Bici para pasear en el parque con dos plazas

Tengo la sensación que a veces apuramos mucho el concepto de bicicleta y lo estiramos para que abarque todo lo que lleve pedales y ruedas. Cuando estuve en Málaga para pasar el fin de año fui con mi amigo Sergio y su hijo al Parque de la Paloma. La misión era encontrar y darle algo de comida a un pato que habían liberado recientemente en el lugar pero no hubo manera de identificarlo entre los cientos de patos que viven allí. Mientras dábamos la vuelta al lago artificial me tropecé con el vehículo de la foto y aunque debe ser un cuatriciclo, como parece bicicleta y el escatérgoris es mío, lo añado a mi colección de bicicletas. Se pueden alquilar para dar vueltas por el parque y el que vemos hoy es el modelo de dos plazas y en la próxima ocasión veremos el de cuatro plazas. Sobra decir que aunque hayan dos volantes, solo uno sirve para conducir y el otro es para fardar y parecer un conductor.

3 opiniones en “Bici para pasear en el parque con dos plazas”

  1. Esos cacharros en sitios grandes de recorrer,(como los gigantescos parques de Lisboa o ciertos zoos donde las tienen en alquiler) cuando vas con peques, te facilitan mucho la visita, pero lo del volante de adorno me parece ya ¡superior!, a un adulto no le molesta, y a un peque le entretiene. Que bien pensado!

Comentarios cerrados.