Calçada da Serra

La bajada (o la subida) desde la parte alta del puente que cruza el Duero a la parte inferior del mismo, por la Calçada da Serra, es casi como el descenso de los aviones, caes en picado y no veas si la dirección es la de subida. Por supuesto esto jamás preocupará a los CuloCochistas que comentan por aquí porque esos dos van en su carro, que no se lo han robado, riéndose de los peatones. Con un buen chubasco esa calle tiene que ser como un río cargado con el agua de los hielos invernales derretidos. Al fondo se puede ver la parte alta del puente. Para los más gandules, hay un teleférico que te lleva desde la parte baja a la alta, eso sí, hay que caminar un rato porque en la parte baja está como medio kilómetro más abajo.

Publicada el
Categorizado como Oporto

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.