Trishaws aparcados frente a la iglesia de Cristo en Malaca

Los conductores de trishaws no son tontos y saben que la manera más fácil de conseguir clientes es plantándose a la entrada de los lugares más turísticos de la ciudad y particularmente del Stadhuys y la iglesia del Cristo, sitio en el que se forma una aglomeración de estos vehículos que esperan pacientemente por clientes. Aunque uno puede pensar que hay un orden y que te toca el primero de la fila, lo cierto es que puedes dejar volar tu horterismo y escoger aquel que más te fascine sin ningún problema. Los precios suelen ser fijos aunque aquellos que tienen grandes dotes para la negociación los pueden bajar un poco. Supongo que alguien ha intentado crear un poco de uniformidad entre los trishaws y todos llevan un paraguas idéntico, patrocinado por una compañía de telefonía móvil malaya.

7 opiniones en “Trishaws aparcados frente a la iglesia de Cristo en Malaca”

  1. No se, siempre me ha dado pena imaginándome al pobre asiático pedaleando y tirando de una pareja de gordos occidentales…
    Salud

  2. Ese pobre asiático, con un solo viaje, muchas veces gana lo mismo que el que está lavando ropa todo un mes en algún lugar obscuro durante diez horas al día, así que tampoco te apiades mucho que la industria turística muchas veces es muy beneficiosa para ellos.

  3. Yo es que, de verdad, no me veo montada ahí. Creo que me daría un poquito de asquito, no sé si están sucios o no, por mucho floripondio que lleve incorporado.

  4. Tampoco yo me subiría, por muchos motivos, lo cual no deja de ser una putada para ellos porque es su sustento, como apunta Sulaco…
    Salud

  5. En Holanda tambien van chicos pedaleando para ti y a nadie le parece inhumano. La diferencia sera la pasta que ganan unos y otros. Un besito

Comentarios cerrados.