Otra bicicleta zueco

Esta no es la primera vez que vemos una bicicleta bakfiets con la cesta hecha en forma de sueco, que para aquellos con poca o ninguna memoria les señalo La bakfiets zueco holandés que publiqué prácticamente anteanteayer, hace ahora ocho años y un mes. Yo diría que es el mismo molde y hasta parece el mismo tipo de bicicleta y me la encontré en la puerta de una tienda de alquiler de bicis para turistas y supongo que además de servir como reclamo publicitario de la tienda, que mira que bien señala la flecha hacia la susodicha, igual hasta se puede alquilar para aquellos que quieran hacerse unas fotos más fastuosas. Por la forma de la cesta, estas bicis son más bien para llevar un pasajero en el interior de la misma, no creo que sea muy útil para transportar carga. Mirando en la página de otra tienda que las alquila, ellos la tienen a un precio de alquiler por tres horas de diecisiete leuros y cincuenta céntimos y diez leuros más si la quieres todo el día y el seguro de robo cuesta la mitad del precio del alquiler, con lo que la broma de la foto puede salir bien cara. Estas no tienen motor eléctrico con lo que funciona con el tradicional sistema de los patotes, apechugando y sudando cuando subas los pequeños puentes de la ciudad de Amsterdam, que son pequeños pero tienen una pendiente brutal y seguro que a más de uno de la un jamacullo llevando este trasto, sobre todo si además de tu peso y el de la bici tienes que cargar al gandul de paquete. Esta la vi por la entrada del Vondelpark que está cerca de Leidseplein.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Hase Pino Tour

El otro día veíamos una Hase Pino Step y las circunstancias de la vida y mi ángel de la Guarda me llevaron a usar uno de los múltiples aparcamientos de bicicletas gratuitos y vigilados de la ciudad de Utrecht y vine a elegir uno en el que en la misma entrada estaba la bici de la foto, que nos suena porque es otro modelo de las Hase. En este caso esta parece la Hase Pino Tour, definitivamente de la colección de años pasados, pero podemos ver la familiar configuración con un conductor en el asiento que va por detrás sobre los pedales y otro asiento delante de él con los pedales en alto para que el pasajero vaya despatarrado. Este modelo no es eléctrico para nada, funciona con sudor y lágrimas y es muy económico, por veinte leuros menos de los ocho mil leuros te la puedes llevar a tu keli, está prácticamente regalada. A esta le han añadido un cojín en la parte de atrás como para hacer de tercer asiento, pero como ahí también tiene las bolsas de carga, la persona que se siente ahí va a estar muy pero que muy incómoda. Es larguísima por la configuración de llevar al pasajero delantero recostado y por debajo del chasis, las estructuras esas metálicas son para colocar más bolsas, que al parecer una de las funciones de esta bici es irte de vacaciones con la parienta y llevárselo todo en la bici para hacer camping por el camino y antes que alguno me cuente milongas, decir que tengo un amigo que tiene un tándem normal y ha volado con el susodicho en la línea aérea esa irlandesa rancia y tacaña hasta Venecia y ha regresado desde allí pedaleando con su hembra y en otros viajes, la ha llevado hasta Bali y por Europa, ni te cuento, han ido con su tándem por toda Europa y durmiendo en tiendas de campaña en el camino. Mi amigo le añadió una dinamo con un conversor y mientras pedalea, puede recargar los telefoninos. Su bici ya ha aparecido en cierto álbum que todos sabemos como encontrar.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Hase Pino Step

En el pasado lejanísimo del 2014 conocimos la Hase Kettwiesel y en el no tan lejano del 2021 descubrimos la Hase Trigo, dos bicis de una marca alemana para ir recostado y hoy tenemos la cosa más rara, repito, la cosa más rara, tripito, la cosa más rara que hemos visto por aquí y de hecho, límpiate los gafotes, suelta la mielda del telefonino y mira bien la pantalla porque ese amasijo que hay ahí es una bicicleta que tiene un asiento normal, el posterior, y un asiento para ir recostado y con las patotas al aire, el delantero y si os fijáis bien, se ve hasta el pedal delantero, aunque por desgracia, esta estaba aparcada en una mierda de sitio y no pude hacer nada para mejorar la foto y es poco probable y quizás hasta imposible que me la vuelva a cruzar en mi vida, que de hacerlo, susos puedo asegurar y susos aseguro que le haré más fotos. Esta es una Hase Pino Step, una bicicleta hiper-mega híbrida, una especie de tándem con motor central eléctrico pero con la pecualiaridad de que quien conduce y frena es el que va sentado en una posición normal por detrás y el pasajero delantero, va con las patas al cielo recostado. En este caso le han añadido un asiento de niño trasero y tenemos también alforjas laterales. Espero que tengáis el pañal bien puesto antes de leer el precio porque no me hago responsable de daños, que esto cuesta en su configuración más básica, NUEVE MIL QUINIENTOS VEINTINUEVE leuros sin contar los gastos de envío. Por esa pasta tienes esta bici con varias peculiaridades, como que el asiento delantero se puede transformar y servir para llevar carga, como que según ellos, dada la posición del ciclista delantero, es más fácil mantener una conversación entre los dos ciclistas, el que lleva la bici tiene buena visibilidad porque el que va delante está recostado y por eso mismo, es más cómoda para llevar a gente con necesidades especiales, que hasta si no quieren no pedalean, que yo enseguida me imaginé al Ancestral apalancado delante, que desde que lo empezaron a momificar tiene menos movilidad y su intimísima llevando la bici fumándose un porrillo y echándole el humo a la cara del viejo. Realmente la bici es un flipe que no veas, pero con ese precio, te puedes comprar no dos, sino cuatro bicis eléctricas super-hiper-mega chulas o quizás hasta cinco, seis o siete.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Klever B eco

El universo de las bicicletas es infinito y el de las bicicletas eléctricas parece que también. Hace ya al menos mes y medio o dos meses, en una visita a Ámsterdam, vi la curiosa bicicleta de esta foto en la calle y le hice unas fotos. Después investigando descubrí que es de la marca Klever y que pertenece a la serie B, seguramente el modelo B eco, que es el que tiene de velocidad máxima veinticinco kilómetros por hora, ya que también tienen otras que llegan a los cuarenta y cinco kilómetros y que creo que en los Países Bajos hay que matricular y el ciclista debe llevar el casco homologado puesto, tiene que tener carné de conducir coches o motocicletas, tiene que tener seguro, la bici debe tener un espejo trasero y la regla más importante, estas bicis que van a 45 km/h no pueden circular en el carril bici, han de ir con los culocochistas en la carretera. Regresando a la que vemos, que es de las normales, creo que es un modelo anterior al actual, pero mirando este, el premio más barato es de dos mil ochocientos leuros con la batería más fofa y si quieres más batería, puede subir hasta los tres mil quinientos leuros. Las bicis son pesadas, cerca de los veintiséis kilos y creo, aunque no estoy seguro, que se puede doblar para llevar en el transporte público, al menos en la zona central parecía haber una estructura como pensada para doblarla, pero no lo puedo confirmar y no lo confirmo. La empresa que diseña estas bicis parece ser de Taiwan. De nuevo, tengo que decir que me parece algo cara, que vale una pasta gansa para lo que ofrece.

Publicada el
Categorizado como bicicletas