Categorías
Eslovenia

Castillo de Liubliana

Ya lo vimos de un lado el otro día y hoy lo tenemos del otro, de la parte en la que conocidos culocochistas acceden al castillo de Liubliana usando sus vehículos para llegar. Desde esta parte, el castillo sigue más bien pareciendo un palacio o un casoplón de marqués podemita que roba dinero a los venezolanos. La visita al interior del castillo no es muy espectacular.

Categorías
Eslovenia

Llegando al castillo de Liubliana

Cuando no eres culocochistas como todos sabemos quiénes, llegas al castillo a pata y la primera visión que tenemos del mismo está muy alejada del concepto de castillo. Aquello más bien parece el casoplón de algún líder podemita que ha robado dinero en varios países sudamericanos y recibe cheques iraníes, los asesinos de pasajeros ucranianos y de hecho, si en la foto hubiesen cuatro guardias civiles custodiando la keli, sería sin lugar a duda la de un lider podemita. El castillo, que visto desde la ciudad tiene pìnta de susodicho, así de cerca engaña mucho.

Categorías
Eslovenia

La catedral de Liubliana desde la subida al castillo

Si eres culocochista como algunos que yo me se, subes al castillo de Liubliana en coche o usando el funicular, que realmente no hace falta porque se puede llegar arriba en un par de minutos y por el camino tenemos vistas tan bonitas como esta de la catedral de Liubliana. En la foto no se puede apreciar pero hay un edificio directamente delante de la fachada, creando una pequeña calle que hace imposible el hacer fotos.

Categorías
Eslovenia

Interior de la catedral de Liubliana

Ya vimos en la foto de ayer la catedral de lejos y no hay manera de sacar su fachada, que está prácticamente empotrada contra el edificio que tiene enfrente. Por eso nos metemos a ver su interior. La actual versión de la catedral es de estilo barroco y se hizo en el siglo XVIII (equis-uve-palito-palito-palito). En el lugar hubo alguna versión diferente de la iglesia desde cinco siglos antes. El interior de la catedral es muy bonito y recuerda mucho a las iglesias italianas.