Hermitage Amsterdam

Hermitage Amsterdam

Hermitage Amsterdam, originally uploaded by sulaco_rm.

En la calle Amstel y a la vera del río Amstel se encuentra el Hermitage Amsterdam, un museo que abrió en el año 2009 y que tiene una excelsa colección de arte. El museo se ha instalado en el antiguo Amstelhof, una recidencia de ancianos que se construyó en 1682. Merece la pena asomarte al patio interior si no quieres ver el museo. El edificio tiene una fachada muy clásica y sobria y mide algo más de cien metros de largo. La puerta sobre las escaleras no se usa pero como en la época en la que se construyó la gente rica ponía sus entradas en alto y el servicio entraba desde la calle, le pusieron una puerta de ese estilo en la fachada. El edificio se usó como residencia de ancianos hasta el año 2007. Inicialmente era solo para mujeres y a partir del siglo XIX (19 si has sufrido el sistema educativo actual) se permitió que entraran hombres. En sus tiempos, para poder vivir aquí las mujeres debían tener más de cincuenta años, ser residentes de Amsterdam al menos quince años y pertenecer a la iglesia reformista que lo mandó construir al menos diez años.

El río Amstel desde el Blauwbrug

El río Amstel desde el Blauwbrug

El río Amstel desde el Blauwbrug, originally uploaded by sulaco_rm.

Una de las fotos más bonitas que hay de Amsterdam es la del Magere Brug hecha desde el Blauwbrug. Hoy regresamos a ese lugar para hacer una nueva foto y si queréis podéis ver la anterior en la anotación Río Amstel y Magere Brug. En esta ocasión había hielo en el río, oscurecía y yo además bloqueaba la luz con un filtro de densidad neutral que se comía seis pasos a la hora de hacer la foto. A la izquierda podéis ver el sol reflejado en los cristales de un edificio y el Amstelhof el cual se ha transformado en el museo Hermitage Amsterdam. Suelo cruzar ese puente todas las semanas y a la vera del mismo está Lo Stivale d’Oro, un restaurante italiano muy bueno y barato en el que sólo se puede pagar en efectivo y que suele estar lleno hasta la bandera de gente que vive en la ciudad y sin prácticamente turistas, los cuales ni saben que esta pequeña joya existe y está tan cerca de Rembrandtplein.

Crepúsculo en Prinsengracht desde el río Amstel

Una de las zonas más bonitas de Amsterdam, al menos para mí, es el tramo del río Amstel que transcurre entre el Blauwbrug y el Hoge Sluis. Allí enganchan con el río los canales más importantes de la ciudad y se puede disfrutar de la arquitectura de la ciudad en todo su esplendor sin las hordas de turistas. Hoy tenemos una puesta de sol mirando hacia el Prinsengracht, con el río Amstel medio helado en primer término. La casa de mi amigo el Turco se encuentra a menos de cien metros si camináis desde este lugar hacia el Amstelhotel, uno que todos los que hayan visto la película Ocean’s Twelve recordarán. A mi derecha estaba el Magere Brug, uno de los puentes más famosos de la ciudad y el cual veremos en otra foto y a mi izquierda el Koninklijk Theater Carré, en el cual transcurrió el relato de la anotación El gran circo de Asia: Ovations! que por supuesto todos habéis leído porque se publicó tan recientemente como en octubre del 2005.