Álbum de fotos de Camiguín

El extremo de Isla Blanca más cercano a la costaCamiguín fue otra sorpresa en las Filipinas, una isla pequeña, prácticamente sin turistas extranjeros y con un montón de sorpresas y cosas que ver, casi todo relacionado con el agua. Los días que estuve por allí me lo pasé muy bien. En este álbum tenemos las fotos que han aparecido durante esta serie
Playa en Camiguin frente a Marianita’s CottagesPuesta de sol en CamiguínBarcos y volcán activo en Camiguin
Camiguín desde la Isla BlancaSolo arena blanca y mar en Isla BlancaEl extremo de Isla Blanca más cercano a la costa
Una playa en el medio del marVista desde el volcán de CamiguínCementerio hundido de Bonbon
Ruinas de la iglesia de San Roque en CatarmanInterior de las ruinas de la iglesia de San Roque en CatarmanOtro edificio en ruinas en Catarman
Piscina de agua con gas de BoraCascada de TuasanManantial de agua fría del Santo Niño
San Nicolás de Tolentino en CamiguínInterior de la iglesia de San NIcolás de Tolentino en CamiguínCamiguin desde la isla de Mantigue
Isla de MantigueEl lugar de los selfies en MantiguePlaya blanca en Mantigue y Camiguín al fondo
El islote de Mantigue desde el marCarretera junto al mar en CamiguínLago Taguines
Cascada de  KatibawasanAguas termales de Ardent

Todas las fotos anteriores y algunás más se pueden ver en el épico vídeo que está a continuación, acompañado por la canción Hurt Somebody de Noah Kahan. Si el vídeo no está debajo del texto, lo tenéis AQUÍ:

Buceando en Terumbu Tiga y otras cosillas

En realidad si quieres leer esta serie desde el comienzo, tendrás que saltar a Regresando al viaje a Asia para ver las fotos y avanzar desde allí y por si la cosa no es complicada, esta saga de fotos y vídeos está relacionada con el relato que comenzó en Desde Utrecht a Kuala Lumpur y si estás confundido, pues que sepas que así es la vida

Mira que hemos tenido tantísima suerte y tenemos dos anotaciones en días sucesivos sobre el mismo tema con otra purriada de fotos fascinantes y que hoy nos llevarán por caminos más cercanos a las pesadillas. El espectáculo audiovisual de hoy está relacionado con lo que conté en el Primer día de buceo en las Perhentian allá por el final de mayo de este año. Lo primero es lo primero y aunque creo que también hice una en Indonesia, al final la borré o algo así porque no la tengo pero para los próximos vídeos de buceo, que habrá varios, tenemos el mapa de casi todos los sitios de buceo que visité y por ejemplo una parte de la acción del vídeo sucedió completamente a la derecha de la imagen, en Terembu Tiga:

Sitios de buceo en las islas Perhentian

Ese día me dediqué a bucear y tomar el sol y no hice fotos salvo por la habitación en el Ombak Resort, que como el único cliente que pedía servicio de habitación todos los días, porque a mi no me mola nada lo de dormir en una cama llena de arena, me dejaban la habitación lista para inspección. El catre era este:

Habitación con aire acondicionado en el Ombak Resort

Y aprovecho para volver a reprochar a familiares y conocidos que no me respeten lo suficiente y no me hagan esculturas de artisteo superior con las toballas como hacían allí, que con el cisne cuello rojo de la foto anterior y de ésta, visto con más detalle y con su nido hecho con la otra toballa te daba hasta pena el tener que usarlas. Cada día me cambiaban las toballas y eran en colores diferentes y creo que con composiciones artísticas diferentes, pero esta es con diferencia la más fastuosa:

Cisne cuello rojo

Yo sé que a Virtuditas y a Genín el milenario les preocupa enormemente el jiñote así que también le hice una foto al trono. Como yo estaba en la planta alta, cada vez que me sentaba allí y creaba una nueva obra, la estructura del edificio al completo vibraba con aquello bajando. La manguera con grifo que hay al lado es el equivalente del bidé, que sobre todo en países musulmanes se limpian el poto así. La ducha no sale porque estaba a mi izquierda y no cabía en el plano:

El trono en el baño

Ese día repetí con el restaurante Ewans y el chef volvió a sorprenderme con un mejunje que creo que era como un curry o así. El cabrón en lo relativo a presentación la cagaba sí o sí pero al menos la comida estaba rica y yo vaciaba el cuenco con gusto:

Sopa-mejunje en el Ewans restaurant

El estremecedor vídeo comienza en las rocas sumergidas que hay en el T3 y sobre el primer minuto nos metemos entre rocas como en un laberinto pero con mucha ilusión y aún más fantasía. Cerca del segundo minuto y medio tenemos una tortuga preciosa que pasaba por allí y justo después de eesto en la arena vemos un chucho con colores bonitos al que le estábamos tocando los mondongos. Acabamos visitando la keli de Nemo, que no se lo tomó muy bien. La canción es el tema Wild Heart del grupo Bleachers. Si no lo véis por debajo de este párrafo, el vídeo está AQUÍ:

Aguas termales de Ardent

Aguas termales de Ardent

La última sorpresa de Camiguín son las aguas termales de Ardent escondidas en la montaña y a las que suministra el agua caliente el volcán Hibok – Hibok. Son una sucesión de piscinas, cuatro en cascada y el agua se va enfriando según pasa por ellas, con lo que la superior tiene el agua más caliente. La primera piscina, la superior, tiene el agua a cuarenta grados y te metes por ratos y sales por patas. La segunda tiene el agua a treinta y cinco grados y es fabulosa. Creo que la foto es de la segunda piscina. Todo es como muy básico, lo cual le da su encanto. Las piscinas están cubiertas por una red que al parecer protege el agua de las hojas que pueden caer. El lugar es hiper-mega popular entre los locales y la gente viene por la tarde para pasar unas horas de remojo. Con esta imagen cerramos la serie de Camiguín.

El día que llegué a Coral Bay en Pulau Kecil

En realidad si quieres leer esta serie desde el comienzo, tendrás que saltar a Regresando al viaje a Asia para ver las fotos y avanzar desde allí y por si la cosa no es complicada, esta saga de fotos y vídeos está relacionada con el relato que comenzó en Desde Utrecht a Kuala Lumpur y si estás confundido, pues que sepas que así es la vida

De siempre se dijo que los cambios de escenario en Asia no son tan cómodos como en Europa, en donde todo está comunicado con todo. Allí, algo tan sencillo como ir desde Bali hasta las Islas Perhentian es una operación de dos días con tantos meneos como la compresa de una coja, como quedó explicado en su día en Viajando a las islas Perhentian desde Kuala Lumpur. El resumen de este día es más bien fotográfico y tenemos uno y solo un vídeo que además está al principio del todo. Tuve más suerte que la tonta del bote y en el avión me pusieron en asiento entre julay de ventana y julay de pasillo con lo que nos ahorramos el suplicio del más de lo mismo. En el caso del vídeo que veremos a continuación, requiere de capacidades intelectuales superiores ya que hay que hacer clic en el mismo para verlo así que nada, a seguir revolcándoos en vuestra ignorancia. En el vídeo tenemos la vista de la playa de Coral Bay, en Pulau Kecil, vista desde el nuevo y flamante embarcadero, que no existía cuando pasé por allí en el 2009:

Coral Bay desde el embarcadero

Una de las cosas que no cambian en las Perhentian es como tienen playas paradisíacas y las petan de barcas y aquí tenemos un buen ejemplo. Depende mucho de la hora del día, a primera y última hora está mucho más llena de barcos y entre medias se vacía cuando estos se van con los buceadores, los excursionistas y los que van y vienen desde la península de Malasia:

Barcas en la playa de Coral Bay

Y ahora tenemos otra vista de Coral Bay, desde las rocas. Eso que hay al fondo es como la jungla y por ahí no hay manera de caminar. La presencia humana se limita a la costa y el día que les pille un tsunami, allí las van a pasar putas para escapar:

Otra vista de Coral Bay

En ese primer día me di un garbeo al otro lado de la isla, a Long Beach, que fue en donde me quedé la vez anterior y aunque hice un montón de fotos con mi cámara, parece que con el teléfono solo fue una y además de tal forma que lo único que no se ve es la enorme playa que ahora está llena de construcciones:

Vista de Long Beach desde un extremo

Cerca del final de la playa de Coral Bay hay un tramo en el que no hay tantos barcos y es la parte de la playa en la que pasé las tardes tomando el sol y poniéndome todo lo marrón obscuro casi negro que me puedo poner, que es bastante si consideramos que para cuando llegué allí mi dopaje de beta-caroteno era épico y legendario y hasta los peítos que me tiraba eran del color de zanahorias:

Playa de Coral Bay en las islas Perhentian

Lo mejor de Coral Bay es que mira directamente hacia el oeste y el ocaso y las puestas de sol son fabulosos y tuve tantísima suerte que casi todos los días que estuve allí fueron espectaculares. Forzando a la cámara del teléfono a enfocar el sol mismo conseguí la siguiente foto, que es chulísima y puedo garantizar y garantizo que no se hizo con un ifone sino con un androitotorota de doscientos leuros:

Puesta de sol en Pulau Kecil

Y un poco después, cuando el sol ya se había escondido, tenemos otra postal fantástica en la que a la derecha se puede ver el nuevo embarcadero:

Crepúsculo desde Coral Bay en Pulau Kecil

Y para cenar, estuve en un sitio llamado Owen que tiene la más altísima calificación en el tripadvisor entre todos los mochileros y el chef preparó especialmente para mí. Es una maravillosa recreación de suela de zapato hecha con filete de carne que en algún día estuvo ligada a un animal sobre la que han puesto un zurullo de lago que debe ser cebolla frita, hay una colina de arroz con verdura y está coronado con güevo frito que murió sin ilusión ni fantasía:

Papeo malayo en el Owen de Coral Bay

Ahora que hemos llegado hasta aquí, resulta también muy interesante el revisitar el Álbum de fotos de las islas Perhentian que apareció en el mejor blog sin premios en castellano hace eones y ver como ha cambiado el lugar.