El cascanueces y los cuatro reinos – The Nutcracker And The Four Realms

En la Disney parece que hay algún julay que se cree que todo vale y llevan una rachad de cagadas que no veas y la de hoy es otra más que se une a la colección. De entrada la película tiene un trailer que ya te hace pensar que es una mierda o que está pensada para abobancar a los retrasados mentales y que estén un rato en el cine sin hacer ruido y lo mismo se puede decir de niños que todavía se agarran de la teta de su madre pero de alguna forma, hasta yo acabé en el cine yendo a una sesión de DosDé, porque me niego a ponerme las gafas esas de dimensiones mágicas, para ver The Nutcracker and the Four Realms, que ya se estrenó en España con el rimbombante título de El cascanueces y los cuatro reinos.

Una julay se toma un vermú con miel de burra y se coge una moña que no veas

Nunca me llegó a quedar claro cual es el tema pero parece que en una familia de raritos, una chavala descubre una especie de mundo mágico en el que el tiempo pasa a una velocidad diferente y del que al parecer su madre era la Reinona, pero al haber muerto, ella lo hereda y tendrá que cantarles las cuarenta a los regentes que quedaron y que son risqueros que no veas y están por tirarse de los pelos unos a otros o algo así.

Lo primero es decir que en un punto determinado se ponen a bailar danza de esa con tíos con leotardos y no se muy bien como encajaba eso en la historia, sobre todo porque yo estaba en ese momento recuperándome de un jamacullo que me noqueó, ya que esto aburre y mi capacidad para dormirme en el cine se disparó hasta el infinito. La historia es estúpida e infantil hasta niveles dantescos. Hay muchos colores brillantes y muchos personajes tienen voces chillonas que irritan y te despiertan cuando estás durmiendo en la sala. Como siempre, Morgan Freeman vio la oportunidad de agarrar un cheque haciendo el mismo papel de los últimos veinte años y lo trincó y nos regaló esa misma interpretación que hace siempre y que tiene esos primeros planos terroríficos y horrorosos con esos zurullos que le están creciendo por la cara como granos de pajero, que a lo mejor es que lo es. La protagonista es Mackenzie Foy, que se debe haber hecho un curso de alta interpretación en la Escuela de los Tontos-del-Culo y no me extrañaría que lo haya acabado con una nota altísima, porque borda la estupidez y la capacidad para sorprendernos con malas actuaciones. Del resto decir poco o mejor nada, que iban todos vestidos como reinonas presentándose al concurso de las Drag-queen del Carnaval de las Palmas. La historia es tonta, tiene un desarrollo estúpido y un final peripatético. Dura noventa y nueve minutos y seguramente le sobran noventa.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, ya con los colores del póster deberías haber decidido que esto no es cine para ti. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, vete de copas con los del Clan de los Orcos y ahórrate el disgusto.

Una respuesta a “El cascanueces y los cuatro reinos – The Nutcracker And The Four Realms”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.