Charles y sus estudiantes de inglés

Hay infinitas formas de comenzar a hablar de una ciudad y seguro que yo he probado ya unas cuantas y ésta es tan válida como otra cualquiera. Cuando comencé a patearme Rangón o Yangón se cruzó en mi camino Charles, un birmano encantador que me dio un montón de consejos y que trabajaba como profesor de inglés. Lo acompañé al edificio de la cruz roja en el que daba una de sus lecciones, a jóvenes sin demasiados medios económicos y para los que saber inglés supone abrir mil puertas y se empeñó en que le hiciera una foto con sus dos alumnos más aventajados. Yo estoy acostumbrado al recelo de la gente a la hora de hacerles fotos y me sorprendió un montón que se ofreciera para la misma. Con esta foto arranca el paseo por Rangón, la ciudad más grande de Myanmar o Birmania y que resulta que no es la capital del país.