Buceando en el Cabrón

Las circunstancias de la vida y mi desidia y mi pasotismo hacen que tenga una jartá de vídeos esperando que les llegue la hora para que los vea el tatarabuelo y juro por las mismísimas bragas polutas de Mafalda que la intención es hacerlo antes de que el viejo desaparezca, de nuevo, del mejor blog sin premios en castellano, que no se sabe cuantos minutos le pueden quedar en este barrio. Mi plan para el verano era llenar la bitácora con los mismos pero con la caló tan dañina y la vida social no lo he hecho. Tampoco voy a hacer propósito de enmienda porque tengo claro que soy más falso que Judas el truscolán pero ayer me puse un rato y saqué dos vídeos, que además fueron fáciles porque cada uno fue un pedazo único de grabación, aunque creo que en el primero he hecho algún corte por aquello de agilizar y quitar meneos innecesarios.

En mi visita a Gran Canaria de julio, fui a bucear con la gente del club 7Mares y creo que llevaba pidiéndoles desde que era pequeñito que fuesen al Cabrón, lugar que se llama así porque los Canarios somos fabulosos y qué mejor que decirle a tus amistades que te vas a la playa del Cabrón, eso impresiona muchísimo más. Resulta además que el lugar es uno de los mejores sitios para bucear en Gran Canaria pero la entrada es complicada tirando a complicadísima y en nuestra visita lo vivimos en las carnes propias y en las ajenas, teniendo que entrar al mar por el lado sur de la costa en ese punto, en un sitio en el que uno no se imagina, ni jarto de ron, que se meterá en el mar cargando con una botella a sus espaldas, con aletas y tratando de no resbalar o quedarse atrapado entre piedras. La cosa es que pese a todo eso, merece la pena para ver lo que nos encontramos en el primer vídeo, que tiene de banda sonora la fabulosa canción de Hi Ho Nobody’s Home en la versión de David Baerwald y que aparece en la fantástica serie Mr. Mercedes. El vídeo, si no lo veis por ahí debajo, está AQUÍ:

Salimos por donde mismo entramos, descansamos una hora y volvimos al agua para ver otra parte del Cabrón, igual de espectacular. En este caso, la música es la canción It’s a Life de la banda sonora del maravilloso clásico The Truman Show. El vídeo, si no lo veis por ahí debajo, está AQUÍ:

El vídeo con el resumen del viaje para bucear en Tailandia

Hemos estado varias semanas padeciendo el relato de mis vacaciones en Asia, una cruz y un castigo al que someto a los tres lectores todos los años para recordaros que el mejor blog sin premios en castellano es mío y pongo lo que me sale de las arriolas. Este año en la parte multimedia va a haber un significativo cambio y como sé que todos tenéis una edad y que os cuesta muchísimo evolucionar, os la explico y os la empeto seguidamente para que no os traumaticéis. En este viaje, como pasé el tiempo mayormente bajo el agua, tengo una cantidad ingente de mini-cutre vídeos y os puedo asegurar y os aseguro que acabaréis con arcadas. Además, habrán tres vídeos especiales y el de hoy es el primero de ellos. Se trata de una selección, una especie de lo mejor de lo peor de cada una de las semanas, ya que fueron bastante temáticas, con una en un barco buceando en Tailandia, otra en Indonesia y la tercera en Malasia. Hoy tenemos la parte del viaje que cubre el viaje de buceo a las islas Similan y a la roca Richelieu.

El vídeo dura unos diez minutos y además de las imágenes contiene varias canciones. La versión del llutuve, que es la que veremos por aquí, es algo diferente que otra versión que recibieron algunos por el Güazá. La diferencia está al final, en esta versión no se verán las fotos con los colegas en el barco y además la última canción, que aquí es el tema Un poco loco, es distinta. Como cierta culocochista que comenta y que inventó la hora Virtuditas está frita por verlo, lo que sí veréis en esta versión (y también en la otra) es el espeluznante momento en el que mi amigo el chino de ZumoSol y el Elegido saltamos al agua desde la cubierta de tomar el sol y las tertulias. Ahí se puede apreciar la musculatura del chiquillo, que si te da una hostia te empotra contra un muro de hormigón. Solo hay dos momentos en los que se me puede ver y ambos están al final, dentro y fuera del agua. El resto de la gente son los colegas con los que buceé. Los vídeos están colocados en orden cronológico, siguiendo el viaje. Como soy pobre y no me he comprado el filtro rojo, los colores son un desastre de proporciones épicas. Alrededor del tercer minuto están las tomas del tiburón ballena. Los vídeos de la parte final fueron hechos en dos inmersiones en un pecio que está en un arenal más cerca de la costa y de ahí la diferencia en el color del agua.

También comentar que la gente del barco hizo otro vídeo super-hiper-mega espectacular en el que se ve de todo e incluso cuando estábamos en el barco. Mi intención inicial era ponerlo por aquí pero llutuve lo tiene bloqueado en todo el universo conocido por culpa de una de las canciones que eligieron y como no es mío y no lo puedo cambiar, me temo que no se verá. Dura quince minutos y en el MeMeo parece que va de culo y ya no me dejan subir vídeos nuevos con lo que me quedé sin alternativas.

No os doy más la vara, si no véis el vídeo por ahí debajo, está AQUÍ: