Mis programas favoritos para el iPhone

Ya casi llevo medio año usando Mi Jesus iPhone y sigo tan fascinado con el artilugio como el primer día. Después de tres años como usuario de teléfonos con Internet y un uso más o menos intensivo, por fin he descubierto el placer a la red a través de un artilugio que va conmigo a todos lados y complementa o ejecuta muchas de las cosas que hago. Ya hablé hace un par de meses de las Aplicaciones en mi iPhone y veo con horror como pisoteo nuestro idioma ya que debería haber usado el término programas …. o quizás no, acabo de alucinar cuando he visto en el RAE que aceptan aplicación como Programa preparado para una utilización específica, como el pago de nóminas, formación de un banco de términos léxicos, etc.

Mis programas favoritos en el iPhone son a día de hoy los que se pueden ver en el pantallazo que viene a continuación:

Mis programas favoritos

De Aurora Feint: The Beginning, Buienradar y WordPress ya hablé en Aplicaciones en mi iPhone así que nos centraremos en los otros programas que uso con mucha frecuencia.

Todo

Todo

No sé como he podido vivir tantos años sin Todo, un programa para hacer tus listas de tareas pendientes. En combinación con mi cuenta en Toodledo por fin he logrado no olvidar las cosas. Desde mi ordenador en el trabajo, en casa o desde el iPhone añado las cosas que tengo que comprar o las ideas para las boberías que siempre se me ocurren en los momentos más inadecuados y que quiero desarrollar más tarde y de alguna forma mágica quedan sincronizadas entre mi teléfono y mi cuenta en Internet. Ahora me paseo por el supermercado comprando exactamente las cosas que necesito, sin dejarme olvidado el dichoso papel como me sucedía todos los sábados.

Super Monkey Ball

Super Monkey Ball

Este es EL JUEGO por excelencia. Los viajes en tren entre Utrecht y Hilversum los aprovecho para echarme una partidilla, contrarestando el movimiento del tren mientras inclino mi teléfono para que mi jugador corra hacia la meta llevándose por delante tantos plátanos como pueda. Estoy atascado en el nivel 9 desde hace un par de semanas y me entreno todos los días para ver si consigo superar ese nivel y desbloqueo los próximos diez niveles.

Super Monkey Ball nivel 9

Bejeweled 2

Bejeweled 2

Debo llevar años enganchado a este juego, tanto en el PC como en Mac. En el iPhone tiene la misma carga adictiva y a poco que tenga un rato me pongo en faena, a juntar tríos de diamantes del mismo tipo para superar el nivel. Le han añadido un par de toques nuevos que lo hacen aún más excitante.

Del resto de programas comentaré un poco para que esto no se haga infinitamente largo:

  • fring. Además de todo tipo de protocolos de mensajería, tener acceso a mi cuenta de voipcheap y poder hacer llamadas de VoIP usando el WiFi no tiene precio.
  • Pathé. La cartelera de la cadena de multicines de la que tengo un abono ilimitado en la palma de mi mano, con horarios, trailers de películas y toda la información que pueda necesitar.
  • Toy Bot. Un juego muy cachondo y ruidoso en el que tienes que llevar a este pequeño robot recogiendo objetos a través de un montón de niveles. Se juega usando los sensores de posición del teléfono y de cuando en cuando con algún dedillo.
  • Shazam. Ves un anuncio en la tele o escuchas algo por la radio y tienes curiosidad por saber el nombre de la canción y su autor. Shazam está ahí para evitar que se te recaliente el cerebro con la angustia de la incertidumbre.
  • WiFinder. Redes protegidas, desprotegidas, ocultas, lo que se tercie. El programa que lo encuentra todo.
  • Cube Runner. Otro juego que aprovecha el giróscopo del teléfono. Si no quiero complicarme mucho y solo voy a pasar un par de minutos jugando, esta es siempre mi primera opción.
  • Belstatus. Programa de T-Mobile para comprobar los minutos y mensajes gratuitos que me quedan durante el mes. Nunca he llegado al límite de 150 mensajes pero con los minutos de voz me acerco en ocasiones peligrosamente.

Resumiendo. Sigo encantado de la vida con Mi Jesus iPhone, lo exprimo al máximo, la batería me dura igual que con el sony ericsson que usaba antes solo para Internet y ahora llevo conmigo un iPod, una consola portátil de juego, un organizador personal y vete tú a saber que montón de cosas más.

Mi iPhone blanco en el Club de las 500

Mi iPhone blanco

Mi iPhone blanco, originally uploaded by sulaco_rm.

Cuando el 22 de Julio pasado dije que ya tenía en mis manos Mi Jesus iPhone usé tres imágenes para ilustrar aquella anotación. La última de ellas, una en la que se ve mi teléfono por detrás ha sido la más popular de mis fotos en la que no se ve algo de chicha en conseguir su invitación para entrar en El Club de las 500. Lo logró en poco más de mes y medio. Hoy se cumplen tres meses desde que tengo el teléfono y aún sigo sorprendiéndome con todo lo que puedes hacer con el. Estos días le he sacado partido por toda Europa, consultando mapas, leyendo el correo, visitando bitácoras o averiguando la previsión del tiempo. Es definitivamente el mejor artilugio tecnológico que he comprado en mi vida.

A toda velocidad con el iPhone

A toda velocidad con el iPhone

A toda velocidad con el iPhone, originally uploaded by sulaco_rm.

Al parecer hay solo dos países en el universo que tienen una red 3G decente y yo vivo en uno de ellos. A veces leo en otras bitácoras los problemas que tiene la gente con sus conexiones ADSL, con sus teléfonos y las velocidades que padecen cada día mientras navegan por Internet y no me siento nada identificado porque en mi caso la velocidad de mi conexión en casa son unos escandalosos 19Mpbs reales y en mi iPhone la velocidad es de 2.92 Mbps.

Hace ya más de tres años que vivo en Matrix, conectado las 24 horas al día a través de cualquier dispositivo que tenga cerca. Por eso ya casi no uso el teléfono para hablar, prefiero los correos electrónicos como forma de comunicación y de los ciento cincuenta minutos de voz que tengo para gastar cada mes, en los últimos treinta días he usado treinta. El resto se acumularon a los nuevos ciento cincuenta que recibí y ahora me siento culpable porque me tengo que deshacer de doscientos setenta.

Mi visión de la tecnología es que está para servirnos a nosotros y no al revés. Por eso emigré al universo apple, por la facilidad de usar sus dispositivos sin preocuparte del sustrato técnico que los sustenta. Yo soy un simple usuario y saco el máximo partido de los aparatos sin esfuerzo, sin grandes sesiones de aprendizaje y sin acabar renunciando al uso de la tecnología por pura frustración.

Mi iPhone me ha dado todo lo que siempre había querido tener en un teléfono y mucho más, ya que ahora llevo el iPod también conmigo a todas partes.

Aplicaciones en mi iPhone

Las aplicaciones en mi iPhone

Las aplicaciones en mi iPhone, originally uploaded by sulaco_rm.

Las tres claves que distinguen el iPhone de cualquier otro artilugio que haya poseído hasta el día de hoy son la interfaz, la reunificación de cacharros en uno y las aplicaciones. Se ha hablado un montón sobre la interfaz, lleva un año en la calle y todavía ninguno de los contendientes ha conseguido sacar algo que le haga al menos un poco de sombra. Es sencillamente fantástica y en combinación con iTunes un equipo imparable.

El segundo aspecto que resalta es el poder volver a salir de casa llevando un solo dispositivo, con el que navego por Internet, hago llamadas, mando mensajes, juego, escucho música y podcast y cuando encuentro alguna cosa interesante, la fotografío. Es un alivio el dejar atrás otros tres aparatos y tener la libertad de saber que todo va contigo, tu agenda, tus correos, música y demás.

Lo tercero son las aplicaciones. Yo he tenido un teléfono con Windows Mobile en el que añadir una aplicación nueva era una pesadilla que no querías vivir, tanto porque sudabas tinta para encontrarla y cuando lo hacías venía el trauma de lograr que llegara sana y salva al teléfono. He tenido un Sony Ericsson que permitía muy poco y siempre con muchas limitaciones y ahora llegamos al iPhone y la sencilla visión del mundo de apple. Voy a iTunes, lugar bien conocido tras años de uso y allí busco mis aplicaciones sin grandes problemas, las elijo, confirmo y llegan al iPhone en la siguiente sincronización sin más problemas. También puedo hacerlo directamente, a través de Internet y desde el teléfono, pero siempre he sido de natural gandul y prefiero la vía de iTunes. Aún no he comprado ninguna porque no he sentido ninguna necesidad imperiosa. Todo lo que quiero está en versión gratuita y por ahora es suficiente.

En la imagen vemos un pantallazo de mis aplicaciones, las cuales paso a explicar:

  • La primera en realidad no lo es, es un botón con la bitácora para llegar a ella más fácilmente. Se generan desde Safari en un instante y pueden ser muy útiles para los sitios que visitas siempre.
  • La segunda aplicación es Buienradar.nl y es más que probable que jamás hayas oído hablar de este sitio a menos que vivas en Holanda. Esta aplicación básicamente es una copia de su web y en ella tienes, en tiempo real, el mapa de las nubes sobre los Países Bajos hecho por radar, con animaciones y la posibilidad de ver la previsión del tiempo para las próximas tres horas con una precisión terrorífica. ¿Para qué lo usamos? Sencillo, este es el país de las bicis así que miras el buienradar y sabes si lloverá mientras vas camino del trabajo o si deberías salir cinco minutos antes o después. No podría vivir sin esto.
  • DizzyBeeFree es un juego chorra que aprovecha los sensores de posición del iPhone. Muy divertido para un par de minutos mientras vas en el tren y quieres jugar a algo sencillo.
  • Arcade, otro juego de esos simples, aunque no termina de convencerme e imagino que pronto lo quitaré.
  • BreakClassic, una especie de Arkanoid evolucionado, entretenido y genial en la forma en la que han creado una zona para que uses el dedo para mover tu jugador.
  • AirMe. Una aplicación que me permite hacer fotos y subirlas a flickr. La imagen que hice hace una semana en Kamerik fue colocada en flickr con esta pequeña herramienta muy práctica.
  • Labyrinth LE, un juego de esos de mover la bola procurando que no caiga en ninguna de las trampas y que también usa todas las funciones de los sensores. Ya me he aburrido y supongo que lo quitaré pronto porque en la versión gratuita no tiene muchos niveles.
  • WordPress, la versión para iPhone de la parte de administración del motor de la bitácora, ideal para escribir anotaciones desde el teléfono y publicarlas de una forma sencilla y profesional.
  • JawBreaker, otro de esos tipos de juego que siempre me enganchan y de los que no me canso.
  • Aurora Feint, la auténtica pasada, una virguería visual, acojonante que sea gratis porque tiene un acabado increíble y un alto nivel de adicción.
  • Moonlight Mahjong Lite, el Mahjong de toda la vida pero en 3D y ahora para tus dedos.

Aparte de estas aplicaciones, conviene dejar constancia de los truquillos que he descubierto y que me hacen la vida más fácil:

  • ¡El micrófono de los auriculares tiene botón! Tuve que leerme los hints and tips de la página del iPhone para descubrirlo. Quieres escuchar música, pulsas el botón una vez y tu iPhone se enciende como iPod, pulsas otra vez y se pone en pausa, pulsas dos veces y saltas a la siguiente canción, te llega una llamada, pulsas una vez y la respondes, dos y la mandas al buzón de voz, esto es lo más.
  • Pulsando dos veces la barra de espacio al escribir pones un punto seguido de un espacio y el iPhone activa la tecla de mayúsculas. No veas lo cómodo que es escribir SMSs con esto.
  • Pulsar dos veces la tecla HOME activa un menú especial para controlar el iPod.
  • Si pulsas a la vez la tecla HOME y la de encender tomas un pantallazo de tu iPhone, tenéis un ejemplo en la imagen que preside esta anotación. Practico si quieres tener constancia visual de algo.

Y fuera de esto, no solo no me arrepiento de haberlo comprado sino que cada vez me cuesta más comprender por qué las otras compañías no han hecho anteriormente algo tan sencillo y eficiente.