Y el otro extremo de Koh Ba-Ngu


En mi plan original, íbamos a ver la isla Koh Ba-Ngu en un magnífico y fastuoso panorama de siete fotos, gigantesco y precioso, que comenzaba por la derecha con esta foto y acababa por la izquierda con la que vimos ayer. Después llegó el fracaso de los programas para hacer panoramas, los tres que usé y al final nos hemos quedado viendo dos de las siete fotos porque al mover la cámara tanto para crear la imagen, hay diferencias significativas en la luz y sobre todo en el reflejo de la susodicha en el mar y los panoramas que se consiguen son una caca insalvable. Me queda el consuelo que lo mejor de este lugar no se ve, que está debajo del agua, que es todo un paraíso preservado lleno de corales, de peces y de vida, por millones.


Una respuesta a “Y el otro extremo de Koh Ba-Ngu”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.