300 años del Tratado de Utrecht

¿El arte o helarte?
¿El arte o helarte?, originally uploaded by sulaco_rm.

Hace trescientos años o XXX CCC (equis-equis-equis sé-sé-sé) en la nomenclatura secreta, se firmaron en la ciudad de Utrecht varios tratados, conocidos en español como el Tratado de Utrecht y en holandés como Vrede van Utrecht. Aprovechando el aniversario de este tercer centenario de tan magno evento, en los últimos dos meses ha habido un montón de eventos y exposiciones en la ciudad en la que vivo y han culminado este pasado fin de semana con desfiles y similares. La ciudad de Utrecht, como todos sabemos, es la cuarta en importancia del reino de los Países Bajos, es la más bonita y aunque no lo parezca, está a la orilla del río Rin, el cual por obra y gracia de los canales ahora se mueve a unos kilómetros del centro y solo se puede ver algo de su agua en un puñado de canales que surcan la ciudad. El dichoso tratado se puede condensar en que la pérfida Albión afanó Gibraltar y Menorca, Austria se apañó los Países Bajos españoles y Nápoles y Cerdeña, Saboya se quedó con Sicilia y Felipe V (uve) quedó como Rey de España y renunció a los derechos de la corona francesa. O sea, expoliaron a España a base de bien y la culpa de todo la tiene Arturito + y su banda de alborotadores truscolanes, como todos sabemos.

Entre las cosas que se han hecho en la ciudad de Utrecht, han habido exposiciones y expresiones artísticas. Una de ellas me la tropecé por casualidad. El veintidós de mayo, recién retornado de Indonesia, iba con la Mili o Vanili a la última clase de italiano, conduciendo por el centro de la ciudad a todo meter cuando veo una multitud en la pequeña plaza que está a las puertas del ayuntamiento de la ciudad y que sucede que en realidad es un puente bajo el que pasa el Oudegracht. Reduzco velocidad, me bajo de la bici y al caminar se me dispara el MORCILLEITOR, el detector de chochas con el que todos vamos equipados. En la calle y dentro de una urna de cristal había una pava que estaba como para mojar pan. Todo el mundo le hacía fotos y videos con descaro y la chama enseñaba el potorro y las domingas pero ocultaba su cara con una máscara carnavalera. Frente a ella, cuatro viciosos quemándole la lente a la cámara de sus dispositivos mágicos y maravillosos y con un frenesí que parecían estar a punto de comenzar a cascársela allí mismo (o tocársela si tienes profundas convicciones religiosas) y amenazaban con golpear el cristal con sus pollas para llamar la atención de la chama. Decidí no bajarme del altar en el que merecidamente me habéis subido y seguí mi ruta.

Unos días más tarde, el viernes veinticuatro de mayo, fui al cine después de trabajar y como tenía un ratillo hasta el comienzo de la película decidí acercarme y hacerle una foto a la chocha para la bitácora. voy al lugar y no veo mucha gente, lo cual me extrañó. Cuando le hago la foto a la chama la noto como muy estropeada, como si en los tres días que habían pasado ya hubiera caducado. Después me enteré que tienen un montón de hembras que desnudaban para dicho evento artístico y tuve la mala suerte de ir a hacer la foto con una que ya estaba más quemada que los fogones del infierno. Además, está como parcheada por encima de la teta derecha y yo le pongo por lo bajo, cincuenta primaveras. En un momento determinado hizo un amago como de descruzar las piernas en plan Sharon Stone y salimos todos por patas de allí, que esa imagen nos puede dañar las retinas por y para siempre jamás.

10 opiniones en “300 años del Tratado de Utrecht”

  1. Eh?! ¿Pones a una chocha en pelotas y nadie ha comentado nada a estas alturas del día? Me parece que tu blog está pasando por horas muy bajas.

    Voy a comentar para salir en defensa de la dama desde la perspectiva que me da la fotografía (yo no estuve allí). No sabemos nada de su rostro pero si se asemejara al de la careta, melena inclusive, diría que no está nada mal para 50 primaveras. Esa pose sentada pone a prueba a cualquiera y creo que sale bastante airosa de la situación (querría ver a otras más jóvenes si estéticamente soportarían esa pose). Ni siquiera tu idolatrada ‘mandonna’ que transita en la cincuentena soportaría ese retrato. El tema es que se ha presentado el caramelo sin su envoltorio, pero esta mujer con su blusa, su falda ajustada, sus medias, sus zapatos de tacón y su perfume haría saltar la alarma de tu ‘morcilleitor’ sin duda.

    Si no fuese así el tema sería que pasas demasiado tiempo en el cine y ya no distingues entre realidad y ficción. 😉

    Que no sulaco, que las actrices no son como las ves en la pantalla, si no asómate a alguna web que publica sus fotos reales y pierden su encanto. Y hablando de Sharon Stone, la encuentro más atractiva estos últimos años que cuando era más joven (veáse ‘desafio total’) y parecía la típica barbie de pelo rizado americana.

    En fin, te voy a recetar un par de visionados de ‘El graduado’ para sanar tus ‘reality bites’.

  2. Genín está de vacaciones porque lo han visitado sus hijas y con la misma hasta se pierde la anotación, a menos que espabile y tire de archivo. las pavas habituales normalmente pasan de estos temas.

    Si llegas a ver la de dos días antes, comprenderías la diferencia. Aquello era un yogurín con miel de la rica y esto es un potaje de berros. A todas les ponían la misma careta. Mamonna está en otra liga. Esa compite con Swarzennegger (o como quiera que se escriba). El año pasado la vi en concierto y tiene unas manos de vieja que no veas. Eso sí, ni un gramo de grasa pero parece una estibadora que carga barcos en el muelle.

    A esta pava ya le puedes poner pantalones largos porque a mí esas pezuñas me dan repelús. Las manos de esta también daban algo de grima.

  3. Ay ay ay… ¿XXX = 300? pues si que vamos bien……. tanto poner “palitos y equis” que ya hasta tú te confundes.
    Respecto a la señora de la urna, para la edad que debe tener la tía, estoy de acuerdo con doverinto, está estupenda. Yo no me atrevería a posar así, y me da que me lleva lo menos 15 años.

  4. Las pavas habituales (yo la última incorporada) no es que pasemos de esos temas, es que no acabamos de entender por qué se comentan ese tipo de cosas (al menos es lo que me pasa a mí).
    Yo, si veo un cuerpo o cara (sea de hombre o de mujer) que me resulta muy atractivo…es muy posible que no pueda evitar hablar de ello; por lo excepcional. Sin embargo, con el resto de cuerpos (normales, deteriorados, deformes, etc.) no siento la necesidad de hacer ningún comentario; porque me resulta de lo más normal…la vida es así.

    De todos modos, estoy totalmente de acuerdo con doverinto y con Virtuditas; sea quien sea, esa mujer, y tenga la edad que tenga…aguanta muy bien el tipo.

  5. huitten, está demostrado que las mujeres van equipadas con lenguas venenosas. El por qué tratáis de ocultarlo y lo negáis como cura niega tocamientos excede a nuestra comprensión. Yo si veo a un tío guapo lo reconozco y no me hago amigo de él para no ser ESO que va al lado tuyo. Ahorita mismo, el nuevo Superman/Kal-El/Clark Kent me parece un Adonis. Cuando veo a una fea o de cuerpo desagradecido, lo comento, lo blogeo y lo que haga falta. En Informática, yo era el que llevaba la lista del DOWN 40, las cuarenta chochas más feas de la facultad/escuela y hasta podríamos haber hecho el DOWN 100 porque cuando a una hembra se le antoja estudiar esa carrera, normalmente es porque sabe que la naturaleza le ha negado todo lo demás y salvo que se vaya a Venezuela a que le tuneen el cuerpo los médicos que hacen Miss Mundo, no le queda otra. InmaMonster fue durante toda la carrera la propietaria de ese trono y su pelo-centurión sigue siendo toda una leyenda en las conversaciones con mis amigotes.

  6. sulaco, más te vale echarme un buen piropo, porque yo estudié Ingeniería Informática, soy una mujer (por tanto muy venenosa) y considero que la naturaleza ha sido bastante generosa per sé, no me ha hecho falta irme a Venezuela a tunearme nada, y como no me piropees en un plazo razonable, la próxima vez que te vea en persona, lo “hablamos”. ¬¬

  7. Venenosas…puede. Pero más analíticas, también. Y tenemos demasiadas cosas en la cabeza, y en la vida, como para perder el tiempo criticando los cuerpos menos agraciados. Jajaja… Soy consciente de que lo que acabo de decir es una verdadera trola; pero es lo que me gustaría que pasara en la realidad. Lo que sí te puedo asegurar, es que yo (de verdad, de la buena) no practico ese deporte tan femenino. ¡Es que no tengo tiempo, ni ganas!…

    Virtuditas te acaba de poner los puntos en su sitio. ¡Muy bien por ella!…

  8. Como que sin comentarios, esto está petadísimo de comentarios y eso que Genín ya me dio la espalda y no comenta por aquí.

Comentarios cerrados.