho mejor en estuco. El Buda de arriba está en la postura de sobar la siesta y el de abajo en la de detener la invasión de los truscolanes.