Fuente de Neptuno en los jardines del palacio de Schönbrunn

Nos acercamos a la Fuente de Neptuno en la parte de los jardines que llaman el Gran Parterre. Tardaron cuatro años en construir la fuente y se inauguró en 1780. Por detrás de la fuente, en la colina, hay unos pequeños miradores por los que se puede mirar a través de la cascada de agua que llega desde lo alto. El agua tiene ese color medicinal y mineral tan bueno y dicen que los truscolanes peregrinan allí para llenar botellas y escupideras y llevársela a casa.

Publicada el
Categorizado como Viena

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Los comentarios están cerrados.