Categorías
bicicletas

eBullitt

Hace poco más de medio año que vimos una bicicleta de carga muy parecida a la de hoy en la anotación Bicicleta con plataforma de carga frontal, porque no solo estamos en el mejor blog sin premios en castellano, cuando se trata de bicicletas, este es simplemente el mejor blog. El sábado estuve en Amsterdam y camino de la casa del Turco, pasé junto al Mercado de las Flores de Amsterdam, que podéis ver a la derecha al fondo y que era una de las atracciones turísticas más importantes de la capital holandesa y ahora es una calle fantasma con negocios que están a punto de quebrar. Creo que de un lado del mercado de las flores al otro, no vi más de treinta personas incluyéndome a mí. Seguramente por ese amplio campo de visión, me fijé en una bicicleta aparcada y le hice una foto. Se trata de una eBullitt, que a mí me suena chunguísimo el nombre. La e que le han pegado por delante es porque es la versión eléctrica y se puede ver la batería agarrada al esqueleto de la bici. Esta es otra de esas para llevar carga pero al contrario que la vista en el enlace que puse al principio, en esta la zona de carga no tiene ningún tipo de protección para que no se te caiga la carga, con lo que supongo que siempre hay que amarrarla. La bici no es para nada económica y en su versión eléctrica más básica, que excluye la plancha de madera de la zona de carga, cuesta cuatro mil cuatrocientos leuros. Las fabrica una compañía danesa y en la parte delantera, en lugar de lo que vemos, se puede comprar un sillón para poner ahí o una caja para llevar carga, pero siempre pagando más. No te digo que no sea práctica en una ciudad como Amsterdam en donde no hay aparcamiento gratuito para coches y las bicis se pueden dejar en prácticamente cualquier sitio pero sigo pensando que es un pelín cara.

Categorías
bicicletas

VanMoof S3

Cuando fui por Amsterdam el domingo a ver a mi amigo el Turco nos cruzamos en la calle con dos VanMoof S3 y aproveché para hacerles una foto. Esta marca tiene un estilo muy fastuoso y ya hay al menos una en el mejor blog sin premios en castellano. Estas bicis cuestan unos dos mil leuros, creo que te devuelven dos o tres leuros cuando les das esa cantidad. Son eléctricas y el motor va en la rueda delantera pero no hay un control del motor en el volante, la bicicleta ayuda automáticamente, o al menos eso parece. Tienen también un sistema de cambio de velocidades continuo y automático, con lo que según vas incrementando tu velocidad, lo va poniendo más duro y cuando vas más despacio o acabas de arrancar te lo pone más suave. Sus frenos son de disco y si quieres ser chulo pero que chulo y rechulo de verdad, pagando doscientos noventa leuros te incluyen un sistema que en los primeros tres años, si te la roban, ellos la buscan y la recuperan o te dan una nueva. Por la misma cantidad, puedes tener mantenimiento para tres años y por cuatrocientos noventa leuros tienes ambos servicios. Particularmente, los veo ambos algo caros y las bicis estas, aunque reconozco que son preciosas, no las veo útiles. Tienes que pagar si quieres tener una bandeja delante o sobre la rueda de atrás, que además aguanta muy poco peso. Creo que solo las hacen en versión de “hombre” o para aquellos que no lo sepan, con la barra horizontal arriba para hacerte un cascanueces de los bajos y dejarte listo para ingresar en un coro.

Categorías
bicicletas

Cargo Bike Monkeys Radlader

La semana pasada, cuando aparqué mi bicicleta en el aparcamiento gratuito en el centro de Utrecht me llamó la atención una bicicleta de carga, una bakfiets y aproveché que estaba solo para hacerle una foto. Es de la marca Cargo Bike Monkeys y el modelo es Radlader. Mirando en su página web, es una empresa alemana y han llevado el concepto al minimalismo más puro, aunque puedes comprarle accesorios si quieres tener una cesta, aunque en una configuración como la que vemos es bastante ligera, pesando dieciocho kilos y permite llevar casi ciento noventa kilos de carga. El precio base ronda los dos mil euros, que subirán más o menos dependiendo de los extras. La bici se ve robusta y al menos en los Países Bajos, las bakfiets son muy populares, la gente las usa mucho, sobre todo los que tienen niños y así pueden arrastrar a su prole de un lado a otro sin tener que usar un coche. No estoy muy seguro que en el aparcamiento de bicis estén muy contentos con esta aparcada allí ya que ocupa mucho espacio pero la pusieron al final de la tira de bicicletas y teóricamente, no molesta a nadie.

En casi todas las grandes ciudades holandesas y hasta en las no tan grandes, los ayuntamientos han abierto aparcamientos como el de la foto para que la gente acuda al centro en bicicleta. Su uso es gratuito las primeras veinticuatro horas, suelen estar abiertos un montón de horas y entre el jueves y el lunes no cierran por la noche, con lo que son perfectos para ir en bici cuando sales a tomar algo (o salías). El aparcamiento en el que hice la foto era la antigua oficina de correos de la ciudad y en el sótano había una centralita telefónica para los teléfonos fijos de antes, espacio que ahora ocupan las bicicletas ya que la tecnología se ha miniaturizado un montón. Si quieres dejar la bicicleta más de un día, el precio por día adicional en la ciudad de Utrecht es de cincuenta céntimos de leuro. Al aparcar la bici, al menos en los tiempos anteriores al coronavirus, le ponen un anillo con un código de barras y te dan una pequeña tarjeta con otro y los emparejan, con lo que la persona que quiere llevarse la bici ha de tener el que tú tienes contigo para demostrar que es el dueño y como son diferentes, es imposible para alguien que se encuentre uno en la calle saber a qué bicicleta corresponde.

Categorías
bicicletas

Pesca de bicis abandonadas

Esto ya lo hemos visto alguna vez. El secreto que esconden los canales por toda Holanda es el de bicicletas abandonadas, la gente debe tener algún gen del que yo carezco y obtienen un placer especial por deshacerse de bicis viejas tirándolas al agua, que normalmente es turbia y no deja que se vea nada. Una vez al año, cerca de mi casa, vienen con una máquina y se ponen a pescar junto a un puente y este fue el resultado de este año, dos bicis, una de niños y otra de mayores, ambas en el agua. Hay mil y una formas de deshacerte de una bici en este país siendo la más sencilla dejándola aparcada en alguna estación sin candado, con lo que lo de tirarla al agua como que lleva dos grados de maldad adicionales.