Nihola Low

El domingo pasé por Amsterdam y mientras esperaba al Turco, que estaba en una tienda y yo soy más de comprar por las internetes y paso de interactuar con seres humanos, estaba dando vueltas en la zona y junto a un aparcamiento subterráneo para bicicletas, que ahora en Amsterdam están proliferando por los puntos más turísticos de la ciudad para quitar aquella imagen de miles de bicicletas apelotonadas en las calles, había una zona reservada para bicicletas bakfiets, que son las que llevan la cesta y me topé con esta, una Nihola Low, modelo que nunca hemos visto de esa marca danesa, aunque aquí en el mejor blog sin premios en castellano hay otros modelos de la empresa. Este modelo dicen que es muy estable y fácil de llevar. La cesta es circular y yo diría que demasiado pequeña. Esta es la versión analógica del modelo, sin motor eléctrico y vale la módica cantidad de dos mil novecientos y pico leuros, que después de las que hemos visto ultimamente es casi que una ganga. El ciclista solo tendrá que levantar la pezuña cuarenta y dos centímetros del suelo para poder colocarse en la posición de conducción. La cesta tiene sesenta y dos centímetros de diámetro, con lo que puedes empetar un niño pequeño ahí dentro y la capacidad de carga en la cesta es de hasta cien kilos. El peso de la bici en vacío es de treinta kilos.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Velomovil Quest

Ayer estaba en el centro de Utrecht paseando antes de ir al cine y pasó a mi lado una ligfiets, o un velomóvil y solo tuve tiempo a hacerle una foto desde detrás, pero estas son tan espectaculares que da igual el lado por el que las pilles. En realidad es un triciclo y el modelo es el Quest. Mirando en la página de la empresa, esta bici, que no es eléctrica, se vende por el módico precio de ocho mil cuatrocientos cincuenta leuros, en su modelo más básico y el precio puede subir si se le añaden algunos extras. Pesa casi veintiocho kilos y para hacer un giro de ciento ochenta grados necesita once metros. Es muy similar al velomóvil amarillo que vimos hace más de doce años. Estas bicis son fascinantes y definitivamente, sirven para llamar la atención, pero también es cierto que cuando vas como una bala por una carretera, los coches igual no te ven por ir tan bajo, o las otras bicicletas. Fijaros en la pequeña capota sobre el conductor que tiene que quitar para entrar y para salir.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Urban Arrow Cargo

Ayer en Amsterdam seguí a un pavo que llegaba a la zona cerca del cine con la bicicleta que vemos en la foto y tuve que esperar hasta que se bajó a hacer la entrega para poder tomar la foto. Es una Urban Arrow, de la que ya hemos visto varias bakfiets, como la Urban Arrow Family, la Urban Arrow Family con detalle de la cesta, la Urban Arrow Family con toldo protegiendo la cesta, la Urban Arrow Family en blanco o la Urban Arrow Family con perro y capota y hoy nos centramos en otro modelo llamado Cargo y que viene en dos variantes, la L o la XL. No estoy muy seguro pero yo apostaría que esta no es la más larga. La bicicleta es espectacular y la cesta de carga es gigantesca y ver al chamo ir en bici con toda esa carga encima y dos ruedas es un espectáculo. La bicicleta es eléctrica y creo que la versión sin cesta alguna cuesta más de cinco mil leuros, con lo que el precio de esta ha de ser mayor. Para una ciudad como Ámsterdam en la que aparcar un coche es una pesadilla y los autos tienen bloqueados gran parte de la ciudad, esta es una opción perfecta y gracias al tamaño de la cesta, se puede llevar de todo. La bicicleta pertenece a una compañía de mensajería, de esas que si envías un paquete o un producto, lo llevan de un lugar a otro.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Bakfiets Dolly

Hoy tenemos otra bakfiets holandesa, con su cesta para llevar carga. Se trata de una bicicleta de la marca Dolly y el precio básico es de cuatro mil cuatrocientos noventa y nueve leuros, que a mí me parece algo cara. Entre sus características, la cesta está hecha de plásticos reciclados y según ellos es más ligera y en la susodicha se pueden llevar hasta tres niños, siempre y cuando el peso conjunto sea inferior a los ochenta kilos. En la foto vemos una maxi-cosi dentro de la cesta y para eso, hay que comprar el accesorio para poder agarrarla con seguridad a la cesta que vale la módica cantidad de ciento noventa y nueve leuros. En ese lugar también se puede poner, comprando otro accesorio, otro banco para que se siente el tercer chiquillo, que los otros dos van en el banco que está ubicado del lado del volante. La bici es eléctrica, con motor en el medio y la batería da para ochenta kilómetros de media o treinta y cinco si se usa siempre a la máxima potencia. La empresa que las hace es de Utrecht y creo que hasta ahora no he visto ninguna en la ciudad y la foto la hice en Amsterdam. Aunque el diseño es bonito y la bicicleta se ve muy elegante y funcional, el precio me parece algo excesivo.

Publicada el
Categorizado como bicicletas