El Hard Candy de Madonna

Madonna - Hard CandyEn el día de la Reina solo se puede hablar en esta la mejor bitácora sin premios en castellano de nuestra suprema soberana, la única, la incombustible MADONNA. Su nuevo álbum, HARD CANDY ya está en mis manos y como siempre, escuchamos el evangelio con la atención que merece.

Mi primera impresión al escucharlo fue que su sonido reinventa la música de los ochenta y le añade toques de hip-hop. Es como siempre excelente y altamente contagioso. Ahora vendrá la fase de adicción que quizás supere antes de las navidades y hasta entonces mi iPod mini necesitará muy poco más ya que me limitaré a este álbum, algunos podcast y los audiobooks que siempre estoy escuchando.

HARD CANDY es el undécimo álbum de estudio de MADONNA y el último que hace para la Warner Bros. Records. Se unen a ella Justin Timberlake and Timbaland y se nota especialmente la mano de Justin.

Comienza en una tienda de golosinas (Candy Shop) fascinante y en la que es imposible dejar de bailar y de ahí salta directamente a uno de los pesos pesados del disco, la canción 4 Minutes que tiene el honor de ser el primer sencillo y actual número uno en gran parte del mundo. En ella tiene su primer mano a mano con Justin Timberlake y de ahí saltamos a Give It 2 Me, una canción disco que recuerda mucho a sus primeros tiempos y que seguro que acaba en mi teléfono móvil como melodía que identifique a las nueve personas que me pueden llamar. Con Heartbeat se relaja algo y empieza de nuevo a coger velocidad en Miles Away para llegar a mi segunda canción preferida, She’s Not Me y aquí retrocedemos hasta el primerísimo álbum, con toques de Borderline o Everybody. Cuando aún te tiembla todo el cuerpo le llega el turno a Incredible, la canción más perfecta de todas, un clásico para los fans y que seguramente no llegará a publicarse como sencillo. Estando en pleno éxtasis continuamos con Beat Goes On y su pegajoso ritmillo, más que probable segundo sencillo del disco y número uno directo en medio mundo porque lo tiene todo para gustar a la gran mayoría. Para bajarnos de la nube y tranquilizarnos llega lo más parecido a una balada que hay en todo el disco, Dance 2night, una canción que pese a su calmado ritmo sigue siendo bailable. Después le llega el turno al cachondeo y a el recochineo de MADONNA en Spanish Lesson en donde trata de enseñar algo de español de barriada periférica aunque sin mucho éxito y lo más increíble es que algunas de las frases que dice en nuestra lengua no las pillo ni de coña pero seguro que es culpa mía por estar exiliado tantos años de la patria. En el tramo final tenemos una canción llamada Devil Wouldn’t Recognize You en donde vuelve a decaer el ritmo y su voz vuelve a tomar el control y para acabar llega Voices en donde se despide de nosotros con estilo.

Habrá gira, eso es seguro y ya he tomado las medidas oportunas para poder verla en primera fila y que la cutre cámara de mi teléfono pueda hacerle una foto indecente. Ya soy miembro del club de Fans y por una módica e irrisoria cantidad de dólares me he ganado el derecho a comprar las mejores entradas antes que salgan a la venta para el gran público.
10artuditos

Algo de música de las vacaciones en Gran Canaria

La concha de tu madre. Me acabo de encontrar esto que había escrito hace casi mes y medio y que se me olvidó publicar. No quiero dejar pasar esta oportunidad para poder borrar comentarios.

Hace un montón de tiempo que me juré a mi mismo no escribir sobre este tema porque acabamos con los ánimos exaltados y la mayor parte de los lectores casuales que llegan buscando confirmación a eso que consideran la verdad absoluta no opinarán lo mismo que yo, vomitarán su rabia y su odio en los comentarios y yo que carezco de escrúpulos y que valoro en nada su sabiduría borraré los comentarios sin dudarlo un solo instante. Espero que no sea así esta vez y por eso aviso que si has llegado por culpa de Google y no eres un lector habitual de esta bitácora, lo dejes ya que aún estás a tiempo y sigas tu camino hacia el siguiente resultado del buscador de buscadores.

Las cosas ya no son como antes pero Telajinco aún nos sigue regalando unos intermedios musicales espeluznantes, unas pausas interminables que deben servir para llenar sus bolsillos con decenas de anuncios en otras partes de España pero que en las Islas Canarias no dan más de sí después de uno o dos minutos y mientras se reanuda la programación nos tenemos que conformar con absurdos mini reportajes e intermedios musicales que promueven grupos absolutamente deleznables. En esta ocasión casi no he visto televisión porque preferí la lectura y la escritura pero en las dos ocasiones en las que pasé algo de tiempo frente a la pantalla amiga encontré cuatro joyas que merecen su reseña:

  • Son familia – Cha cun cha. Aún no puedo creer lo que vieron mis ojos. Suena una música de verbenas de barriada, esa misma música que solo recordamos borrachos y que machaca los tímpanos de quienes la padecen por lo mala que es y lo peor es que en esta ocasión el cantante solista es un anciano de por lo menos mil años que posiblemente tenga un pie y las dos manos ya en el otro lado y que recita la letra de la canción y trata desesperadamente de moverse aunque no lo consigue porque sus huesos ya hace décadas que dijeron basta.
  • El trío zapatista – Yo me voy pa’ San Borondón. ¿Por qué, por qué y por qué? ¿Por qué Cristo Bendito permites que nos torturen con esta bazofia por la tele? ¿Qué te hemos hecho? ¿Por qué no les aplicas este castigo a los musulmanes de mierda o a cualquier otra mierda de pueblo? Nosotros no lo merecemos. Imaginad un grupo de tíos que odia Mexico, que se pasa por el forro del culo toda su cultura musical y la prostituye hasta límites inimaginables. No tenéis que tener mucha imaginación. Escuchad la mierda de música que hacen estos y lo comprobaréis. Se les puede calificar como insulto a Méjico y posiblemente me esté quedando corto. Imagino que estarán en el escenario principal en el infierno, torturando con su música a todo el mundo.
  • BNK – Vuelve Negra. El metrosexualismo y el mariconeo zafio van de la mano. Una reinona supuestamente con glamour creó una moda que degeneró y se transformó en eso que ahora conocemos como metrosexuales. Aquí tenemos a un buen ejemplo. Un julay que se agita como si estuviera poseído por el mal de san Vito, totalmente fuera de control y depilado hasta los huevos mientras lo rodean un montón de zorras que parecen pedir a gritos que les cierren las bocas con pollas gordas y sudorosas. Quizás a él también le vendría bien una de esas. Su música no es mala, es peor que mala. Terminará actuando en verbenas de barriadas periféricas achuchado por un montón de descerebradas y pelanduscas que en cualquier otra civilización no serían más que carne para los cerdos.
  • Nueva línea – Este amor no se toca. No hay nada más terrorífico que encender la tele y al aparecer la imagen encontrarte con tres bostas de puta pena imitando a Rafaella Carrá y con unos morcillones que les salen por los lados y que se agitan de manera descontrolada. Si a esto le sumas un exceso de maquillaje furcial y colores vivos tienes material como para hacer una saga terrorífica. Aún más preocupante que verlas a ellas por la tele es sabe que hay un productor que cree que valen para algo que no sea las galas en el corredor de la muerte de alguna cárcel iraquí.

En este viaje no hubo mucha música porque ya me falta paciencia para aguantar esos intermedios de veinte minutos. Igual lo vuelvo a intentar algún día durante las vacaciones de navidad pero no puedo prometer nada.

El extraño viaje – Fangoria

El extraño viajeHace casi dos años que terminé un proyecto muy especial llamado Arquitectura Efímera. Fue una compilación de pequeños cuentos inspirada en las canciones del disco con el mismo nombre. Personalmente lo considero lo mejor que ha aparecido en esta bitácora y de lectura obligatoria para aquellos a los que da pereza recorrer los viejos archivos. Podéis encontrar el índice de esa colección en la anotación Arquitectura Efímera y os garantizo que os sorprenderá.

En Octubre salió a la venta El extraño viaje y todos sabemos que para mí el mejor grupo de música español es Fangoria. Pese a lo que muchos puedan creer, esperé pacientemente hasta que mi hermana me regaló el CD+DVD para escucharlo por primera vez, convencido que no me decepcionaría. Así ha sido. Es fantástico, increíble, asombroso. Todo un viaje musical.

Después de abrirlo, conseguí contenerme lo suficiente para ver primero el DVD. Es una película de dos horas y media de duración en la que nos muestran el proceso de creación de esta obra. Casi todo está grabado por Alaska con una cámara de vídeo normal y editado en un Mac. Siempre había creído que esto de hacer un CD es algo sencillo, que se sientan y en un par de horas tienen una canción y la graban y listo. No podía estar más equivocado. Me fascinó todo el proceso creativo, la existencia de un tema, un motivo, una línea de inspiración, el cómo se fueron juntando las piezas y puliendo hasta que encajaban perfectamente y así fue la forma en la que llegué a El extraño viaje.

Ya no me queda ninguna duda. Fangoria es el mejor grupo musical español. Están a milenios luz del resto. Este viaje comienza con Fantasmas con el sonido de fondo de un avión despegando. A partir de ahí arranca la canción más lenta del disco, una música dulzona que te envuelve y de la que te enamoras desde el primer instante.

Continúa con Criticar por criticar, un nuevo clásico en donde creo que por primera vez en un montón de tiempo suenan guitarras en una canción de Fangoria (al menos de una forma tan relevante). Aquí ya cogemos velocidad y no puedes dejar de bailar. El culillo se te mueve aunque no quieras, te apetece girar y girar como una peonza. Así llegamos a Plegarias atendidas en donde la velocidad se vuelve a incrementar y las guitarras siguen marcando la pauta. Es una música fuerte y de nuevo muy pegadiza perfecta para esos días que llego tarde a la estación y he de correr con la bicicleta.

Como cuarto corte aparece El cementerio de mis sueños, un himno de esos que hay que aprenderse de memoria para poder gritarlos cuando andas borracho por la calle con tus amigos. Es sencillamente perfecta. Le sigue Sin perdón, otra canción pegadiza que bordan. Estoy seguro que esta será uno de los sencillos que saquen. La voz de Alaska se engancha a la música perfectamente y se complementan la una a la otra. Así llegamos al ecuador del disco con A fuerza de vivir, otra canción ?lenta?? en la que nos dejamos llevar por la voz de Alaska y los coros acompañada de Rafa Spunky. La primera vez que la escuché pensé en saltármela pero con el tiempo se ha convertido en una de las canciones que más me han gustado de este disco. Es al mismo tiempo triste y alegre. Hace cosa de un mes me acompañó y me dio ánimos cuando lo necesitaba.

Como séptimo corte tenemos Si lo sabe Dios que se entere el mundo, un nuevo clásico potente y rápido con una música muy elaborada que da paso a Ni contigo, ni sin ti, una canción más en el estilo anterior de Fangoria y en donde la letra nos narra una historia. Desde aquí la cosa se convierte en una Cuestión de fe, una plegaria despechada a un ritmo endiablado con un cierto sabor ácido.

El trío final arranca con Las ventajas de olvidar, mi canción favorita de este disco, una canción que mi iPod no se cansa de repetir una y otra vez. Me encanta el despliegue tecno que acompaña la voz de Alaska. Acercándonos al final llegamos a Estés donde estés, en donde volvemos a bailar como locos con otra canción pegadiza y que se presta a mover la cadera. El disco termina con Nada más que añadir, un punto y final elegante y algo más tranquilo.

Ya llevo dos meses escuchando este disco y no me canso. El contador de mi iPod se sigue incrementando sin parar y sé que hasta dentro de un par de años será la música que escuche casi a diario. Este disco servirá además como inspiración para una nueva tanda de historias, cada una conteniendo trozos de la letra de la canción que le da título. Este es el año de El extraño viaje, el cual os recomiendo encarecidamente.
gallifantegallifantegallifantegallifantegallifante

Technorati Tags: ,

Publicada el
Categorizado como Música

Concierto de Keane en el Rotterdam Ahoy

Keane en concierto

Keane en concierto, originally uploaded by sulaco_rm.

Poder ver en directo al mejor grupo del mundo y del universo dos veces en el mismo año es un privilegio que solo hemos podido disfrutar unos pocos. Definitivamente Dios me quiere y mucho porque se encargó que consiguiera unas entradas buenísimas para el concierto de Keane. Tras haberlos visto en el Pinkpop, lo del Rotterdam Ahoy era asignatura obligada. Tardé exáctamente diez minutos desde que se pusieron a la venta las entradas por Internet para conseguir las nuestras y tuvimos la suerte de quedarnos a unos quince metros del escenario con visual directa. Huelga decir que fue una noche mágica e inolvidable y con esto ya está todo dicho, pero me esforzaré y pondré algo más.

Cuando entramos en el templo al que acudíamos a comulgar con la eternidad tuvimos que saciar nuestra hambre y llenar nuestras barrigas de ese agüita de color amarillo que tan contento nos pone a todos. En el mostrador de las bebidas nombraban cervezas Heineken y Amstel. Como es bien sabido que la Heineken es la peor de las cervezas holandesas y solo la bebe la gentuza y los extranjeros que se creen estar tomando un producto de calidad pedimos la otra y de repente vemos que la cabrona que servía las bebidas nos estaba dando cerveza sin alcohol, esa infamia inventada por un hijoputa que merece terminar sus días vestido con los colores de la bandera americana en el centro de Bagdaq una noche cualquiera. Tras abortar la operación y resignarnos a tomar un producto de segunda nos ubicamos en nuestros asientos. Tuvimos que esperar una hora hasta que comenzaron los teloneros, un grupo del que no recuerdo el nombre pero que cumplieron su función y caldearon un público entregado. El Ahoy no es una sala muy grande. Un compañero me ha dicho que alrededor de 8000 personas es su aforo aunque no sé si en ese número se cuentan las personas que están de pie. Lo cierto es que la acústica es fantástica, al menos si estás sentado en el primer anillo y cerca del escenario. Sobre la decoración del escenario decir que se nota la diferencia con el concierto de Madonna. Ella se gasta un dineral en decoración y demás y este grupo se van a la ferretería, se gastan quince mil pesetas de las de antes en tubos de metal y ya tienen el escenario con glamour y estilo para su concierto.

Mereció la pena la espera, los nervios, la excitación quinceañera por ver a nuestros ídolos y la incertidumbre de no saber si Tom Chaplin se había recuperado del todo de su pequeño problemilla. Dicho esto confirmaros que la mejor dieta para perder peso y tener una figura fantástica es la dieta Kate Moss, ese método basado en el polvo blanco que afina la figura y la estiliza. No me extraña que toda top-model que se precie se gaste un dinerillo en el asunto. El hombre saltó al escenario delgado y perfecto. Brincaba como una cabra emocionada porque es el día que la montan. Corría de lado a lado en el escenario, bajaba a las vallas que lo separaban del público para tocarlos y cantar con ellos, zapateaba mejor que el asesino sin licencia de conducir español que anda de gira por América sin querer pagar por sus delitos y hacía todo eso mientras nos regalaba con su sublime voz y con su innegable carisma. Tom Chaplin es hoy por hoy uno de los mejores cantantes de Rock del mundo y eso lo digo y me quedo tan ancho. Keane están a años luz de otras bandas en calidad y cuando los ves en directo te das cuenta de la razón. Su sonido no es un producto de estudio que resulta imposible repetir en directo. Su música estaba allí y su voz sonaba tan bien o incluso mejor que en esos CDs que he ido comprando. Alternaron baladas con canciones para bailar y sin quererlo te veías agitando la cadera, meneando la muñeca y coreando las letras. Tom Chaplin nos regalaba momentos apuntando con el micrófono hacia el público y permitiéndonos cantar con él las canciones que llevamos grabadas hasta la muerte en nuestros corazones. Tim Rice-Oxley y Richard Hugues saben que el 90% de ese grupo es su cantante, pero aún así consiguen que te fijes en ellos y se aprecia el buen trabajo que hacen para que la música suene sencillamente perfecta. Al acabar se abrazaron los tres y saludaron al público mientras todos los que estábamos allí nos reventábamos palmas y gargantas aplaudiendo y gritando.

Según van pasando las canciones la temperatura de la sala se incrementaba y los gritos se convertían en aullidos. Había momentos en los que toda la sala estaba en pie, todos excepto dos hijoputas que se sentaron delante de nosotros. Seguro que se ganaron las entradas en un concurso para ver quien tiene el puto culo más abierto y esos ganaron el premio por su capacidad para endiñarse por el orto una butaca de estadio completa con las patas y todo.

Cuando comenzó a sonar Crystal Ball la melancolía y la pena por saber que el final ya estaba cerca nos dio nuevas alas para echar el resto porque esa canción es siempre la última o la penúltima en sus conciertos. Por suerte cantaron Bedshaped para terminar y calmarnos un poco.

Tom Chaplin tocando la guitarra

Decir que Tom Chaplin se atrevió a tocar la guitarra (como se puede ver en la foto) y ahora sabemos por qué el grupo no tiene guitarrista. No les hace falta porque él es un virtuoso y sería injusto para el resto de las bandas ya que se han convertido en los mejores sin necesidad de dicho instrumento y si lo tocaran se moverían a la altura de los dioses. En este concierto han hecho un repaso por todas sus canciones, como The iron sea, Somewhere only we know, A bad dream (posiblemente mi canción favorita del nuevo álbum), Everybody’s changing, Put it behind you, This is the last time, Crystal ball, Leaving so soon?, We might as well be strangers, Hamburg song, Can’t stop now, Atlantic y varias más. Hice varios vídeos con la cámara pero la calidad es de pena aunque el sonido es fantástico. Si Psikke quiere los subiremos al Youtube para que se puedan ver y oír aun que aviso que la cámara de fotos se menea al ritmo de mi cuerpo porque yo bailaba y comprenderéis que me la traiga al fresco que el vídeo salga bien o no. Yo fui al concierto para disfrutarlo y no para grabarlo. Para aquellos que quieran leer la anotación de Psikke sobre el concierto, sigan este enlace.

Volveré a ver a Keane siempre que vengan a Holanda. Seguiré comprando sus discos, apoyando al grupo y me pelearé con cualquiera que me quiera quitar el título de fan número 1 de Keane en el Benelux.

A propósito, la foto que está al comienzo de esta anotación me encanta por la pose esa marcando el paquetillo, una mano en la cadera y la otra como buen torero que ofrece la corrida al público. Seguro que Tom Chaplin tiene el mismo problema que yo cuando viajo y los azafatos se tiran sobre él para abrocharle el cinturón de seguridad. Cerramos esta entrada con otra foto del concierto:

Tom Chaplin cantando - Keane es lo más

Technorati Tags: