Templo de Han Jiang Teochew

Templo de Han Jiang Teochew

Templo de Han Jiang Teochew, originally uploaded by sulaco_rm.

Cuando entras a este templo parece que lo acaban de terminar de construir. En realidad lo han restaurado hace un par de años e hicieron un trabajo tan bien que ganaron un premio de la UNESCO por conservar el lugar. El templo se construyó en el siglo XIX por uno de los seis grupos de inmigrantes chinos que llegaron a Malasia y que hablan el Teochew, un dialecto del sur de China. La foto es del interior del templo y según decían en mi guía, allí hacen representaciones teatrales con marionetas pero cuando pasé no tenían ninguna anunciada.

Templo de Sri Mariamman

Templo de Sri Mariamman

Templo de Sri Mariamman, originally uploaded by sulaco_rm.

El templo de Sri Mahamariamman es el más antiguo en Penang de los del culto hindú. De una u otra forma, lleva en ese lugar más de doscientos años. Tiene una torre bastante espectacular en la que se pueden ver dioses, soldados y otro tipo de figuras. Cuando pasé estaba cerrado y eso explica que no haya ningún pordiosero en la puerta, algo que parece ser muy común en los templos hindúes y que personalmente me echa para atrás y hace que pierda mi interés por visitarlos. Si a eso se une que te obligan a descalzarte y caminas por el mismo lugar en el que lo hacen otras personas con unas enfermedades chunguísimas, creo que seguiré absteniéndome en la medida de lo posible de ver los recintos en los que habitan esos dioses.

Deseos y oraciones en papel

Deseos y oraciones en papel

Deseos y oraciones en papel, originally uploaded by sulaco_rm.

Los papeles regados en una mesa, esperando que las personas que quieren pedir algo los cojan y escriban su deseo. Da igual la religión que se siga, en todas existen esas falsas esperanzas de creer que alguien o algo por encima de uno le resuelva la papeleta. Alguien debería anunciar a esa gente que Dios hace mucho tiempo que ha muerto y los que siguen trabajando en su nombre no son más que estafadores.

Dentro del templo de Kuan Yin Teng

Lo que más me llamó la atención del templo de Kuan Yin Teng es que estaba lleno de gente haciendo sus oraciones. Unos quemaban papeles con sus sueños o deseos, otros encendían varas de incienso y los más pachangueros compraban en la entrada unos pajaritos que liberaban y que supongo que al hacerlo, estás de alguna manera rezando. Otra cosa que me asombró allí dentro es la gentileza para que hagas fotos. Le pregunté a uno de los encargados si podía fotografiar a la gente y no solo me lo permitió, me puso en un sitio excelente y se aseguró que me marchara con una buena cantidad de fotos. También me enseñaron un poco el templo por dentro y me explicaron algunas cosas que no estaban en mi guía turística.