Altar mayor de la Michaelskirche

Entramos en la Michaelskirche y nos paramos a ver el fantástico altar mayor de la iglesia, que tiene una representación de un ángel caído muy elaborada y con un montón de público, que parece que todo el mundo fue a reírse al lugar con la caída de aquel desgraciado probablemente truscolán. Al fondo y en dorado se puede ver el icono bizantino de Maria Candia. La iglesia merece una visita ya que gana muchísimo por dentro, aunque con tanto rey suelto en las proximidades, no me extraña que la cuidaran tanto.

Publicada el
Categorizado como Viena

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Ese es el castigo que le dieron, ser truscolán para los restos eternos y vivir en Bruselas, un doble castigo del copón… 🙂
    Salud

Los comentarios están cerrados.