Buda de pie en el Wat Suan Dok

La semana pasada lo vimos de espalda y hoy nos acercamos para aterrorizarnos con este Buda de pie que si os fijáis en los dedos de las manos, son todos del mismo tamaño, que espero que no le hayan dado candela de la peor al escultor por tremendo desmán, a menos que el chamo fuera un extraterrestre, que es posible, dada la cantidad de dientes y pelo que hay como reliquias en templos budistas del sudeste de Asia y que definitivamente descarta la pertenencia a la raza humana. Este Buda mira al oeste y el que está sentado detrás de él mira al este. La parafernalia decorativa del techo a mí me pone los pelos de la barba de punta.

Budas en el Wat Suan Dok

En el templo Wat Suan Dok, en el edificio principal, tenemos una aglomeración de Budas con los dos más grandes que son el que está sentado mirando hacia nosotros y por detrás uno de pie que veremos mejor en otra foto. Se puede apreciar mejor el mega-tamaño de las estatuas y del templo si os fijáis en los monjes a la derecha.

La pirámide Chang

Yo soy el primero en reconocer que lo mío no es el artisteo, que de siempre fui brutito como pocos y la originalidad nunca me rozó ni pasó cerca. Cuando estuve en Chiang Mai hice una escapada a la jungla, pasando una noche en la misma, como conté en su día en Caminando en la jungla durante dos días por si alguno tiene dudas y en aquella caminata entre animales dañinos, los seis que la hicimos y un alemán que nos trajeron, por la noche, sentados a la intemperie, con millones de animales gritando con saña y unos mosquitos que eran como golondrinas de grandes y que no picaban, te vacunaban directamente, nos tomamos toda la cerveza disponible en varios kilómetros a la redonda, sobre todo porque un inglés y tres canadienses le daban un empujón al significado de la expresión alcohólicos conocidos. Por la mañana del día siguiente, el de la resaca, yo me levanté temprano y tras ver una serpiente de dos metros venenosa a la que nuestro guía provocaba para que yo le hiciera fotos y pretender ponerme en la mano una tarántula enorme que le dije que se podía meter por el agujero que más gustito le diera, me bajó del cielo un ramalazo de artisteo e hice una pirámide de cervezas Chang con cuarenta y cinco de las latas, que no eran todas pero es que los intentos de seguir haciendo crecer la pirámide fracasaban.

Por descontado, el primero de los borrachuzos que se despertó la destruyó con gran estruendo para despertar a los otros, que el arte es mejor efímero. Por suerte tenemos el documento gráfico ya que mi cámara estaba a mano.

La estupa del Wat Suan Dok

Stitched Panorama

El templo Wat Suan Dok del que ya conocimos ayer su curiosa historia sobre su reliquia, la tiene guardadita, guardadita en la mega-estupa dorada que vemos en la foto, construida al estilo de las que hay en Sri Lanka con forma de campana dorada. Mide cuarenta y ocho metros de alto. La estupa es un punto de referencia que se puede usar cuando estás por allí porque no hay manera de no verla y con el colorcito, aún más fácil.