Momia en la catedral de Milán

Momia en la catedral de Milán

Momia en la catedral de Milán, originally uploaded by sulaco_rm.

Una de las cosas más terribles y morbosas de la secta de los Presuntos Tocadores de Niños a la que me obligaron a pertenecer cuando sin respetar mi inexistente voluntad me obligaron a pertenecer al bautizarme es la manía de meter muertos en las catedrales. No se cortan un pelo y la catedral de Milán es un buen ejemplo. Aquello parece una joyería, con mostradores en los que exponen cadáveres que parecen sacados de alguna película de terror. El de la imagen de hoy te lo topas con dos copas de noche y se te quedan los calzoncillos canelos con el chorrillo de caguelo que te sale instantáneamente. Por más que le doy vueltas, no consigo encontrar una justificación para este exhibicionismo tétrico. No demuestra que existe ni el suyo ni ningún otro Dios, no mejora nuestras vidas, no aporta nada y yo diría que es hasta cruel y malévolo el hacerle algo así a un cadáver, que queda convertido en pieza de feria para el divertimento del populacho.

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Imagínate que acabas en esa pecera pa’ los restos y que encima, de cuando en cuando, el curilla de turno se jala un niño delante de tu corpore insepulto

  2. Sé que no viene al caso de esta anotación, pero estoy esperando impaciente tu post sobre las novedades de Apple, incluído su zapatófono.

  3. No está en mi hoja de ruta el escribir sobre eso. Mientras sucedía, yo estaba mucho más ocupado haciendo trece Cristinas. En algún momento del futuro actualizaré mi iPhone 4S, pero aún no se si será con el 5S o con el 6. No me gusta el exceso de tamaño y realmente habría preferido que sacaran un tercer modelo, el 6Mini con el tamaño del 5S. Como no soy hembra o maricón, no llevo un bolso conmigo a todos lados para transportar esos leños que están haciendo y en verano, sin chaqueta, me veo teniendo que colgármelo al cuello para poder ir en bici y llevar el teléfono al mismo tiempo y ya ni te cuento de cuando esté en la playa con el taparrabo.

  4. Para un jubilado con pensión mínima como yo, todos los productos de las manzanas mordidas están fuera de mi alcance, aunque no te guste no tengo mas remedio que ser cliente de los cabezudos, pero no en los móviles, sigo con mi viejo Nokia, solo me interesa para recibir llamadas y hacerlas, para el resto, el ordenata… 🙂
    Salud

Los comentarios están cerrados.