Roca y playa

Ya las fotos que quedan por ver son de más de lo mismo pero con otros ángulos. Aquí tenemos dos de los islotes, el pequeño a la izquierda, con la zona de hamacas en la playa y gracias a la roca podemos ver las diferencias de nivel entre marea baja y marea llena. Con las mareas grandes, la franja de arena queda totalmente cubierta de agua y por supuesto, retiran las hamacas. Por lo general, las excursiones las planean teniendo en cuenta las mareas para que los clientes no se lleven un tremendo disgusto cuando pasan por allí.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La franja de arena blanca desde el otro lado

Aquellos seres inhumanos agraciados con una memoria superior a los tres minutos recordarán que ayer vimos La franja de arena blanca y hoy nos ponemos en el extremo del otro islote grande, con lo que a la izquierda estamos viendo el punto desde el que hice la foto ayer y a la derecha está el islote bajo y que se confunde con la isla de Koh Tao, que está al fondo. La zona preferida para bañarse de la gente está en el extremo opuesto y ya sabes que si nadie se mete en el agua por un sitio, tú tampoco lo haces para no reinventar el desastre, que seguro que hay algo chungo por ahí que espanta a los bañistas.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La franja de arena blanca

Seguimos disfrutando de las espectaculares imágenes de Nang Yuan y aquí tenemos la franja de arena blanca que conecta los tres islotes y a la izquierda la imagen engaña porque por detrás está la isla de Koh Tao, así que no es tan grande como parece. Sobre la arena blanca, que está como mitificada por muchos julays, está hecha de trozos de conchas (y supongo que de ahí viene la expresión de la concha de tu madre ;-)) y no tiene ni punto de comparación con la arena rubia de la playa de las Canteras o de Maspalomas, que es finísima y cuando sacudes la toballa se queda atrás. Esto es más bien como un mazacote que se te pega al cuerpo y a la toballa y te llevas doscientos gramos pegados al cuerpo siempre que vas a la playa. A la derecha vemos a dos julays dentro del agua haciendo lo correcto para esas aguas sin profundidad, que es recostarte completamente y que te cubra el agua caldosa.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La charca

Siempre hay algo que no se ve en las fotos de estos sitios super-hiper-mega idílicos y que parecen postales y en los islotes de Nang Yuan el problema aparece cuando te metes en el agua, que está llena de piedrecillas y conchas y tienes que caminar cienes y cienes de metros para conseguir llegar a un punto en el que hay algo de profundidad, que en la foto podemos ver como sufre la pava del bikini de la derecha y como allá al fondo, Obesity todavía sigue con todas las lorzas fuera del agua y lo peor es que como se decida a tumbarse, provocaré una subida del nivel de los océanos.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao