Wonder Woman 1984

Y por segunda vez en la historia del mejor blog sin premios en castellano, llegamos al punto en el que se me han acabado las películas para comentar porque los cines siguen cerrados y parece que seguirán así la menos un mes más, ya que el gobierno neerlandés ha tomado una actitud muy conservadora no con la actual oleada del virus, lo hacen para prevenir la que vendrá después, que según ellos será muchísimo más devastadora. Esta última película que vi en el año 2020 lo hice en una sesión especial en versión original, que yo ni sabía que existían pero al parecer, en cierta cadena de multicines española, en uno de esos días en los que no va nadie aprovechan para atraer a los raritos como yo que no queremos ver cine doblado. Creo que ha sido la película con la sala más concurrida de todas las que vi en España el año pasado y pude escuchar gente hablando en varios idiomas. Se trata de Wonder Woman 1984 y en los Países Bajos aún no se ha estrenado porque cerraron los cines un día antes de que pudiera o pudiese suceder.

Una julay super-negativa se jarta a hacer chimpún con un pavo reposeído por el fantasma de su novio mientras otra hembra desajustada hormonalmente, monta un pitote que no veas.

Resulta que a la pava de Wonder Woman le sentó super-mal que se le muriera el único pene que quería sorber y quizás hasta mamar y se pegó años y años castigándose a sí misma y trabajando con frikis en un museo. Una de esas frikis quiere ser como ella o algo así y por culpa de un artefacto mágico, la cosa sucede y a la vida de la protagonista regresa el novio difunto reposeyendo el cuerpo de otro chamo en algo que no entendí para nada y aparece un tercer pavo en el mundo que da deseos y que está provocando, como siempre, el fin del universo conocido y alguien lo tendrá que parar para salvarlo.

Mira que me gustó la primera película pero es que todo lo que hicieron bien en aquella, aquí como que se les olvidó o les falló. La película de entrada es demasiado larga, con más de dos horas y media y se podría haber acelerado y dinamizado un poquito quitándole tres cuartos de hora. Después viene el patetismo de la heroína, que debería ser un ejemplo de super-héroe y tal y tal y más bien da pena y hasta ganas de arrearle dos bofetones para quitarle toda la bobería. Una tipa que se supone que puede con casi todo y aquí se pasa el tiempo amargada, deprimida, lloriqueando y probablemente con graves carencias hormonales porque el nuevo rabo que está sorbiendo en realidad es de otro sabor diferente y quizás no es tan bueno. El nivel de gilipolleces de los otros personajes secundarios no tiene parangón y la falta de un malo malísimo claro contra el que todos tengan que luchar estropea en gran parte la película, que va dando bandazos de escena en escena. Toda la acción parece estar concentrada en dos secuencias de la película, o más bien tres y el resto son diálogos aburridísimos e innecesarios. Todavía estoy flipando cuando roban un caza militar y van desde los EstardesUnidos de América hasta Egipto sin repostar, una escena tan increíble que resulta para mí más posible confirmar la existencia de los Gremlins. En fin, que voy a ser muy generoso con la nota final porque este puede ser el punto y final de las anotaciones de cine pero quien quiera saber lo que en realidad pienso, que le quite dos puntos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos igual hasta vas al cine engañado pensando que esto es lo que te mola. Llévate una mantita para que te tape tu novia cuando caigas dormido del aburrimiento tan grande que te va a entrar. Ningún sub-intelectual en su sano o insano juicio iría a ver una cosa así.

Publicada el
Categorizado como Cine

El verano que vivimos

Otra película que estaba en la cartelera de los cines cuando estuve en Gran Canaria en diciembre y que aproveché para ir a ver. Lo bueno de estas pelis, es que yo jamás he visto los trailers y llego al cine con una ignorancia genuina, porque si me cuentan de que va igual no entro ni aunque me empujen por detrás. La película de hoy se titula El verano que vivimos y es una de esas historias que en realidad cuentan dos en diferentes tiempos.

Un julay se chinga a la novia de su mejor amigo que cuando se entera se emputa que no veas y en el futuro, una julay trata de chingar con otra estrategia.

Tenemos que una pava que hace prácticas en un periódico gallego se interesa por unas esquelas muy bonitas que hablan de algo del pasado y que al parecer han estado llegando al periódico anualmente. Se pone a investigar y encuentra otras, en otros periódicos, encuentra al hijo del que las escribió y se enteran que en un pasado muy lejano, el que escribió las esquelas fue a hacer un trabajo de arquitecto a un amigo en Jerez y se la empetó a la novia del otro y vivimos la historia de ese romance o ese trío, porque la pava le daba a uno y al otro, que ella era así de egoísta y solo quería disfrutar. En un punto determinado estalló el escándalo y todo se fue al carajo o algo así.

Tenemos un drama de dos horas, muy bien rodado, muy interesante, pero en varias ocasiones muy ligero, como que teniendo la historia pasada y la presente, tenían que acortar las escenas para no acabar en las cuatro horas y eso al final se nota. Igual hubiese sido mejor hacer la historia del pasado, sin ninguna referencia al futuro y habría quedado muchísimo mejor. Pese a ello, la película entretiene y la ambientación en Jerez es fabulosa. Tengo que reconocer que me gustó y que en ningún momento me aburrí, aunque sí que tuve momentos de cabreo porque en escenas muy bonitas, cortaban por lo sano y seguían adelante.

Esto no es ni por asomo el tipo de cine que van a ver los miembros del Clan de los Orcos, que son demasiado básicos e incapaces de procesar un producto así. Tampoco llega a los altísimos niveles de calidad que exigen los sub-intelectuales con GafaPasta. Está bien para verla cuando la den en la tele.

Publicada el
Categorizado como Cine

Hasta el cielo

La película que voy a comentar hoy se estrenó justo la semana que yo llegué a Gran Canaria y de hecho, creo que yo fui al cine a verla en su primer día y la multitud en el cine era escandalosa, estaba yo solito en la sala que en España, con los cines abiertos, no los visita nadie y aquí, cuando los cines estaban abiertos con un máximo de treinta espectadores por sesión y sala, prácticamente a diario colgaban el cartel de entradas agotadas para todas las sesiones de tarde y noche de todas las películas. La de hoy se titula Hasta el cielo y pese al tiempo transcurrido, sigue en la cartelera.

Un julay primo del Güaca se chinga a una pava para trepar y a otra para disfrutar

Un quinqui de barriada extraperiférica, de día trabaja de mecánico de coches y por la noche sale a robar joyerías con los colegas. Se encoña de una pava que tiene novio criminal y para hacerse con ella las pasará putas pero además, se echa una segunda novia que es la hija de uno de los capos criminales, que lo protege y el pavo empieza a ser muy conocido por sus robos y demás, con lo que atrae la atención de la pasma, que lo quiere pillar y de una abogada corrupta, que creo que también lleva el caso del deshonorable de Bélgica. De ahí, hasta el cielo con persecuciones, robos, gritos y todo eso.

La película parece estar pensada como un videoclip y es muy dinámica y todo lo que tu quieras, pero le falta un alma que la llene. Por más que las escenas de los robos sean entretenidas, tanto como las escenas de los pavos disfrutando de las ganancias en fiestotes y demás, al final terminas teniendo la impresión que no hay mucha historia, que vemos una sucesión de más y más y más de lo mismo y que todos sabemos que llegará a un punto en el que acabará mal y ese será el final. El protagonista es Miguel Herrán, aunque no tengo claro si él sabía que no estaba en una de sus dos series porque para mí que hace exactamente el mismo papel de siempre, o quizás sea que ese es todo el rango interpretativo que tiene. Cada vez que aparece Luis Tosar en pantalla, eclipsa totalmente al otro y le da un repaso brutal de actuación, aunque también hay que decir que no era algo muy difícil de hacer. La película es muy dinámica y está pensada en la gente joven pero al final tiene el mismo problema que los vídeos musicales, que según acaba ya la estás olvidando.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto lo han diseñado para ti, con coches chulos, pavas ligeras de ropas, putas, fiestas, robos, gritos, insultos y demás. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, sencillamente olvídate que existe algo así.

Publicada el
Categorizado como Cine

Nieva en Benidorm

Para mi segunda película en Gran Canaria fui a una que me daba mal rollo porque la directora es Isabel Coixet y aún tengo traumas por resolver que me fueron provocados por películas anteriores de esta mujer y particularmente recuerdo Paris, je t’aime y la mierda infumable del Mapa de los sonidos de Tokio – Map of the Sounds of Tokyo, aunque también es cierto que La librería – The Bookshop, pero nuestros cerebros están programados para recordar todo lo malo y así con aprensión y en completo aislamiento, yo era la única persona en el cine viendo Nieva en Benidorm.

Un julay acarajotao viaja a Benidorm buscando a su hermano y se encoña de una pava de aquel barrio, pero sin chimpún que se sepa.

Un inglés de esos que son tan sosos y les falta tanta sangre que uno asume que son vampiros que pueden caminar a la luz del día, es retirado por la empresa para la que trabaja porque hasta a ellos les da mal karma. Viaja a Benidorm a visitar a su hermano y al llegar este ha desaparecido y tal y tal y va descubriendo cosillas raras y conociendo gente rara y yendo a bares de travelos o así.

Mi principal problema con esta historia es el guion, es que nunca me llegó a quedar claro cuál era la historia que me querían contar y el protagonista me aburría hasta el infinito y tres metros más allá. Al parecer hay varios ramalazos poéticos que a mí y gracias a mi chubasquero, no me calaban y caían directos al suelo y sobre todo las movidas del tío que califica las relaciones humanas como tipos de nubes como que me la sudaba. Si al menos hubieran puesto ocho o nueve escenas de gente pegándole palizas pa’quedarse tan a gustitos, al menos así habría sido una película digna pero como nos privaron de esa opción, solo nos queda el bostezar en la sala y rezar para que acaben las dos horas de tortura. Supongo que ya habrán vendido la película a alguna de esos programas para dormir porque esto te pones a escucharlo cuando te metes en la cama y te noquea en menos de sesenta segundos. En fin, otra para olvidar.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, ya con el póster deberías salir corriendo y no verla pero por si acaso, que lo sepas. Yo creo que hasta los más pedantes de los sub-intelectuales con GafaPasta se aburrirán y morirán de asco.

Publicada el
Categorizado como Cine