Categorías
Sukhothai

Estupa con cuatro Budas pidiendo

Aquí ya fue el despiporre budista y pusieron en los cuatro lados de una estupa que tiene una forma más cuadrada que las que solemos ver a cuatro Budas, uno por cada lado y todos en la postura del pedigüeño truscolán, tratando de arramblar dinero para abrir falsas embajadas por el mundo y de ser posible, poner en las mismas a primos, amigos y familiares con sueldazos de escándalo. Los cuatro Budas han aguantado muy bien los siglos que han pasado ahí pidiendo.

Categorías
Sukhothai

Vista de algunas de las ruinas del Wat Mahathat

Vamos a descansar un poco de tanto Buda y volvemos a centrarnos en lo que queda del templo, que por las ruinas se intuye que era fastuoso. Da igual el continente, por todos lados en el planeta nos entraba la vena constructora cuando se trataba de crear templos en los que alojar a los parásitos de los sacerdotes, monjes y demás que con sus cuentos engañan al populacho, que ya resulta sospechoso que tantos cultos, tantos empleados y su(s) jefe(s) no se molesten nunca en aparecer o solo lo hagan en lugares sin una buena cobertura de Wifi o 4G.

Categorías
Sukhothai

Otro Buda sentado con la mano de pedir

A mí es que la postura del Buda sentado con la mano de pedir me fascina y siempre que veo uno le hago foto, así que siguiendo por la parte sureste del Wat Mahathat me tropecé con éste y lo fotografié. Supongo que estaba allí por si algún espabilado llegaba al templo por caminillos secundarios para evitar que los monjes lo sableen y así se topaba con este Buda pedigüeño. La estupa detrás, preciosa. Interesante la construcción que se ve al fondo a la izquierda cerca de los árboles y que es posible que volvamos a ver en alguna otra foto.

Categorías
Sukhothai

El Buda sentado en el Wat Mahathat

Por fin llegamos frente al Buda sentado que está en el viharn del Wat Mahathat. La postura esa dice mucho del Buda, con la mano izquierda pidiendo y la mano derecha hacia abajo para demostrar su asco y desprecio tan grande por truscoluña, que no es nación, aunque otros dicen que los dedos apuntan hacia la Tierra que quiere en propiedad y que espera que se la concedan los podemitas del rastrero y vilipendioso a la par que zarrapastroso conocido como la Coletas, que también pone la mano para que le pongan el dinero los dictadores venezolanos y la chusma y gentuza terrorista iraní. Sigo pensando que en España seguro que le podrían haber tratado el problemón tan grande que tiene ese hombre con las orejas, que se ven muy raras.