Los Tres Santos del Cao Dai

Los Tres Santos del Cao Dai

Antes de seguir hacia los túneles de Cuchi tenemos una última foto en la Santa Sede del Cao Dai. La entrada y salida al templo era por las dos puertas que se ven en la foto y entre ellas están los tres santos y juraría que el de la derecha es la Princesa Leia, aunque según los de esta religión, ese santo es Victor Hugo, sí, el gabacho. Los otros dos son Sun Yat-sen y Nguyen Binh Khiem y son los santos oficiales de esa religión.

Las Chamas del Cao Dai

Las Chamas del Cao Dai

No sé si estaban castigadas o lo hacían porque les molaba un montón chupar cámara y salir en las fotos pero en la parte de atrás de la Santa Sede del Cao Dai, las pavas que estaban allí en lugar de mirar hacia la parte delantera y permanecer sentadas como el resto, miraban hacia mi y se mantenían de pie. La de la foto tenía cara de no haberse recuperado del disgusto de la menopausia. La banda amarilla en el brazo con la B de Burro no sé si es para que todos sepan que están castigadas o porque tienen labores de Gestapo dentro de la congregación. Por detrás mía y sin salir en la foto había un chamo sentado en el suelo que igual era la razón por la que estaban tan emputadas. Yo diría que el chamo tenía una mamada que no veas porque el hedor a alcohol lo pillabas a cinco metros del colega.

Azul y rojo en el Cao Dai

Azul y rojo en el Cao Dai

Aunque la inmensa mayoría de los chamos y chamas que acudieron a la misa en la Santa sede del Cao Dai vestían de blanco, teníamos un pequeño grupo que tenía los jaiques de color azul, rojo y amarillo. Al parecer los que visten de amarillo remarcan la faceta Budista de esa religión de religiones y con ese color remarcan la faceta de la virtud del amor, los que van de azul tiran por el Taoísmo y el color es el de la paz y los que van de Rojo por el Confucianismo y ese es el color de la autoridad y el marimandonismo. Creo recordar que la guía sugirió que se pueden cambiar el color de la vestimenta si les sale de los mondongos y también que los que se ponían esos colores no eran miembros de la plebe sino que tenían una posición en el escalafón del comadreo de la religión. El uso del ábito de color se reserva para ocasiones especiales pero no se por qué, con turistas viniendo todos los días, aquí tenemos a un grupillo que seguramente les gusta chupar cámara.

Chamas de bailoteo en la sede del Cao Dai

Chamas de bailoteo en la sede del Cao Dai

En un momento de la misa en la sede del Cao Dai, el grupo de chamas que estaba en la parte trasera a mi lado entró en efervescencia religiosa y mientras el resto del elenco está sentado escuchando o mirando algo que pasa en la parte delantera, ellas, en silencio, se pusieron en pie y les entró un frenesí místico y se echaron un baile con rotaciones y demás. Por motivos estéticos, las más viejas y terroríficas están en la parte trasero y las más follables son las que vemos al frente, aunque hay que estirar bastante el concepto, al menos en cuanto a mis gustos. Seguramente alguién me explicó lo que significaban los brazaletes amarillos que llevaban pero esa pieza de información vital ha sido eliminada de mis recuerdos. No creo que fueran judías. Una ventaja evidente de esta religión es el llevar uniforme cuando vas a misa con lo que te ahorras el invertir en ropas para que te vean los otros.