Categorías
Cine

Aguas oscuras – Dark Waters

No todas las películas que parecen diseñadas para agarrar un puñado de nominaciones en los Oscars lo consiguen y hoy tenemos un buen ejemplo. La historia está muy bien contada y bien interpretada pero siempre eres consciente que allí más que la historia, lo que se busca es el premio. Supongo que ya lo daban por seguro y la tenían para estrenar y así llega a nuestras pantallas Dark Waters, que en España se estrena la semana que viene con el título de Aguas oscuras y el subtítulo de truscoluña no es nación.

Un julay descubre que los Orcos además de Vecindario, vienen de exponerse a aguas corruptas o algo así.

En gringolandia, las multinacionesles hacen lo que les sale de la pipa del coño con el medioambiente y la empresa DuPont se dedicó a ocultar residuos altamente tóxicos en barriadas periféricas. Un campesino al que se le mueren las vacas a tutiplen convence a un abogado para que lo defienda y el abogado descubre una trama de corrupción con esa empresa, hecha por criminales a los que les importa un carajo el daño que le puedan hacer a otros seres humanos. La historia se convierte en una batalla entre la empresa y el abogado, que usa tretas legales para darles estocadas en donde más les duele, en el bolsillo. Lo más terrorífico es leer en los títulos de crédito que el producto ese dañino está en la sangre del 99 por ciento de los julays del universo y en prácticamente todos los animales del planeta, con lo que todos le debemos dar las gracias a DuPont por envenenarnos.

La película arranca muy despacio, centrada en el abogado, que acaba de ser nombrado socio en su empresa o algo así y que ni siquiera quería coger el caso y si lo hizo, fue por su abuela. Tenemos segmentos con el chamo revolcándose entre papeles tratando de encontrar algo que prueba que esa gente es mala. Según se va desarrollando la historia, los niveles de horror ante lo que vamos descubriendo no te dejarán indiferente. Por una vez, uno da las gracias de vivir en la Unión Europea en donde los veintisiete, salvo los brexitianos, legislan siempre de manera restrictiva para anteponer la protección de los ciudadanos al resto. Recordemos que RoHS existe gracias a Europa y que lo ha copiado todo el mundo. Alucinante ver como los gringos prefieren creer a políticos corruptos y a mentirosos antes que abrir los ojos y alzarse contra las multinacionales que los envenenan una y otra vez. Aunque Mark Ruffalo es un buen actor, aquí no brilla, está demasiado subido de tono, demasiado en plan diva y no acaba de funcionar. La película entretiene y la historia es fascinante, pero no es una que recordaré como un clásico.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto está totalmente fuera de tu alcance. Seguramente guste a muchos sub-intelectuales con GafaPasta.

Categorías
Cine

El escándalo (Bombshell) – Bombshell

Mi ignorancia es tan grande que solo se puede medir en kilómetros-luz y yo estoy muy orgulloso de ella. Como yo no veo la tele, salvo las series que me gustan, estoy relativamente desconectado del mundo y el escándalo al que se refieren en el título de la película que voy a comentar como que no sucedió en mi versión del Multiverso, yo ni me enteré de que esto estaba sucediendo. Me acabo de enterar ahora, después de ver la película y al salir del cine, darme un garbeo por la wikipedia para ver si estaba basada en hechos reales. La película en cuestión se titula Bombshell y al parecer se estrena en España al final de febrero con el título de El escándalo (Bombshell), al que solo le faltó para redondearlo el poner truscoluña no es nación.

Un puñado de julays denuncian a su jefe por hacerles cosillas de esas que tanto gustan a los curillas.

En la cadena de noticias Fox, hay un macho cabrío que domina el negocio y cuando echa a la puta calle a una presentadora más viejuna, la chama lo denuncia por acoso sexual. Allí se monta una pelotera que no veas peor al final, la mierda siempre flota y empiezan a salir otros casos y resulta que el viejillo se chingaba a las pedorras que ponía en pantalla y le chupaban la piruleta y desmostraban que muchas llegan a sus puestos de trabajo en la tele, no por el periodismo ese que nadie sabe muy bien qué es sino porque son guapas y follables y están dispuestas a usar su coño para llegar hasta la punta de arriba, igualito que una retardada tetúa que estaba conmigo en el instituto y que aprobaba la mierda de asignatura de filosofía enseñándole las domingas al gilipollas del profesor, de apellido pajero como los 4×4.

La película se limita a mostrar lo que ya todos sabemos, que en la tele hay mucho puterío y que las pellejas en ese ambiente suben que no veas y cuánta más audiencia tiene el programa, pues más puta es la gallina. Esto es como un jashtag MíTú pero en una cadena de la derechona y con el pollardón del presidente gringo lanzando tuiterotas a diestro y siniestro. La historia entretiene y es fascinante, pero le falta algo para ser un peliculón. Todo es demasiado falso, como si estuvieran andando de puntillas porque les da miedo de tirar de la manta. Charlize Theron está fabulosa como la presentadora estrella que tiene un secretillo en su pasado y que se revuelca en sus remordimientos porque calla cuando debería estar tirándole piedras al puto viejo pervertido como una buena cristiana.

No creo que sea cine para los miembros del Clan de los Orcos, por más que haya tías guapas porque no se despelotan y hablan mucho. Sí que puede interesar a los más liberales de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Categorías
Cine

Los ángeles de Charlie – Charlie’s Angels

La primera vez que vi el trailer de la película de hoy, la idea de una mierda pinchada en un palo revoloteaba por mi cabezón. El susodicho no consigue demostrar por qué era necesario hacer una película con tres bosmongolas que parecen más preocupadas en no perder el maquillaje que en repartir mamporros. Añade una cuarta pava vieja y que una parece que le gustan más los bollos que a un cura un niño y tenemos un engendro del que ya de entrada esperaba muy poco y que puse como condición el no ir a verlo en TresDé, porque me niego a tener que ponerme gafas para esto. Se trata de Charlie’s Angels y en España se estrenó incluso antes de navidades con el fastuoso título de Los ángeles de Charlie, que recuerda a serie viejuna.

Tres julays con fuertes picores vaginales discuten sobre el condicionador de pelo perfecto o algo así.

No me llegó a quedar muy claro de qué va esto pero las tres pavas son contratistas de una empresa que alquila matados si tienes necesidad de repartir mamporros o algo así y les sale competencia con otra empresa y como siempre, es el fin del mundo y le toca a estas tres retardadas el evitar que llegue y todo eso, sin que se partan las uñas.

Ver a estas tres enfrascadas en complejas operaciones de reparto de hostias es doloroso porque la verdad que las pobres no podían, que cada vez que alguien les gritaba se acojonaban que no veas. Hacer a una de las pavas bollera solo porque es más DosPutoCero, fue una gilipolles ya que no sirvió para mejorar la imagen de las mujeres. El director tenía la misma idea de la historia que yo, o sea, ninguna y en un montón de momentos se tuvo preguntar la razón que lo mantenía allí, que no es otra que el cheque que le dieron. La pobre Kristen Stewart, que ya en la Saga Crepúsculo demostraba su incapacidad para actuar, ahora le han elevado el listón y consigue que nadie se crea que es tortillera, lo cual tiene muchísimo mérito porque en la vida real le gusta un chocho más que unas vacaciones gratis en el Caribe. Cada una de sus escenas eran dolorosas por lo malas que eran y lo mismo se puede decir de las otras dos y cuando llegaba la acción, mis ojos se iban hacia la pantalla de mi teléfono porque me daba vergüenza ajena. Creo que al final salió un travelo, pero yo ya estaba tan concentrado en correr a la puerta del cine y salir huyendo que no lo puedo confirmar ni lo confirmo.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, la pornografía en Internet es más agradecida y entretenida que esto, con lo que ni te molestes. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, reconocer que la has visto es suficiente para la expulsión inmediata del club y destruir tus gafas.

Categorías
Cine

Resumen cinematográfico del 2019

Cada año, cuando tengo que preparar este resumen me entran ganas de hacer cualquier otra cosa. Es gigantesco y definitivamente, no hay ningún otro que enlace contenido del blog de una manera tan concienzuda. Solo es posible porque mantengo una cuidadosa cuenta de todas las pelis que voy a ver, gracias a la magia del Excel, en una hoja que cubre todo el cine que he visto desde el año 2007 hasta hoy, con lo que cuando un julay me pregunta si he visto algo, puedo confirmarlo y además sé la fecha, el cine, la pasta que pagué y hasta tengo el enlace a lo que dije en el mejor blog sin premios en castellano, es puritita magia. En este estremecedor documento, una película se coronará como el PELICULÓN del pasado año y otra, en el reverso zarrapastroso, será el ZEROLO. En la competición del 2019 tenemos que fui a ver DOSCIENTAS VEINTICUATRO películas, diecinueve menos que en el 2018, que fue apoteósico. Por supuesto y antes de seguir, restregar a los pordioseros que escriben tres anotaciones y ya se definen como bloggers que influencian a la chusma y la gentuza que éste precisamente es el décimo sexto resumen de una serie que comenzó en el 2004 y siguió en los años 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015, 2016, 2017 y que se había quedado en el 2018.

El ritmo al que voy al cine, para poder apreciarlo mejor, hay que medirlo en horas y fui a ver una película cada treinta y nueve horas. Por tercera vez el cine que más visité fue el Pathé Utrecht Leidsche Rijn y la cantidad de películas que fui a ver allí fue idéntica al año anterior, ciento ocho pelis o un ritmillo de más de dos por semana. Le siguió a bastante distancia el Pathé Rembrandt también en Utrecht, en donde vi sesenta y tres pelis, muchas de ellas pre-estrenos de los martes. En tercer lugar y con veintitrés películas se pone el Pathé City en Amsterdam, la filmoteca en la que me llevo tantos disgustos y que cada vez asocio más con el concepto de puta mierda del copón.

CinePelis%
Pathé Utrecht Leidsche Rijn10848,2
Pathé Rembrandt6328,1
Pathé City2310,3
Pathé Tuschinski104,46
Pathé de Munt52,23
Yelmo Cines Las Arenas 5 2,23
Pathé Arena 41,79
Cinesa el Muelle31,34
Pathé Amersfoort 20,89
Multicines Monopol10,44

Todos estos cines están en Utrecht, los dos primeros, en Amsterdam, los tres siguientes y el séptimo, en Amersfoort el noveno y el resto en las Palmas de Gran Canaria.

Me gasté doscientos setenta y cuatro leuros en todo ese cine, un incremento de presupuesto de treinta y ocho leuros y sesenta y seis céntimos de leuro que achaco a las películas que vi en Gran Canaria, en donde el cine es carísimo. Aún así, la media fue de un leuro y veintidós céntimos de leuro por peli.

Voy a seguir el formato innovador del año pasado que seguro que le mola más al Ancestral, con una mezcla de secciones visuales y texto que nadie lee pero que le permitirá saber en donde cortar y desechar mucho más fácilmente. El orden es primero por puntuación y después por el orden en el que fui a ver las películas.

Esto va a resultar difícil de creer pero mirando la lista de películas a las que les di la máxima puntuación el año pasado, TODAS salvo una eran películas viejas que reestrenaron en los cines. Ya lo fliparéis en la próxima sección. Como la única candidata, el peliculón del 2019 fue Star Wars: El ascenso de Skywalker – Star Wars: The Rise of Skywalker.

Como acabo de decir, la lista de películas que consiguieron la máxima nota está formada por clásicos de ayer y de antesdeayer que gracias al cine digital y tal y tal regresaron a las salas. Son seis clásicos.

Seguimos en un nivel con una calidad fabulosa y todas las películas que vemos en esta lista, que tiene diecinueve pelis, merecen uno o varios visionados. Este grupo tiene prácticamente algo de cada género y es una buena selección para cualquier fin de semana en el que uno solo quiera ver pelis.

En la zona del notable tenemos treinta y cinco pelis que sobresalen de la media. De nuevo hay prácticamente de todos los géneros, incluyendo películas animadas, que parece que en el 2019 no lograron subir más alto.

Nos alejamos del punto Genín pero aún seguimos con películas que tuvieron un buen nivel y de las que no te arrepientes de haberlas visto cuando aún estás saliendo del cine. Este grupo lo forman veintiséis pelis.

Nos estamos acercando a la línea que separa lo bueno de lo peor. Las películas de este grupo formado por treinta y cuatro pelis, están bien, entretienen y se pueden ver, pero siempre que vamos al cine aspiramos a más y por eso, de alguna manera, son pequeños fracasos, aunque se les perdona porque lo peor está por venir.

Aquí es donde me empiezan a temblar las rodillas. En muchas de las pelis de esta lista no me importa reconocer que me dormí, pero tenían tramos interesantes, aunque yo prefiero pagar por ir al cine a ver una peli y hacer la siesta en mi casa. Este grupo lo forman treinta y una películas.

En el mundo de los insuficientes tenemos diecinueve películas. La mayor parte de estas películas provocan sueño y algunas hasta arcadas. El cine holandés consiguió colocar varias películas en este grupo, algo de lo que no se deberían sentir pero que nada orgullosos.

Llegamos al universo del deficiente, quince películas que son como latigazos, malas de vicio, mierdas que jamás se deberían haber hecho. Hay renombrados estrellones gringos en muchas de ellas, que por un puñado de leuros se prestan a cualquier bazofia.

Las once películas de este grupo ya se ganan el calificativo de puta mierda del copón, igual que las que están por venir. Esto es basura que puede provocar y provoca somnolencia, avaricia de productores dispuestos a hacer un puñado de leuros a cualquier precio y de actores que se ponen a la altura de las prostitutas y que por el dinero, se revuelcan en la mierda y ni notan el pestazo.

Me cagué en las madres de todos los que participaron en las películas de esta lista y cualquiera de ellas podría ser el cerolo del 2019 pero al final he elegido la absolutamente peor de entre toda esta bazofia. Ninguna de las pelis en este grupo de seis consiguió evitar que me durmiera durante periodos extensos de la misma. Esto es carnaza de puta mierda del copón, basura para borrar los discos duros y olvidarnos que se hicieron.

La ganadora este año del cerolo y el reconocimiento como la peor película del 2019 es The Beach Bum, un engendro sin pies ni cabeza que parece haber sido dirigido, escrito e interpretado por gente que estaba hasta la pipa de algún tipo de droga que espero que tenga efectos dañinos para su salud y los reviente a todos. Esto fue lo peor de lo peor y con ella cerramos el resumen cinematográfico del año 2019.