Buda recostado en el Maha Ganayon Kyaung

En el monasterio de Maha Ganayon tenían la habitual colección de imágenes de Buda en tamaño gigantesco, ya que los budistas son fervientes creyentes en lo de que el tamaño sí que importa. Mi visita a ese monasterio era para atender el increíble y alucinante evento del almuerzo por la jeta de los monjes, que se encochinan con la comida donada por los pobres desgraciados y muertos de hambre de los alrededores que han de mantener esta casta de parásitos inútiles. Como el almuerzo comenzaba a una hora fija, maté el rato viendo los diferentes rincones del monasterio y haciendo fotos, aunque no me permitieron hacer la mejor de ellas, una en la que un grupo de monjes jugaba al fútbol vestidos con sus jaiques exóticos. Desconozco el tamaño de este Buda recostado pero fácilmente llegaba a los cuarenta metros de largo.