Los más populares de Agosto

Por segundo mes he mirado las estadísticas para ver como ha sido y de nuevo me sorprendo con la popularidad de algunas de las chorradas que escribo. Me asombra la primera de esta lista haya conseguido más de trece mil hits, lo cual debería daros una idea de cuanto pervertido anda suelto. La segunda posición disfruta de unos seis mil quinientos hits y la tercera de cerca de cuatro mil. Estas son las anotaciones que han conseguido podio durante el mes de agosto en Distorsiones:

1. Las minifaldas no son para las bicicletas, por segundo mes este clásico repite en la cima de la clasificación y vista la distancia que le saca al resto, está claro que permanecerá ahí por mucho tiempo. Tendré que seguir esforzándome para superarla.

2. Putillas y putonas ha logrado arrebatar la segunda posición. De nuevo, la mejor y más fina de la literatura que se puede leer por estas tierras se aupa a las posiciciones de cabeza. No sirve de nada todo mi esfuerzo para dar un aire de decencia a esta web. Al final llega el maldito buscador y nos envía marineros que llegan al reclamo de la carnaza.

3. Keane ? Hopes and Fears. El mes pasado estaban en segunda posición y parece que no logran mantenerla. Sin lugar a dudas es el mejor grupo de música Pop que existe en la actualidad y con un solo álbum han logrado entrada al olimpo de los dioses de la música. Se podrían retirar mañana y los recordaríamos por siempre. Quien no haya escuchado este álbum posiblemente se pierde una experiencia mística.

He decidido ampliar la lista un poco y nombrar a los tres finalistas, los que sin lograr medalla merecen al menos una mención de honor. Se trata de:
4. La música de este interludio canario o como la gente sigue trabada con el mierda-tón y esas zorras perreras que parece ser cantan.

5. Picapiedras rosa todo un misterio. No es más que una foto pero parece atraer multitudes. No tengo ni idea de por qué llegan atraídos por este reclamo.

6. Álbum de fotos de molinos de viento. He de decir que este al menos me da cierta satisfacción. Uno se molesta en elegir las fotos y escribir algo sobre ellas y ver que un tema tan extraño como el de los molinos de viento es capaz de despertar tanta expectación me alegra.

Un poco fuera de tópico, me acabo de dar cuenta de que a lo tonto he superado las setecientas anotaciones. Increíble. Veremos que nos depara el mes que viene. Como siempre se admiten apuestas. La pregunta que os hago es: de lo aparecido en Agosto, ¿cuál ha sido vuestro favorito?

Mareas del Pino

En Gran Canaria a las mareas que se producen entre finales de Agosto y principios de Septiembre se les llama mareas del Pino, en honor de la virgen que es la patrona de la Isla. Si hay una razón para que se produzcan estas mareas la desconozco, sólo sé que desde siempre han estado ahí. Este año han llegado un poco antes de lo que suele ser habitual. Mi primera visita a la playa y me encuentro que todo el mundo se atrinchera en la parte más cercana a la avenida y la diversión principal es mirar a los retardados que llegan, ven el panorama y se van directos a la zona de la orilla y montan el chiringuito. Incluso el mar parece divertirse con ellos. Después es cuestión de esperar. Todo el mundo los mira, atentos a la jugada. Tras un rato, una ola mayor que las demás los cubrirá de agua, arruinando toallas y esparciendo todas sus cosas. Los afectados saldrán corriendo y tendrán que ponerse en la parte de atrás de la playa, mientras todos nos reímos de ellos y disfrutamos de su desgracia.

Las mareas del Pino limpian las playas después del trasiego del verano y sirven además para que dos bandas tradicionalmente enfrentadas combatan sobre sus olas. Se trata de los surferos y los bugueros. Los unos se ven elegantes y los otros osados. Ambos tratan de domar las salvajes olas que golpean incansablemente la costa. Se pasan horas en el agua, intentando una y otra vez la cabalgada perfecta, aquella en la que traspasan el límite y una dosis masiva de adrenalina les proporcionará un placer máximo.

Otra de las especies que destapan estas mareas es la de las abuelas. Tratan de impedir que sus nietos corran hacia esas aguas turbulentas. Las ves como tortugas enormes que persiguen esos pequeños renacuajos. Los chiquillos las esquivan y se lanzan hacia las olas y esas señoras ya mayores tratan de detenerlos, llenas de dolores y con movilidad reducida. Los chiquillos ignoran sus gritos, la única parte de sus cuerpos que tras estos años sigue funcionando al 120 por ciento. Los gritos de estas ancianas impiden la siesta de los mendas como yo. Es imposible concentrarse cuando una vieja se desgañita a gritar cerca de uno.

Finalmente estas mareas o quizás este verano ha traído una nueva vergüenza a nuestras playas, algo que jamás pensé ver. Se trata de las chichonas que ahora usan bragas bajo los bikinis. No se me ocurre algo más vulgar que llevar las bragas por fuera del bikini con gran insolencia. Hasta este verano ese dudoso mal gusto lo ostentaban los pollabobas con bañadores Sandex, (o como quiera que se escriba) que siempre llevan calzoncillos debajo, pero no cualquier tipo de gallumbos sino los que venden las gitanas por las calles con sus dibujitos de rombos y similares. Ahora que les ha salido competencia me pregunto como reaccionarán ellos y cual será la tendencia del año que viene.

Interludio inmobiliario

Aún ando trastocado con el notición de ayer pero bueno, dejemos caer algunos pensamientos sueltos por aquí antes de la anotación vespertina.

Esto de comprar chabolo es muy estresante. Además de haber visitado más casas que Teresa de Calcuta en un tour por la India y de encontrarme con algunas de aspecto deleznable, he tenido que conocer todo tipo de vendedores de sueños, la mayoría siniestros. Yo tenía muy idealizada la profesión de asesor inmobiliario, pero veo que la sangre gitana le tira mucho a esa gente.

Supongo que se ha notado que entre el viernes y ayer he estado sometido a unas tensiones increíbles, tomando todo tipo de decisiones que embargan mi futuro a corto y medio plazo, juzgando y decretando leyes que regirán mi vida. Ahora que al menos la cosa está clara y que puedo respirar tranquilo entramos en la segunda fase. Es el momento del asesor hipotecario, de discutir cosas con el banco, encontrar la hipoteca más adecuada y comenzar a planear el futuro cercano.

Algo que quizás sorprenda es que en Holanda compras la casa con su anterior propietario dentro. Desconozco la fecha en la que la mujer que habita en mi casa se marchará, pero lo habitual suelen ser tres meses, así que en algún momento entre Noviembre y Diciembre tomaré posesión de aquello que ya es mío en teoría. En ese momento comenzarán las obras. He decidido cambiar la cocina y el baño y quizás haga algo más. Para alguien que disfruta cocinando, ver esas patéticas cocinas con las que mucha gente aquí se muestra satisfecha no es de recibo. Pienso poner la cocina adecuada, con mucho glamour y rincones en los que perder los trastos. En ese entorno, mi legendaria Huevadora tendrá un sitio muy especial.

Para el baño sólo aspiro a tener un retrete con el agujero en el sitio adecuado que en este país les gusta cagar del revés y te ponen el agujero en la parte delantera de la vasija y una plataforma en la parte trasera, con resultados siniestros, como recordaréis los que leéis esto desde hace cinco años. Me niego a terminar de obrar y tener que hacer frente al producto de mi esfuerzo, por más que aquí me digan que es buenísimo el visualizar tus heces para comprobar tu salud. Puedo ser raro, pero no tanto. Si es necesario me traeré un Señor Roca de España.

Otra cosa que quizás os sorprenda es la cantidad de dinero que recibes del banco. Además de cubrir el 100% del precio de la casa, el banco me da el dinero para los costes que supone el hacer todo esto, que son alrededor del 10% del precio de la casa una vez pagas a todos los chupópteros que tratan de succionar tu sangre y tendré también dinero para hacer las reformas pertinentes. Algún día explicaré como funciona el sistema de desgravación fiscal holandés para viviendas porque es bastante curioso.

Y eso es todo. Esta noche reanudamos la programación habitual.

¿Viven los norteamericanos en un mundo paralelo?

Lo pregunto porque esta semana he tenido un curso de tres días que iba a ser impartido por un profesor norteamericano, concretamente un tejano. El tipo, un hombretón que se jinca dos kilos de chuletones sin siquiera sudar canceló su asistencia el viernes porque estábamos under terrorist attack lo que en cristiano sería siendo atacados por terroristas. Cuando nos llegó el aviso no nos lo podíamos creer, así que llamamos y nos dijeron que nones, que a Hilversum no venía nadie porque esto es más peligroso que Islamabad.

Como los americanos tienen fama de ser los dueños del mundo, los más poderosos y saber más que nadie, me entró la duda sobre el lugar en el que vivo. ¿Estaré en una barriada de Londres y aún no me he enterado? ¿Habrá metro en Hilversum? ¿Será mi amigo el turco un peligroso asesino que toma cerveza y folla hasta con las columnas para disimular? Estoy aterrorizado. Saberme tan vulnerable, tan cerca del epicentro de todo lo malo me crea una gran desazón.

Tras hablar con el intelectual tejano, nos quedó claro que para él Europa es una gran ciudad, con barrios como Londres, París, Roma o Madrid, pero únicamente una ciudad y todo esto no debe ser mayor que Texas, que es algo así como el lugar más grande del mundo. La conversación era tan irreal que activamos el altavoz del teléfono y la gente entraba en nuestro despacho para partirse de risa. Aquel gilipollas realmente creía que Europa es un lugar minúsculo en el que sólo pululan terroristas. Le hemos mandado un mapa de Europa con el estado de Tejas para que pueda comparar tamaños, aunque me temo que ahora pensará que Tejas limita al Este con Europa, dadas sus graves carencias de geografía.

Decidimos seguir adelante con el curso, uno de nuestros profesores se preparó el material durante el fin de semana, lo impartió y ahora además ganaremos dinero reclamando a esa compañía todos los billetes y gastos de hotel de nuestros estudiantes que tuvieron que venir por no poder cancelar con tan poca notificación. Al final hemos sacado algo bueno de esto y hemos aprendido que al otro lado del océano hay un país supuestamente grande en el que abundan los iletrados con título universitario.