Niemand In De Stad

Mira que me mamo mierdas hechas en Holanda, aunque siempre le doy gracias a los dioses porque si siguiera en España, los palos que estaría recibiendo con el cine subvencionado de estómagos agradecidos que puede provocar y provoca vómitos y diarreas me tendría anoréxico-del-coño, con lo que dentro de lo malo, aquí no se hace tanto cine y pese al exceso de comedias románticas para pavas descerebradas qeu sueñan con pepinos que las empalen, de cuando en cuando hay algo interesante. Lo que sí que no puedo entender es la razón que llevó a estrenar la película que voy a comentar hoy solo en una de las filmotecas de Amsterdam y quiero agradecer y agradezco a todos los dioses conocidos y por conocer que la programaran encajando perfectamente en mi agenda, gracias a lo cual pude ver Niemand in de stad, que imagino que jamás se estrenará en España pese a que tiene una parte de la película transcurriendo allí y a que ya se imprimieron los carteles con el título en español, que por supuesto es truscoluña no es nación, aunque particularmente hubiese preferido que la titularan Nadie en la ciudad.

Un grupo de julays estudiantes se pasan el día cogiendo como conejos desfogados

Tres amigos estudiantes cruzan la frontera que los convierte en adultos entre palos y chochos y la muerte del padre de uno de ellos. En la película los conocemos, fisgoneamos en su complicada y promiscua vida llena de trolas y observamos como los vínculos de la amistad se tensan y se fortalecen con las situaciones de la vida que les ha tocado vivir. O algo así.

Yo ni jarto de té verde de ese asqueroso me podía imaginar que la película me iba a atrapar desde el comienzo y que iba a verme inmerso en una historia increíble de amistad. la historia además muestra a los jóvenes universitarios holandeses en su entorno natural, haciendo burradas y viviendo al límite, mayormente borrachos, ignorantes de lo que sucede en el mundo y siempre tratando de mojar el churro. Tenemos a uno que tiene una novia rica con la que parece que está por conveniencia y que folla con otras cuando puede y finalmente se echa una amante, otra estudiante que es consciente que es la segunda en la lista y de la que se enamora. En paralelo, su mejor amigo se entera que su padre, que vive en España, va a morir y trata de mantenerse al margen, se la suda enormemente, aunque finalmente accede a visitarlo en un fin de semana intenso y lleno de reproches, gritos y llantos. Por último, el tercer amigo, el que parece el más centrado de los tres, resulta que es julandrón pero nunca les ha dicho nada a los otros, aunque uno de ellos lo descubre cuando ve un macho saliendo de su dormitorio. El título se refiere a la sensación que tienes al ver la historia de soledad, ya que están rodeados de gente, se supone que están pasando los mejores años de su vida y sin embargo, cada uno de ellos está solo y llevan la soledad lo mejor que pueden. El final es realmente triste. Hay toneladas de sexo gratuito que por supuesto, son siempre bienvenidos.

Una hermosa historia de amistad que por descontado y pese al sexo, repelerá enormemente a los miembros del Clan de los Orcos pero que sí que puede gustar a los más jóvenes y experimentales de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Una respuesta a “Niemand In De Stad”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.