Categorías
Viena

Interior de la Schottenkirche

Esta iglesia del siglo XII *equis-palito-palito) tiene una historia muy curiosa. Se escoñó varias veces y druante una visita del rey Fernando II de Habsburgo el techo se vino abajo cuando el rey estaba allí, que yo diría que es un claro mensaje del Dios de la iglesia de su tremendo disgusto con ese rey. Cuatro años más tarde le cayó un rayo que la quemó y derrumbó con lo que igual el curilla local era un bicho malo de cojones y por eso, la versión actual es de esa época y su interior se reconstruyó en estilo barroco. El interior luce precioso.

Categorías
Viena

La Fuente de Austria y la Schottenkirche

A menos que tengas vista de superhéroe cuesta verla pero hay una fuente en el centro, justo delante de la separación de los dos edificios. El de la izquierda es la Schottenkirche, una iglesia que por fuera parece una prisión pero por dentro mejora mucho. En esta plaza es donde hacen tanto el mercado de Pascua como el de Navidad, muy populares y visitados tanto por los turistas como por la gente de la ciudad. El nombre de la fuente da una vaga idea de lo que representa y fue diseñada en 1844, en la épica del imperio de los Habsburgo.

Categorías
Viena

Interior de la iglesia de San Pedro

Ayer veíamos la fachada y hoy entramos en la Peterskirche para ver el soberbio despliegue barroco de la misma, con querubines colgados de todos lados. El interior fue restaurado hace quince años y luce glorioso, con un montón de color y con las pinturas prácticamente como nuevas. El estilo del interior es puramente barroco que si me lo preguntas e incluso si no me lo preguntas te diré que es el más fabuloso para los templos cristianos y le dio una ventaja insuperable a nuestro Dios sobre ese de los terroristas que no comen carne de cochino.

Categorías
Viena

La iglesia de San Pedro en Viena

La Peterskirche es una joya del barroco que en la actualidad está bajo el control del Opus Dei. Se comenzó a construir, en su variante actual, en 1701 y se inspiraron en la basílica de San Pedro pero en tamaño pequeñito. El interior, con forma oval, es espectacular y lo veremos en otra foto. la iglesia, vista desde la calle da la impresión de ser otra más y cuando cruzas la puerta se te cae la baba. Es la iglesia barroca más importante de Viena. Absolutamente recomendable el entrar a verla.