Categorías
Cine

Una noche en el Louvre. Leonardo Da Vinci – A Night at the Louvre: Leonardo da Vinci

Comenzamos ayer con un documental y acabamos hoy con otro. Hay algo mágico en las pantallas grandísimas de los cines con los documentales, se ven grandiosos y magníficos, es como su ambiente natural y además, en la sala no tienes a ninguno de esos Orcos que están jodiendo a todo el mundo porque huyen de productos así con lo que la experiencia es positiva desde todos los puntos de vista. Hoy tenemos el documental A Night at the Louvre: Leonardo da Vinci que al parecer se estrenó en España en algún lugar en septiembre con el título de Una noche en el Louvre. Leonardo Da Vinci y entre el original y el español, esta anotación entra en la competición del título más largo.

Dos julays farfullos se pican para ver quien la tiene más grande y más gorda.

Dos julays gabachos nos dan el masque sobre una hiper-mega exposición que organizaron en el museo del Louvre sobre la obra de Leonardo Da Vinci y nosotros los incultos aprendemos un montón de cosas que realmente nos son inútiles y yo por ejemplo, que soy superdotado para estos menesteres, ya he olvidado. Hay que esperar hasta el rato final para ver la obra esa que todos asocian con este artista que no creo que fuese ni truscolán ni podemita.

Entre las cosas más interesantes que se aprenden está que en un día normal antes del virus truscolán, por delante de la Mona Lisa(que yo en mi incultura siempre he conocido como la Jedionda), la pava esa que parece estar riéndose después de haberse tirado un bufo que ha asfixiado a todo el mundo a su alrededor, digo que antes, en un día normal, pasaban delante del cuadro treinta mil julays, que mira que lo exprimen y le sacan pasta, aquello era básicamente un trabajo de pastores llevando el ganado y a la chama no la pusieron en la exposición con el resto porque esa solo tenía una capacidad de visitantes de diez mil al día y los gabachos se negaban a perder un leuro o quizás mil millones. El documental está grabado cuando el museo está cerrado, sin gente y nos van explicando toda la vida y milagros del artista y aprendemos un montón. De cuando en cuando aparecen Epi y Blas, vestidos en imitación de Steve Jobs y Bill Gates y como que nos dan lecciones magistrales mientras yo me reía de sus ropas. El documental es muy interesante y entretenido y la pantalla grande le sienta muy bien. El Da Vinci inventó un montón de cosas y revolucionó la pintura europea. La exposición se hizo para conmemorar el quinto aniversario de su nacimiento, que parecía que fue ayer mismito.

Esto fulmina en su butaca a cualquier miembro del Clan de los Orcos que se vea expuesto al documental. Obviamente, no habrá sub-intelectual con GafaPasta que no lo vea y para los demás, seguro que lo repiten mil veces en La2.

Categorías
Cine

En guerra con mi abuelo – The War With Grandpa

Una de las cosas que más echamos todos de menos en el cine son las comedias, que no murieron por culpa del virus truscolán sino por culpa del virus ese progresista en el que todo está prohibido porque molesta a algún grupo de gilipollas y ahora no te puedes reír de nadie ni por su color de piel, ni por su orientación sexual, o religiosa o política o por cualquier defecto físico. La verdad, la verdad, espero que el Macartismo este pase pronto y podamos regresar a aquellos maravillosos años de carcajadas. En la cartelera apareció una comedia que ofenderá a muchos y que se titula The War with Grandpa. Al parecer en España se estrena en noviembre con el título de En guerra con mi abuelo y el subtítulo de truscoluña no es nación.

Un julay y su Ancestral se putean por culpa de un cuarto en la keli

Un Ancestral comienza a chochear y monta un pitote en un supermercado gringo y como castigo, la hija lo obliga a mudarse a vivir con ella en el cuarto de su nieto. Al chiquillo lo exilian al ático, con ratas y murciélagos y se coge un empute que no veas y le declara formalmente la guerra al Ancestral y se harán putadas a conciencia con el ojo puesto en el cuarto de la victoria. Las cosas se saldrán de madre muy pronto.

Aunque no le voy a dar una puntuación espectacular, quiero decir y digo que la he ido a ver dos veces porque sin ser un clásico, consiguió en muchas ocasiones lo que se proponían, que era que nos riamos a carcajadas. La historia es simplona y es obvio que todos están ahí por el cheque y hay dobles a tutiplén, que la mitad de las putadas que le hacen a Robert De Niro se ve que quien las sufre es otra persona. Aún así, divierte y entretiene y durante la hora y media que pasas en el cine, no piensas en nada más. Es un rescándalo lo avejentada que se ve Uma Thurman, que hace de hija del Ancestral y madre del capullo, aunque también le pusieron un par de escenas gloriosas con un policía. Esto es cine sin complicaciones, sin grandes aspiraciones y con el que solamente buscaban entretener.

Puedo perfectamente ver al Clan de los Orcos yendo al cine en manada y sentándose sin guardar las medidas de seguridad para poder aullar y gritar juntos. Ni de coña me imagino a un sub-intelectual con GafaPasta viendo esto en el cine.

Categorías
Cine

El secreto – The Secret: Dare To Dream

El trailer de la película que voy a comentar apestaba tanto a telefilm que cada vez que lo ponían me cerraba la nariz con los dedos por el hedor en la sala, pero claro, como estamos en tiempos del virus truscolán, cualquier cosa que en los demás universos es de telelevisión ahora es estreno de cine. Esta peli, además, es la primera basada en un libro que no es una novela o autobiográfico. Esto es un libro de autoayuda escrito por una pollardona australiana del que han escrito un guion para hacer una película. Me he dado el gusto de leer el libro, algo que no hará nadie más y puedo confirmar y confirmo que es una soberana gilipollez.

Una julay fracasada se tropieza con un chamo que se la quiere empetar por todos los agujeros que tiene y chimpunearla hasta que pote leche mangorra.

Una chama viuda y madre de dos hijos y con una suegra que es una soberana zorra de mielda tiene un novio acarajotado con pasta. La suegra quiere que se case y ella quiere que se le caiga la casa a cachos encima y en eso aparece un chorbo en su keli que se la camela y le arregla las cañerías y cosas así mientras sucede un huracán y otras desgracias y ella se encoña, pero el pavo siempre se la camela con un mantra que le susurra diciéndole que todo lo que se desea sucede o sucedió o sucederá y tal y tal.

Esto es una tontería en la que una pava conoce a un tipo que todo lo ve positivo y por eso todo le sale aún mejor y tiene más y más suerte mientras ella traga mantas y mantas de mala suerte o algo así y tiene un novio al que no quiere y unos hijos a los que amarga con su mala leche y una suegra que habría que haberla ahogado antes de empezar la peli. La historia es simplona tirando a estúpida y lo peor es que no hay química entre los protagonistas. Josh Lucas estuvo durante quince o veinte segundos destinado a ser un estrellón pero alguien se dio cuenta que no puede actuar y se desinfló el globo y aquí nos recuerda que es capaz de moverse en el escenario pero no puede actuar. Su química es nula con la super-hiper-mega avejentada Katie Holmes, que hizo su carrera en una serie, tuvo un papelón en una peli super-famosa y renunció a la segunda y tercera parte y quedó en el olvido, salvo por haber estado casada con Tom Cruise. Aquí la pobre compite con el chamo previamente mentado en probar que no puede actuar pero sí que puso la mano para coger el cheque. Una tal Celia Weston, que hace de la suegra, a esa le deseo todo lo peor, siempre. Era salir en pantalla y darte ganas de escupirle, que asco de vieja. Al final lo mejor son los niños, que entretienen y por suerte tienen una buena cantidad de minutos y ver la serie de desgracias que le suceden a la protagonista y alegrarte por lo que le sucede.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y tu hembra te convence para ir a ver esto, no me extrañaría si te niegas a lefarle la cara esa noche y tienes todo mi apoyo emocional. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto pasa como a setenta años luz de tu galaxia así que ni te preocupes. Un telefilm para ver mayormente durmiendo.

Categorías
Cine

Living in the Future’s Past

Otro documental gracias al virus truscolán, que los cines se están arriesgando con cosas como estas y flipan cuando las salas están bastante llenas y la gente sale contenta. Además, cuando se trata de imágenes espectaculares y sonidos increíbles, la pantalla de cine no tiene comparación y te digan lo que te digan los negativistas, la experiencia de un documental viéndolo en pantalla gigantesca es única. El de hoy se titula Living in the Future’s Past y parece ser que en España, si llega algún día, seguramente será en La2 con el título de truscoluña no es nación.

Por culpa de los julays podemitas, truscolanes y gringos el mundo se nos va a tomar por culo.

En lugar de hacer lo de siempre y poner imágenes bonitas y momentos en la naturaleza entrañable que te emocionan hasta las chacras, aquí el narrador, que es la voz de Jeff Bridges, nos explica el cómo hemos llegado hasta aquí y lo que sucederá si no cambiamos. Vemos la manera en la que en este planeta, todas las especies están interrelacionadas, somos todos pasajeros del mismo barco y si se hunde, lo hará con todos en su interior. Vemos de donde venimos, en donde estamos y hacia donde vamos si no hacemos nada por parar y controlar la fuerza más poderosa y negativa que hay en el planeta, que son los truscolanes y podemitas en su mayor parte. La tierra al completo es un superorganismo y no hay nada en ella que sobre, salvo unos cuantos que yo me sé. La forma en la que reflexionan, la manera en la que las imágenes acompañan esas reflexiones, crean un producto muy bien hecho, potente y absolutamente recomendable.

Tengo claro que un miembro del Clan de los Orcos pierde su estatus el día que ve el primer documental, así que ellos jamás lo harían. Esta sí que puede interesar a los sub-intelectuales con GafaPasta y definitivamente, muy recomendable para el resto.