Categorías
Cine

Bumblebee 

En las últimas horas antes de salir de Holanda de vacaciones, las cosas se desarrollaban a un ritmo frenético en el que si no estaba en mi casa corriendo de un lado a otro y apilando lo que iba a llevarme, estaba escribiendo anotaciones o sentado en una sala de cine viendo una película. La penúltima de todas fue la de hoy, una que desde el primer trailer me provocaba una reacción rara, como de película familiar que puede estar bien solo que en mi cabezón aún están los recuerdos de las que la precedieron en los cines sobre el tema y que en muchas ocasiones eran terribles. Se trata de la película Bumblebee y en España se estrenó la semana pasada con el mismo título y la frasesilla esa que dice que truscoluña no es nación.

Una julay que no puede decir que está malfollá se encoña de un dildo metálico amarillo

Una pava que vive frustrada porque su madre y su hermano son felices con el nuevo padrastro que le da el chimpún y ella vive en la amargura de recordar a su padre reciéntemente muerto, se trae a casa un volkswagen escarabajo cochambriento que le regalaron y resulta que en realidad es un robot de otro planeta y así sin más se hacen mejores amigos y después aparece en la puerta el vecino negro de al lado que se la quiere empetar y también se hace amigo del coche y a partir de ahí, a culocochiar hasta el infinito y más allá, mismamente como Virtuditas y Genín que son dos profesionales del tema.

Yo pensaba que ya habíamos visto la historia de los orígenes de los Transformers pero va a ser que no y han hecho otra que tiene esas escenas de efectos especiales masivos y que sinceramente aburren y entre esos momentos, han metido una película de una chica que añora a su padre muerto, es incapaz de superarlo y en el instituto es el hazmerreír de los zorrones que pululan por allí. La película brilla en esos momentos íntimos de la chica con el coche y posiblemente esté mejor hecha que cualquiera de las que dirigió Michael Bay, el cual tiene que estar con un mosqueo de que te cagas. De entrada, en lugar de la chocha del martes con dos tetas como dos carretas y unos labios inflados que él ponía, pusieron a una modosita que hasta saber actuar y vocaliza, lo nunca visto en esta saga. Añadir a un negro con un pelado que da asco es hasta subversivo. Hay algo de química entre los dos chavales aunque no la exploran demasiado en la película y todos sabemos que la idea es llevarnos a esa escena en la que habrá una lucha de transformers brutal y seguramente, si la perdemos, será el fin de la humanidad como con cualquier otra película, que esto es una plaga. En muchos momentos esto parece más bien una película de la Disney, con el frenillo ese que se ponen para mantenerse dentro del mundillo del cine familiar. Hay boberías pero resultan pasables.

Esto es cine que gracias a los efectos especiales y a los coches, está diseñado para los miembros del Clan de los Orcos, aunque algunos de ellos pensarán que es algo lenta, sobre todo por las escenas esas melosas que no podrán soportar. En cualquier caso, no pretende ser cine para los sub-intelectuales con GafaPasta.

Categorías
Cine

White Boy Rick

Recuerdo haber visto el trailer de la película que voy a comentar y pensar que era un poco chorra pero tenía a un famosillo que cobraba cheque pero como la pusieron como pre-estreno sorpresa a mediados de diciembre, decidí ir al cine y verla sin esperarme gran cosa. No sucede siempre pero de cuando en cuando acierto con estos burdos intentos de adivinar el futuro y así, White Boy Rick no creo que pase a la historia como una de las grandes películas hechas por la humanidad. Eso sí, en España estáis de suerte y se estrenará por aquella barriada periférica la primera semana de febrero y con el mismito título, que se puede traducir al español como truscoluña no es nación.

Un julay cuasi-jinameño da por culo a todo quisqui y acaba bien jodido y mal pagado

Ya cuando te restriegan según encienden el proyector del cine que está basada o inspirada en hechos reales, ya en ese instante sabemos que no vamos a ver una de caballeros Jedis. En este caso es la historia de un chaval con que siendo adolescente y menor de edad se convirtió en el confidente más joven del FBI para cargarse a un criminal que casualmente era negro y después el chamo montó su propio emporio de venta de drogas, que básicamente era lo que hacía para el FBI, pero lo trincaron y lo enchironaron hasta no hace mucho tiempo. En el camino conocemos a su padre y sus abuelos, a su hembra y demás y atisbamos en su vidorra.

Creo que no llevábamos ni media hora de película cuando me dio un jamacullo y me dormí. Así de aburrido estaba. Poner a negros cargados de oro que ni siquiera cagó el moro gritando, peleando y con armas es algo que ya está muy visto. Lo que decantó la balanza hacia el lado negativo fue mi odio instantáneo e intenso del protagonista o del actor que lo encarna, un tal Richie Merritt que dudo mucho que prestara atención en cualquier curso por correspondencia que se hizo para convertirse en actor. Es despreciable y malísimo y destruye con su sola presencia la película. Su carisma con la cámara es tan negativo que puede provocar chispas desde la pantalla a los espectadores positivistas. Da igual que Matthew McConaughey estuviese allí para cobrar el cheque y normalmente es un buen actor, queda totalmente neutralizado por este desgraciado con un bigote que aún no he decidido si me da pena porque tiene cuatro pelos o más bien asco porque está pegado a esa cara. En cualquier caso, la historia no interesa y la forma en la que la cuentan aún menos. Para cuando lo arrestan, el único sentimiento que lograron despertar en mi fue que no lo mataran, seguramente porque no es negro y por culpa de eso, nos tuvimos que mamar un montón de minutos más.

Ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales con GafaPasta tienen estómago para digerir una cosa como esta. Para olvidar y evitar a toda costa.

Categorías
Cine

RBG

Gracias a las peliculillas esas de filmoteca que ponen en dos sesiones de lunes estoy pillando algunas que se me escapan cuando visito la filmoteca de Amsterdam, algo increíble y asombroso porque potencia mi faceta de sub-intelectual con GafaPasta sin cristales, que las uso mucho en el trabajo para acudir a reuniones importantes y que parezca como que estoy interesado. Así fui a ver un documental, sí, esas cosas que ponen en La2 para ayudar a los que tienen problemas con el sueño a dormir y se llama RBG. Por razones obvias, no tiene fecha de estreno en España, que no es país de documentales y en el que algunos como los truscolanes están tan embrutecidos que ni aprenden a hablar el españó.

Una julay ancestral tiene un buen par de ovarios

A ver si hay suerte y nadie lo lee porque yo es que soy ignorantón que no veas y no tenía ni puta idea de qué es RBG y visto el póster hasta pensé que igual era una película de travelos y cambios de sexos. Va a ser que no. Resulta que la chama esa del poster tiene esas tres iniciales y fue a la universidad para encontrar marido como todas en su día pero tiene algún defecto y se convirtió en abogada y luchó por los derechos de las hembras gringas y fue tan puñetera que hasta llegó a su tribunal supremo y con ochenta y pico tacos, se agarró a la silla y no han conseguido echarla porque al parecer, en ese tribunal una vez pones la pata dentro, no te pueden echar y la vieja no dimite ni de coña. La peli es una serie de entrevistas con ella y con un montón de basca que la conoce y la ama u odia y que recorre los últimos cincuenta o sesenta años de lucha por los derechos de la mujer.

Mira tú que yo cuando empieza la película y la vieja está en un gimnasio con ochenta y pico años y antes de que hable estoy pensando en que el macho se le ha vuelto a salir de dentro porque las hormonas que se empeta ya no le deben estar haciendo nada y cinco minutos más tarde estoy enganchado como una perra en celo a una historia fascinante y que desconocía por culpa de mi ignorancia. Este documental lo ha producido la CNN y es fascinante e increíble. Esta mujer ha hecho más que Supergirl por las hembras y aún ahora, sigue ahí repartiendo candela a los republicanos. La vemos a lo largo de toda su carrera y también usan películas caseras de su familia, hablan sus hijos, que ya son ancianos pero como la vieja no se retira, ellos se tienen que joder y seguir currando. El final es un poco meloso y si eres diabético igual te da un subidón de bilirrubina de esa pero por lo demás, es un documental fabuloso para educarnos e iluminarnos, algo que se hace muy raramente hoy en día.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, asume que tu única neurona no puede procesar esto así que ni te molestes. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, tienes una obligación moral de ver esta película.

Categorías
Cine

Mortal Engines

No voy a llamaros ignorantones porque ya se que lo sois y aquí el único que se ha empapado los cuatro libros de esta serie es el Elegido, que cuando descubrió que cierto director terrible estaba asociado al proyecto casi que miró al cielo a gritarle a uno o varios dioses si teniendo miles de millones de julays en la Tierra tenían que elegir precisamente al capullo inepto del Peter Jackson, que está más que demostrado que no sabe ni mear dentro de la taza del retrete. Parece que el colega asumió su estupidez y puso a uno de sus esclavillos como director aunque su nombre es el que ponen por todos lados para engañar y estafar y así ha llegado a los cines la película Mortal Engines y en España se ha estrenado con ese mismo título porque les dio pereza ponerle el auténtico y original de truscoluña no es nación.

Una julay con calenturas se junta con frikis para ver si le dan un buen chimpunazo que la menee

Tras la debacle mundial que produjo truscoluña, han pasado como mil años y ahora las ciudades tienen ruedas, son enormes y se mueven atacando unas a otras, salvo en China que hicieron una muralla y allí prefieren tener su ranchito como el Ancestral comentarista. Una pava le tiene una tirria que no veas a un chamo que vive en la ciudad rodante de Londres e intenta matarlo y al huir le endiñan a un chamo tonto del culo. Juntos se arrejuntarán con otra chusma y gentuza para parar la locura del que trató de matar y que ha hecho un arma que lo puede destruir todo, todo, todo o algo así.

Si estuviésemos hablando de una saga literaria simple y que conozca todo quisqui, igual hasta habría funcionado pero estos libros no son tan venerados y populares y a la hora de hacer la película intentaron meter tanto de lo que hay en el libro que acabaron saturando al espectador, que recibe un bombardeo masivo de pequeños detalles que no le son explicados y que terminan por extenuarlo. Aquí de lo que se trataba es de hacer una película con más de dos horas de efectos especiales pero se les olvidó que al cine vamos a que nos cuenten una historia y no a que nos muestren un catálogo de escenas hechas con ordenadores. El resultado es que visualmente es un pasote pero aburre, cansa, fatiga y además la protagonista es que es más sosa que una sopa de agua caliente. Hay una cantidad ingente de personajes secundarios pero como en la peli salen menos de un minuto, ni te enteras de nada y acabas hasta teniendo fatiga visual con tanto julay. Esto se supone que iba a ser una serie con por lo menos cienes y cienes de películas pero me temo que va por el caminito de ninguna más. En fin, otra para olvidar.

Como tiene muchos efectos especiales y batallas y demás se supone que iba a atraer a los miembros del Clan de los Orcos en manada, pero se les olvidó poner un guión así que dudo que suceda. Esto sí que está totalmente fuera de la órbita de los sub-intelectuales con GafaPasta.