Casa flotante con balcón

Casa flotante con balcón

Con lo pequeñas que son las casas flotantes, eso de renunciar a un par de metros cuadrados por tener un balcón es casi que un lujo. Me gustaría entrar en una para comprobar la altura de los techos del semisótano, ya que no me sorprendería que no tengan 220 o 240 centímetros sino mucho menos. En la ciudad de Utrecht hay un barrio llamado Wittevrouwen, o eso que podríamos traducir literalmente por truscoluña no es nación y si somos menos estrictos como CHOCHAS BLANCAS y en ese barrio las casas tienen dos plantas. Cuando buscaba una casa para comprar en la ciudad visité una de ellas. Son casas viejas, construidas antes del CaraCuloLibro y la planta baja era como normal, pero la primera planta, que era donde estaban los dormitorios, tenía un techo de un metro ochenta que te obligaba a sufrir mucho o reventarte el cabezón. Entre eso y el micro-baño de dos metros cuadrados en el que te duchabas sentado en el retrete y que estaba como en un patio, salí corriendo de allí y marqué el barrio al completo como zona terrorífica. Esas casas tendrán muchísimo encanto pero yo soy más bien del club de los güevones y prefiero que las medidas sean más humanas.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Que barbaridad, 1,80 mido yo, bueno sin contar lo que habré menguado por la edad. 2:70 tiene mi ranchito y no querría ni un centímetro mas bajo… 🙂
    Y desde luego, el baño es una cagada, mi bañera de 1,70 que amo profundamente, imposible tenerla… 🙁
    Salud

  2. Genín, compartimos amor por las bañeras… aunque a diario lo que tenga que usar sea el plato de ducha, por las prisas… cuando tengo mi tiempo… ay!!!

Los comentarios están cerrados.