Bicicletas de alquiler en Nápoles

Bicicletas de alquiler en Nápoles

Esto es un milagro más grande que el de la sangre liquificada. En el centro de Nápoles de vez en cuando te tropezabas con un puesto de recogida y entrega de bicicletas y aunque jamás de los jamases vi a nadie usándolas, lo cual podía deberse a que durante todo el fin de semana prácticamente no hubo un instante en el que dejara de llover, me flipó y mucho que estuvieran en tan buen estado y sencillamente, que estuvieran allí. En una ciudad controlada por la camorra, yo daría por sentado que las bicicletas son lo primero que desaparecen para revenderlas en algún otro lugar. Igual no se las llevan porque la empresa que las coloca está relacionada con ciertos elementos de la sociedad napolitana que no es que no sean trigo limpio, es que son más peligrosos que un truscolán en un congreso para discutir la independencia. Las bicis se parecen a otras que ya me he tropezado en Italia y en países Nórdicos.

2 opiniones en “Bicicletas de alquiler en Nápoles”

  1. Seguro que la empresa es de algún mafioso, si, de lo contrario, en Napoles es inexplicable, al menos se robarían las llantas… 🙂
    Salud

  2. Pues parecen muy bonitas, algo turbio habrá para que no se las lleven porque si no, no se explica.

Comentarios cerrados.