Vanraam Easy Rider

Vanraam Easy Rider

Los Países Bajos, siendo una tierra que adora las bicicletas, tiene también algunas marcas de las que se oye poco pero que tienen sus seguidores. Hoy tenemos una de esas bicicletas extrañas, más bien un triciclo para grandullones y que fabrica la compañía vanraam, los cuales están especializados en bicicletas para personas con necesidades peculiares, como los ancestrales y algunos minusválidos, tanto físicos, como psíquicos o parasicológicos. Esta bici permite que personas que pueden caminar poco tengan algo de movilidad. Fijaros que frente a los asientos tradicionales de las bicis, aquí hay un sillón que parece bastante cómodo. La bicicleta, en su modelo más básico creo que vale unos dos mil cuatrocientos leuros pero esta versión con motor eléctrico seguramente esté por encima de los tres mil leuros. Por detrás del asiento hay una caja para llevar algo de carga. La bicicleta se cruzó en mi camino en el municipio de Baarn, poblacho cercano a Hilversum al que vamos de cuando en cuando a la hora del almuerzo porque hay una tienda de alcohol que tiene todas las cervezas que nos gustan a mi y al Moreno y en particular, la maravillosa IJsbok con la que podéis seguir soñando el resto de vuestras vidas y jamás la probaréis dado que es un elixir creado solo para paladares muy selectos y que viven en una zona del universo muy determinada. Estas bicicletas son particularmente alargadas y fijaros en la extraña posición del volante, el cual se puede empujar hacia adelante para facilitar el acceso al trono del usuario de la bicicleta.

Una respuesta a “Vanraam Easy Rider”

Comentarios cerrados.