Compitiendo con bicicletas cuasi-estáticas

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando caminaba por el Vrijmarkt durante el día de la Reina en la ciudad de Utrecht fueron estas dos bicicletas de carreras que estaban adosadas a un sistema que permite entrenar sin desplazarte y en el que además tenían un aparato que medía algo, aunque no sé muy bien el qué. Por un módico precio te podías poner en una de ellas e impresionar a tus amigos o competir con ellos y demostrar quien es el más rápido. No pude dejar pasar la oportunidad y les hice una foto para mi inmensa colección de fotos de bicicletas y todos los usos y abusos que hay de las mismas. De regalo tenemos al colega con la camiseta naranja que las mira extasiado, como si fuera la respuesta a todas sus preguntas desde el inicio del mundo.

Fijaros también en las dos cajas que hay a los lados del marcador y en las que hay comida que no sé si es para los ganadores o simplemente que necesitaban algo de espacio y eso les vino bien.

Una respuesta a “Compitiendo con bicicletas cuasi-estáticas”

Comentarios cerrados.